Al descubrimiento de un tesoro pictórico

Tradicionalmente se ubica el Manierismo, estilo artístico que predominó en Italia en el siglo XVI, entre el Renacimiento que acababa y el Barroco que estaba por llegar. Algunos de sus principales exponentes fueron Andrea del Sarto (1486-1530), Pontormo (1494-1557) y Bronzino (1503-1572).
Cuando se cruza el Ponte Vecchio de Florencia para ir a Oltrarno, en seguida a la izquierda se encuentra la pequeña iglesia de Santa Felicita. Hay allí una capilla donde Jacopo Carrucci (Pontormo) ilustró con sus maravillosos colores la bajada de Cristo de la cruz. Algunas de sus obras se reparten entre la Galería Uffizi, el Hermitage de San Petersburgo, la Galería Nacional de Londres, el Museo del Louvre, los Museos de Arte de Washington, Nueva York, Boston, Los Ángeles, Chicago y San Francisco en los Estados Unidos.
Estando en enero de paso por Florencia decidimos conocer una de sus obras famosas que nunca habíamos visto: “La Visitación”, el encuentro entre María e Isabel, las dos grávidas. El evangelio de Lucas ubica en ese momento el Magnificat. La obra es de una rara belleza y en un ambiente que podría haber concebido Giorgio de Chirico, dada su hondura metafísica. La obra está en la pequeña localidad de Carmignano, en la provincia de Prato, a menos de 30 kilómetros de Florencia, verdadera joya de la iglesia dedicada a San Miguel, patrono del pueblo.
Llegamos cuando era casi el mediodía de un día frío pero soleado. La iglesia, en ese momento vacía, estaba abierta y pudimos admirar durante largo rato la obra de Pontormo. Una mirada intensa une a las dos santas en primer plano y con paso de danza. Detrás de ellas, enfrentando al espectador, otras dos mujeres parecen indicarnos la extraordinaria escena que presenciamos: las madres de Jesús y de Juan Bautista. En el costado izquierdo, casi escondidas en el escalón de ingreso de una puerta en ese escenario solitario, hay dos pequeñas figuras que le otorgan extraordinaria profundidad a la pintura y que algunos creen que son las del mismo Pontormo y su discípulo Bronzino.
Al salir de la iglesia, se nos presentó un distinguido señor de esa localidad: Alessadro Capecchi, profesor de Letras jubilado, quien le dedica parte de su tiempo a estudiar la obra y guiar grupos que la visitan. Es, además, uno de los organizadores de “El día de la memoria”, dedicado a recordar el horror de la Shoá en esa localidad toscana.
El profesor Capecchi, a quien conocimos en aquel circunstancial encuentro, nos saludó y se ofreció para ilustrar detalles de la obra que admira y ama. Volvimos a entrar en la iglesia y sus observaciones nos permitieron descubrir muchos aspectos y algunos misterios que encierra. ¿Cómo no quedarle agradecidos? Se nos ocurrió pedirle unas líneas para CRITERIO sobre esa pintura de Pontormo. Y las publicamos a continuación.

José María Poirier

EL ATRACTIVO DE “LA VISITACIÓN”

 

La iglesia de Carmignano custodia, entre otras, una pintura que representa un patrimonio artístico de inestimable valor y que constituye la gloria y el orgullo de esta comunidad.
Se trata de “La Visitación” de Pontormo, fechada por la crítica entre 1528 y 1529, una de las realizaciones artísticas más representativas del Manierismo italiano, sobre la que existe una vasta literatura de crítica de arte aún hoy activa e intensa. No sería ahora el momento de introducir argumentos especializados, históricos y críticos sobre la obra; la intención en este caso es aportar una breve contribución para profundizar en algunos aspectos de particular sugestión emotiva. Debe señalarse que “La Visitación”, con la restauración llevada a cabo hace algunas décadas, ha vuelto a revelar su completa expresión artística y puede ser por ello plenamente apreciada e interpretada.
Desde la primera mirada fascina en seguida la variedad e intensidad de los colores, que se presentan en una composición cromática vívidamente luminosa y rica de elementos cambiantes, expresada sobre todo por los colores verde, anaranjado y rosa, además de la armonía y elegancia de los atuendos con sus abundantes pliegues. Se percibe un sentimiento de belleza antigua y vital, que va más allá de la realidad objetiva y provoca un imaginario que sabe a fantástico y a eterno.
Otro aspecto relevante y abarcador es el de las cuatro mujeres representadas, que se distinguen majestuosamente con sus suntuosos ropajes, en especial los de María e Isabel. Sus vientres grávidos, deliberadamente evidenciados, confirman el valor universal de la sublime espera: en efecto, María dará a luz a Jesús, el Salvador del mundo, e Isabel a Juan Bautista.
Las dos mujeres presentes detrás no han encontrado en la crítica todavía una unánime identificación, pero importa señalar el significado de sus miradas dirigidas hacia el observador, como si quisieran llamar la atención de la inmensa importancia humana, espiritual y divina del encuentro al que están asistiendo.
Por otra parte, es de resaltar la “modernidad” de la obra ya que su construcción no reproduce la iconografía clásica del Renacimiento, tan rica en sus representaciones sacras. Aquí, más allá de la honda significación religiosa, hay una gran humanidad expresada por la presencia solitaria y esencial de las cuatro mujeres, visiblemente reales y auténticamente comprometidas en actitudes de normal ternura y emoción. Además, el saludo entre María e Isabel, que se realiza con armoniosos movimientos, evidencia la dulzura de los rostros y la intensidad de las miradas, junto a la delicadeza y la gracia de la posición de los brazos y las manos, extendidas en un arrebato de afecto y bondad.
Para concluir estas breves líneas quisiera exaltar la belleza introspectiva, entendida en su acepción más completa y profunda, porque “La Visitación” es capaz de atraer, emocionar y hacernos reflexionar no solamente a partir de su valor artístico, sino también por una significación cristiana de dimensiones universales, que trascienden el tiempo y el espacio y se proyectan desde siempre y para siempre sobre el destino del mundo.

Alessandro Capecchi

Comments

comments

1 Readers Commented

Join discussion
  1. vicente fernandez molina on 14 agosto, 2017

    estoy haciendo una copia de este cuadro de la vsitacion,y me ha servido mucho la informacion que me han dado en esta pagina.

¿ QUIERE DEJAR UN COMENTARIO ?