Si 2009 reflejó un peronismo dividido, producto de la célebre resolución 125 y la disputa posterior con el campo, 2011 muestra su lenta pero inexorable reunificación.Además del histórico triunfo de la Presidenta con el mayor porcentaje de votos obtenido desde el retorno de la democracia, estas elecciones mostraron un incremento sumamente importante del bloque oficialista en la Cámara de Diputados. Veintisiete legisladores se incorporan al bloque del Frente para la Victoria, en tanto que el radicalismo pierde una plaza, cedida al Frente Amplio Progresista.

Quien experimenta una enorme sangría es la Coalición Cívica, al perder once escaños, así como los otrora aliados K, cuyo bloque se redujo en ocho miembros. El PJ independiente (diputados cordobeses, santafesinos y pampeanos) cedió seis lugares que se incorporan al bloque del Frente para la Victoria. Queda otro sector del PJ antioficialista, que incrementó su presencia en dos diputados, cuya evolución deberá verse en el futuro.

En 2009, el propio justicialismo se dividió para dar lugar al peronismo federal que, liderado por Duhalde y Rodríguez Saá, intentó disputar el poder. El dictamen del 23 de octubre fue fatal para esta fuerza en ciernes. Poco queda de ella, y todo parece indicar que se incorporará a las filas oficiales.

La foto obtenida por Cristina Fernández de Kirchner en las últimas elecciones es elocuente: salvo San Luis y Santa Fe, las demás provincias han elegido o reelegido gobernadores afines al proyecto oficial. El incremento de diputados le ha dado al gobierno quórum propio en la Cámara de Diputados, e igual situación en el Senado.

No obstante, cabe detenerse en el conglomerado justicialista que se ha reagrupado. Varios gobernadores e intendentes han realizado muy buenas elecciones, con Daniel Scioli a la cabeza. Sergio Massa no sólo ha revalidado sus títulos en la intendencia de Tigre, sino que ha impulsado exitosamente a sus candidatos ante contendores del Frente para la Victoria, en San Fernando y San Martín. Córdoba y Salta tienen gobernadores de cuño justicialista, con ambiciones presidenciales.

La victoria contundente de varios aspirantes, sumada al límite constitucional que posee la Presidenta para presentarse a un nuevo término, signará la disputa interna en los próximos cuatro años. Su desafío será, pues, gobernar en una coyuntura con dos ejes: la sucesión y la situación económica.

El primer eje podría intentar solucionarse con algún cambio estructural en las normas constitucionales. Si nos hacemos eco de los rumores que circulan, habría en cartera una idea de reforma encaminada hacia un sistema parlamentario, con el ministro de la Corte Eugenio Zaffaroni como principal impulsor. Si bien no es momento para debatir sobre el fondo de esta propuesta, debe destacarse que cualquier reforma que esté motivada en la reelección presidencial, o en la invención de dispositivos para perpetuarse en el poder, no resulta una fórmula que haya demostrado resultados positivos en el pasado. La alternancia en el poder, tanto de personas como de partidos, es necesaria en una república democrática.

Por otra parte, una sucesión ordenada, que designe al eventual candidato en el marco del esquema de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias, por ejemplo, sería un enorme salto de calidad institucional. Se nos dirá que hablar de estos temas resulta sumamente apresurado. Es probable, pero las elecciones del 23 de octubre han presentado un escenario cuya complejidad estará dada por la administración y gestión del poder dentro del partido gobernante.

La oposición, por otra parte, tendrá que demostrar a los votantes un apetito eficaz de querer ejercer el poder. Los resultados expusieron que la ciudadanía no está dispuesta a otorgar mandatos a quienes no demuestren capacidad de articular alternativas válidas de gobierno.

El segundo eje de la gestión requerirá de una enorme capacidad política. Temas como la inflación, la competitividad del dólar, los subsidios y la energía (por citar algunos) estarán al tope de la agenda durante los próximos años. La capacidad de resolución de estos desafíos estructurales marcará el ritmo de los años venideros.

Finalmente, triunfos como los que experimentó la Presidenta el 23 de octubre pasado no son usuales. La tentación de privilegiar la democracia por sobre la república será grande. No obstante, la forma de gobierno elegida por todos en la Constitución vigente es la república federal. Con sus defectos e imperfecciones, sigue siendo la mejor forma de convivencia.

18 Readers Commented

Join discussion
  1. Juan Carlos Lafosse on 8 noviembre, 2011

    Sin duda los resultados electorales han sido muy impactantes, sorprendiendo a muchos dentro y fuera de la Argentina, dejando a la actual presidenta en una situación política favorable. Ahora el poder real – que nunca dependió de mayorías democráticas – debe negociar con un gobierno consolidado, que rompiendo las reglas de juego anteriores no responde automáticamente a sus deseos. Veremos hasta donde son capaces de adaptarse a esta situación.

    Más que una reunificación este triunfo parece una resignificación del peronismo, que va dejando atrás los mecanismos de cooptación de dirigencias propio del menemismo para pasar a ser un transformador – no un revolucionario – que atiende los requerimientos sociales y abre canales de participación novedosos, especialmente para la juventud. La visión peronismo/antiperonismo no alcanza para explicar lo ocurrido.

    No se comprende la mención de intenciones de cambio de las reglas de juego, ya que del lado del gobierno nadie dijo una palabra sobre proyectos de reelección, salvo para desmentir lo publicado por los medios de siempre. De cualquier forma, falta mucho para el 2015 y es lo más probable que las primarias abiertas y obligatorias de ese año resuelvan institucionalmente el tema de la sucesión. Algunos no valoran adecuadamente este sistema, tan denigrado hace poco, cuando se dieron cuenta que no les servía para imponer un candidato «salvador». Pero de hecho funcionó correctamente y, por ejemplo, le permitió a Sergio Massa ubicarse en la escena bonaerense con peso propio.

    La agenda de temas pendientes excede largamente al dólar y la inflación, ambos tan mal como insistentemente presentados en los medios, además de los subsidios, criticados antes y ahora pero por razones opuestas.

    Lo interesante de este momento es que encuentra un país con un gobierno con mejor capacidad de maniobra frente a una situación global complicada. Es una real oportunidad para encarar problemas más complejos y avanzar hacia una sociedad más equitativa y solidaria en temas que requieren políticas nacionales bien articuladas con los niveles provinciales y municipales, como la vivienda, la seguridad, la educación, la salud, la política tributaria, la evasión impositiva y la generación de trabajo decente.

    Sabe Dios que pasará con la oposición, aunque sería de desear que adquiriera alguna independencia del sistema mediático, generando proyectos propios y dirigentes con capacidad de debatirlos y contribuir a mejorar la vida de los argentinos. Dependerá de su capacidad de entender el mensaje que los argentinos han querido transmitir.

  2. María Teresa Rearte on 9 noviembre, 2011

    Disiento con la línea editorial, en cuanto se refiere a la unificación del peronismo, fundamentándose en el porcentaje de votos obtenido por la Sra. Presidenta. Es un criterio cuantitativo. Me hubiera interesado que fuera complementado por un análisis cualitativo. Este último hubiera permitido establecer la diferencia unidad (coincidencias ideológicas, programáticas, de objetivos, etc.) y la apetencia de poder, habida cuenta del número de votos obtenidos por el poder central. Lo cual explica el acercamiento, por ej. de la provincia de Córdoba, con la cual la Nación mantenía una deuda, y en consecuencia el gobernador de la Sota decide bajar su lista de diputados nacionales.
    Dice bien el análisis editorial que sólo San Luis y Santa Fe no se alinearon con el gobierno central. Al respecto quiero señalar que un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal reveka qye kas trabsferebcuas realizadas en cada provincia por el Ministerio de Planificación Federal ubica a Santa Fe con los menores aportes (per cápita), de nivel nacional. Muy lejos, por cierto, de los recursos que se distribuyen en las zonas más ricas del país o en provincias como Santa Cruz. La Ciudad AUtónoma de Bs.As. se encuentra entre los más favorecidos. Le siguen la provincia de Bs.As. y la provincia de Santa Cruz. Al respecto, para no abrumar con cifras, permítase citar sólo que un santacruceño recibe 50 veces más subsidios que un santafesino.
    Lo dicho explica por qué en S.Fe los servicios públicos tienen mayores costos. Lo bueno es que, si los subsidios se eliminan, los aumentos serán más significativos en Capital Federal y en el Gran Bs.As, que en S.Fe. Lo que, en el caso de Capital explica el enojo del Ing. Macri, que según dicen aspiraría a postularse para la presidencia en el 2015. No sabe el jefe de gobierno porteño los problemas que afrontamos las provincias que reclamamos por federalismo, que como se podrá apreciar somos muy pocas, poquísimas, y por qué en gran número otras se alinean con el Gobierno Nacional. Y no sólo las peronistas, también los radicales K, como es el caso de Santiago del Estero. Si observamos todo esto, y mucho más, con más detención, comprenderemos que no es sólo el peronismo es que «unifica» o «re-unifica», sino también otros partidos como los radicales K.
    En cuanto al debate de los problemas nacionales si el gobernador Binner había solicitado a la Sra. Presidenta una convocatoria no sólo de las fuerzas políticas, sino de todas las actividades q

  3. María Teresa Rearte on 9 noviembre, 2011

    (no pude terminar el comentario, que continúo ahora) : sino de todas las actividades representativas del quehacer nacional, para tratar los grandes temas que interesan al país, teniendo en cuenta la situación internacional. No hubo respuesta.
    En cuanto a la participación de la juventud, pregunto: ¿cuál juventud? ¿La que milita a sueldo? ¿O la que lo hace por convicciones?
    El clientelismo no ha sido una práctica que sólo la implementara el menemismo. Ha seguido vigente en la actual gestión oficialista.
    No me parece que haya necesidad de proseguir mi propio análisis para comprobar que no hay ninguna «resignificación» del peronismo, como se menciona en un comentario anterior. Y en cuanto a la reunificación del peronismo, yo diría el «aglutinamiento», porque tienen esa condición de reacomodamiento a las situaciones nuevas.
    Reconozco el amplio triunfo de la Sra. Presidenta. Pero no comparto su modo de hacer política. Tampoco su modo de hacer campaña electoral. Es verdad que la oposición tendrá que demostrar apetito de poder y capacidad para ejercerlo. Pienso que el Dr. Hermes Binner lo ha demostrado a través de su trayectoria política. Y en su empeño por instalar su fuerza política a nivel nacional, con modestos pero efectivos logros. Y en eso se propone seguir trabajando, una vez que concluya su mandato como gobernador de mi Provincia. Y deje el gobierno a su sucesor, como corresponde, sin reformar la constitución provincial para perpetuarse en el poder, como estilan algunos gobernadores peronistas alineados con el gobierno central.
    A Hermes Binner, no le faltan ideología, ni proyectos propios, ni dirigentes capaces, para contribuir al bienestar de los argentinos como lo hizo en SFe. Y sobre todo no le falta racionalidad y autonomía, para apoyar las decisiones del gobierno nacional que sean buenas. Y rechazarlas cuando no lo sean, por supuesto por intermedio de sus legisladores, por cuanto él se ha reservado el rol del liderazgo de su fuerza política.
    Y nosotros los ciudadanos sabremos, eso espero, afrontar con fortaleza la situación discriminatoria a la que nos somete el gobierno de la Sra. Presidenta.
    Gracias.
    Prof. María Teresa Rearte

  4. María Teresa Rearte on 9 noviembre, 2011

    Erratas: En la primera parte de mi comentario, en las líneas 9 y 10, debió decir: «revela que las transferencias.»

    María Teresa Rearte

  5. ARACELI on 11 noviembre, 2011

    en santa fe para presidenta gano cristina, solo en san luis pero e fpv gano en la capital de san luis no se puede tapar el sol con un dedo, y yo estoy feliz de que ganara cristina, la mejor presidente a que tuvimos. no les demos vuelta tratando de justificar el resultado, y a la señora que dice que los que milita a sueldo no EXISTEN, ES UNA BURDA MENTIRA

    y a si te sentis discriminada, es tu responsabilidad, la presidenta no tiene nada que ver. ella es la presidenta de todos los argentinos, en el mundo lo reconocen , solo los opositores retrogrados

  6. jose on 11 noviembre, 2011

    Si….»un poco (bastante) apresurados». ¿Qué es una «sucesión ordenada»? Reflejan una mirada absolutamente sesgada/ opositora claramente/ eco del partido de los medios. En fin, una vez más, patéticos. ¿Un nuevo partido quizás? «Gorilas reciclados» o «gorilas del siglo XXI» sería al menos más honesto.

  7. María Teresa Rearte on 12 noviembre, 2011

    Le sugiero a la sra. Araceli informarse y opinar con menos fanatismo y más objetividad.

    Prof. María Teresa Rearte

  8. María Teresa Rearte on 13 noviembre, 2011

    Con relación a la titulada reunificación del peronismo, conque se presenta esta nota, me interesa citar la información disponible a la fecha en los medios periodísticos, que dan cuenta del elevado déficit y deudas que deben afrontar las provincias. Y consecuentemente la necesaria dependencia del poder central. ¿A esta reunificación se refiere la nota? ¿A esta resignificación quien adhiere a la misma? Es la dependencia sinónimo de reunificación, de resignificación?
    Córdoba, con el electo gobernador de la Sota, quiso ser crítica y autónoma con respecto al poder central. Pero terminó como dije anteriormente inclinando la cabeza y alineando sus diputados nacionales en sintonía con el gobierno nacional. Cba. tiene además que afrontar el déficit de su Caja de Jubilaciones que no pasó a la Nación. El gobernador Schiaretti, próximo a dejar el cargo, se queja y volvió a reclamarle a la sra. Presidenta el dinero que prometió pagarle.
    Analistas locales y extranjeros calculan un 2012 complicado. Con un crecimiento económico del 4%; inflación del 25%; déficit fiscal; etc.
    ¿Mauricio Macri opositor? Hay una denuncia de estos días de Ricardo Alfonsin que involucra al PRO y el gobierno nacional, en torno a un acuerdo referido a la cobertura de vacantes en la justicia federal porteña. ¿Macri presidente 2015? Si ya el gobierno porteño está tan quejoso por el tema del transporte, si no hay por lo visto los debidos controles sobre las edificaciones en el espacio de la ciudad, con las consecuencias catastróficas que conocemos, ¿se puede esperar que sea capaz de hacerse cargo del gobierno de un país como el nuestro, con muchos factores favorables, pero también con situaciones muy complejas, críticas, en su amplia geografía? ¿Tiene el ing.Macri conocimiento de la historia nacional, para darse cuenta lo que significa el federalismo para las provincias? Hay que tener conocimiento, fervor por el federalismo.
    SFe tampoco pasó su Caja de Jubilaciones a la Nación, la cual mantiene una elevada deuda con esta provincia y también con su Caja de Jubilaciones, reclamada ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. ¿Qué pasará? Todo es un gran signo de interrogación, no para quienes lo avizorábamos. Pero sí debe ser ocasión de toma de conciencia para quienes celebraron el triunfo sin precedentes de la Sra. Presidenta.
    Creo que hay que dejar de pensar que beneficios se pueden obtener de la cercanía con el poder central. O de este clima light en el que se ha estado viviendo. Y pensar más bien como se debe procurar el bien común, desde el puesto que a cada uno le corresponde. Con trabajo, con esfuerzo, estudio. Con ética ciudadana. Gracias.
    Prof. María Teresa Rearte

  9. fabiio on 15 noviembre, 2011

    Creo que la reunificación del peronismo se da en algunos casos menores, por conveniencia. El quiebre que se produjo con la resolución 125 que enfrentó al Gobierno popular de Cristina con el Campo, en las provincias se sintió y mucho, cuando varios diputados nacionales que hoy están casi terminando algún mandato expresaron en radio, televisión y gráfica, que Cristina se estaba equivocando y que ellos no apoyarían semejante error, etc, terminó con esos mismos dirigentes, gritando «viva el cristinazo» cuando la mandataria nacional arrasó con las primarias y demostró capacidad de liderazgo cuando, reventó las urnas en las últimas elecciones, con la mayoría de los medios privados contrarios a sus políticas. Son los mismos que ahora aplauden cuando la mandataria sigue criticando a esos sectores que hasta la trataron de yegua. Es decir, a los que hablaron mal de Cristina cuando surgió el conflicto con el Campo, los archivos periodísticos los mandan al frente. Como también los describe en su propia hipocresía cuando expresan «se viene el Cristinazo». Es decir, así como piensan estos tipos, muchos dentro del partido, lo hicieron y ahora acompañan, será quizá, queridos lectores, que el peronismo es un movimiento y como tal se demuestra andando…..».
    No coincido con esa persona que sostiene que la reuninifación pasa por los demás partidos, esos se acoplaron. El peronismo tiene esas cosas, tiene épocas buenas o malas, depende de las situaciones y las circunstancias políticas. No es mala palabra decir Aglutinar, se equivoca esa persona que expresa la diferencia entre reunificar y aglutinar. Lo que ocurre es que «reunificar» es más academicista, pero en los hechos la reunificación también puede implicar conveniencias personales, tanto o más que el aglutinamiento, que creo que es más popular, más abierto y legítimamente más aceptable. Porque las políticas sociales y populares, los avances tecnológicos, la posibilidad de obtener una obra social para aquellos que trabajaron en negro toda su vida y ahora pueden tener una mínima jubilación o aquellos jóvenes que muchas veces han cobrado sueldos en negro y ahora tienen el beneficio del monotributo, obra social y poder ser dignos de estar dentro del sistema de producción o aquellos pequeños productores y artesanos que se pudieron agrupar en cooperativas de trabajo pueden hoy vivir dignamente de sus tareas, se aglutinan por convocatoria de un partido que gobierna…. a quién le puede caer tan mal……

  10. María Teresa Rearte on 16 noviembre, 2011

    En la nota se menciona la capacidad de resolución o de gestión, que deberá exhibir el gobierno nacional. Voy a citar sólo dos hechos, de los que cualquier medio informativo puede dar mayores datos.
    Uno, la escasa obra pública en las provincias de Santa Fe y San Luis. Es obvio que son provincias «castigadas» por tener gobernadores de distinto signo político al del gobierno nacional.
    Se puede comparar con la Capital, con Santa Cruz, y otras provincias argentinas.
    Otro dato interesante. No obstante el publicitado éxito del encuentro entre la presidenta de la Nación y el presidente de Estados Unidos, el carácter amistoso del mismo, el presidente de esa Nación y otros referentes políticos de la misma, le están pidiendo a la presidenta argentina que cumpla con los compromisos, deudas, contraídas, por Argentina.
    Dos datos que producen tristeza. El primero porque todos somos argentinos. También quienes vivimos en Santa Fe. El otro, por la imagen que tiene nuestro país en el exterior.
    Cada uno puede sacar sus propias conclusiones sobre el futuro de la reelección presidencial, sobre todo si tenemos en cuenta que la señora presidenta aún no ha concluido su primer mandato. Con preocupación, uno se pregunta: ¿qué nos espera en el próximo período de gobierno de la presidenta? Gracias.
    Prof. María Teresa Rearte

  11. María Teresa Rearte on 16 noviembre, 2011

    A los requerimientos internacionales para que Argentina pague a los acreedores internacionales, se suma ahora el Senado de los EE.UU., de notoria influencia en la política exterior de ese país. Eso a nivel internacional.
    Internamente, el gobierno nacional afronta el conflicto en Aerolíneas Argentinas, con aviones parados y pasajeros durmiento en los pasillos. Las imágenes son de por sí elocuentes. La Cámpora ha barrido con los funcionarios de carrera de Aerolíneas Argentinas. Mientras tanto, el gobierno devolvió a la Fuerza Aérea el control operativo del tráfico aéreo, en contra de lo que ocurre en el mundo que es atendido por civiles. Es la prueba evidente del fracaso de una gestión, a cargo de militantes sin experiencia.
    Reitero una pregunta que ya formulé anteriormente: ¿qué nos espera con este gobierno? Gracias.
    María Teresa Rearte

  12. María Teresa Rearte on 19 noviembre, 2011

    No incurro en ninguna equivocación al decir que no hay tal reunificación en el peronismo. Reunificarse significa hacer de las partes un todo, consciente, reflexivamente. En función de ideas, objetivos, fines, compartidos. La voluntad política sigue a las ideas. ¿Qué «unifica» o «reunifica» a los partidarios del gobierno nacional? ¿El modelo? ¿Qué es el modelo?
    Aglutinarse es agruparse, o reagruparse, sin que haya una idea directriz, que indique un rumbo. ¿Cuál es hoy el rumbo de este país, gobernado por el peronismo k? Se aplaude sin saber exactamente por qué, excepto compartir espacios de poder.
    El gobierno nacional ha tomado algunas decisiones buenas. Pero eso no es todo. Y sobre todo, no son regalos. Son derechos. A la par de esas medidas, hay tantos otros aspectos que se le pueden cuestionar, sobre los cuales sus partidarios no dicen una sola palabra.
    Sugiero a los peronistas aprender que todos tenemos derecho a pensar. Y tener ideas políticas propias. No pueden pretender uniformarnos. Mejor dicho, no deben pretenderlo, porque de hecho sí quisieran que todos aplaudiéramos a este gobierno. Y felizmente no es así.
    Sería interesante que se informaran un poco más, acerca de la realidad nacional. Y que advirtieran cómo es visto nuestro país desde el exterior. Ya mencioné anteriormente la posición de EE.UU. en ese sentido.
    Cada uno debe tener libertad para pensar y expresarse, aunque esa sea una actitud y una conducta que a los peronistas, en particular al peronismo k, le resulte tan difícil de aceptar. No obstante, algunos no vamos a renunciar a nuestras convicciones. Gracias.
    Prof. María Teresa Rearte

  13. Juan Carlos Lafosse on 20 noviembre, 2011

    Sr. Reyes Trelles,

    Un voto no es un cheque en blanco, sino una suma de demandas y esperanzas que tienen derecho a ser consideradas y es responsabilidad primaria de quienes lo reciben responder a esa confianza recibida. Eso, si hablamos de democracia y no de las continuidades conservadoras propias de los poderes fácticos que no dependen ni se preocupan por los votantes.

    En Argentina, nadie que haya leído diarios, escuchado radio o mirado televisión puede siquiera imaginar que exista alguna traba para expresarse públicamente.

    Toda clase de insultos, algunos de una bajeza inconcebible, mentiras y falacias han sido la constante de los medios más importantes del país. Y nadie fue «atacado masiva y públicamente», ni fue procesado o preso por esto ni tampoco se ha cerrado ningún medio.

    El verdadero embate contra la libertad de prensa es la permanencia de un grupo de medios cuya concentración es ilegal en Argentina y también lo sería en los países centrales.

  14. María Teresa Rearte on 20 noviembre, 2011

    Los que no se reunifican, ni se aglutinan, ni se agrupan, ni… , son los radicales. ¿Así pretendían gobernar el país?
    Gracias.
    Prof. María Teresa Rearte

  15. Carlos Jorge Gallo on 27 noviembre, 2011

    Muy oportuno el artículo y quizás aventuradamente me atrevo a aportar mi humilde opinión, por lo que pido disculpas si molesto. Ante todo, respecto al tono de los que han intervenido, es obvio que hay algunos que lo hacen con un nivel apasionado, mientras que otros lo hacen desde el resentimiento, con frenética iralidad y hasta puede percibirse cierto odio. En mi caso, como santafesino nacido, criado, educado y trabajador, trato de no herir que es lo que parece que algunos aparentemente pretenden a pesar del necesario respeto que merece la generosidad del medio ofrecido por «Criterio». Comienzo por manifestar que en mi percepción de lo que está ocurriendo actualmente con la política nacional, a partir de las sucesivas frustraciones de gobiernos electos desde 1983 hasta ahora, el movimiento nacional y popular ha renacido, fortalecido por su experiecia fuera y en el poder. Siempre desde una panorámica personal y que naturalmente puede no ser compartida, me parece que lo actual no es nada más que una etapa más en el proceso de formación de un pueblo para conformar una Nación. Sigue así una línea histórica cuyos períodos más cercanos para mi generación han sido el irigoyenismo y el peronismo, al menos para ponerle un nombre vinculados a quiénes tuvieron que conducir a ese profundo sentimiento que viene de mucho antes de la Revolución de Mayo y se manifestaba ya palmariamente en algunos patriotas de ese entonces. La necesidad de una Patria, algo que sienten y duelen en todos los pueblos enlazados por diversos motivos en un territorio limitado, donde existen componentes comunes y básicamente una trayectoria de luchas, dolores, sacrificios, trabajo, logros, triunfos y derrotas, llantos y risas, fiesta y tristezas, siempre en común. No me parece ver nada peligroso en que alguien haya triunfado en las elecciones con el 54% de los votos, siempre y cuando hayan sido votos legalmente y libremente emitidos por gente conciente y que ha tenido oportunidad de pensar y meditar sobre lo significativo de ese acto tan sencillo y de efectos tan contundentes en el futuro propio y de la descendencia. Si el partido oficial ganó será porque su conducta previa al acto y la oferta futura es la que satisface a mayor número de argentinos votantes y los antagonistas tendrán que hacer buena letra en el futuro si quieren ocupar los espacios de los que se creen merecedores. Esto es muy sencillo en mi parecer, no cabe demasiada discusión si aquí no hubo trampas, lo que no me parece para nada evidente. De cualquier forma, es absolutamente natural, racional y lógico que todo el que está metido en la política – no es mi caso para nada – tiene «apetencia de poder», sino que pongan el violín en la bolsa y se vayan a trabajar a una ONG que es lo que permite desahogar la necesidad interior que todos tenemos en nuestra minúscula humanidad, de aportar al bien común. No siento tampoco – y esto lo digo como santafesino – que tengamos que victimizarnos, dado que esta provincia ha sido históricamente superavitaria en sus presupuestos públicos, aún en los peores momentos de la historia económica más cercana y sino puede tomarse como ejemplo que es una de las pocas o quizás la única que no emitió moneda cuando la espantosa demolición del aparato productivo efectuada por el menemismo hizo horroroso efecto. Si mal no recuerdo, el gobernador saliente a la llegada de la socialdemocracia a Santa Fe, dejó una suma varios cientos millonarias en caja y además las publicaciones periodísticas indicaban que se había realizado una auditoría que avalaba esa cifra, la que al poco tiempo había desaparecido y hacía que el gobierno entrante lanzara un proyecto de incremento de tributos declamando frenéticamente la necesidad de cubrir los déficits que se avecinaban, lo que afortunadamente no prosperó, especialmente porque se concurría – tal como se produjo en el segundo intento – a los tributos al consumo, es decir los que pagan los pobres, o sea nada de impuestos a la propiedad o a la riqueza agrícola en una provincia bendecida por la mano de Dios en este sentido. Se dice que la Nación no ha sido generosa con Santa Fe en los aportes del tesoro y en las obras públicas, lo que indica un desconocimiento absoluto, siendo más que suficiente leer cotidianamente los diarios y ver quién afrontó financieramente las más importantes obras públicas santafesinas. Hoy por hoy, la avenida de circunvalación de Rosario se está poniendo a tono con las necesidades del tránsito automotor con una monumental obra de puentes y nueva banda con financiamiento nacional. Por lo que se refiere al clientelismo, en realidad es una práctica que la hacen todos y en mi caso la he visto en cuanto lugar uno pasa, tal como la universidad en la que los socialdemócratas han hecho tabla rasa en todos los cargos a que han tenido acceso y allí no se ve ningún K ni en broma, más allá que han destruido la UNR escandalosamente con pésimas conducciones de todo tipo, especialmente académicas, implantando el «vivalapepismo» que es lo peor que se puede hacer con quién se ama y pretende de él un buen futuro, es decir el estudiante. Nada peor a un estudiante que regalarle el título porque eso es su destrucción absoluta como intelectual y aportante de inteligencia a la sociedad. Como se dice, no he visto que la trayectoria del actual gobernador haya sido rimbombante, porque durante la campaña previa a su consagración no conocía la provincia y los disparates de sus discursos daban vergüenza ajena. Eso sí, rápidamente la maquinaria de su partido, de la mayo de la difunta en vida «democracia progresista» – ligada directamente y consustanciada con la dictadura militar -, la agonizante UCR, la autodestructiva Coalición Cívica y el grupo minúsculo de Solanas que fue rápidamente enviado al basurero, llenaron de funcionarios de todo tipo en cuanto instersticio encontraron, con pagos de hoteles, comidas, etc. por separado. Pero esto es posible también que sea algo común en todo cambio de gobierno, por lo que no es propio de los socialdemócratas, pero si es importante que se considere que «no orinan agua bendita». Otro aspecto es decir que al gobierno santafesino «no le falta ideología». ¿Qué ideología? Según Alberto Methol Ferré, en una de sus últimas obras dedicadas a nuestro querido subcontinente, el socialismo «no solamente ha sido vaciado de contenido ideológico, sino además de toda conducta ética». Vaya la definición de uno de los más claros hombres de nuestra hermana ROU que he conocido y frecuentado circunstancialmente en mi vida. Para más, si el Sr. Binner, o «él se ha reservado el rol de liderazgo de su fuerza política», ¿Qué se le puede reprochar a la Presidente? Me parece sano y lógico que si un político ha obtenido un triunfo y se siente capaz de manejar consentidamente un movimiento, partido o lo que sea, lo haga con la consagración propia del acto electoral. ¿Qué tiene de malo? Si Binner lo puede hacer ¿Porqué no la Presidente de la Nación con su partido, movimiento o cooperadora escolar? Obviamente, estamo en el imperio de «Lex» y es ésta la que fija el marco de operaciones individuales. Creo entonces que si pedimos «menos fanatismo y objetividad» deberíamos previamente despojarnos – al menos intentarlos – de odios, resentimientos y falsos enemigos, colaborando en el bien común, allanando caminos y fortaleciendo sentidos. Agrego, con la mayor humildad «Polo: el infierno de los vivos no es algo por venir, hay uno, el que ya existe aquí, el infierno que habitamos todos los días, que formamos estando juntos. Hay dos maneras de no sufrirlo. La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y volverse parte de él hasta el punto de dejar de verlo. La segunda es riesgosa y exige atención y aprendizaje contínuos: buscar y saber quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacer que dure, y dejarle espacio.» (Las Ciudades Invisibles – Italo Calvin). Gracias a «Criterio» por brindar este espacio para opinar. Disculpen la molestia.

  16. María Teresa Rearte on 29 noviembre, 2011

    Por lo que a mí se refiere, no me interesa el palabrerío inconsistente del Sr. Carlos Jorge Gallo. Por lo que sólo le haré la misma sugerencia que a la Sra. Araceli: informarse y opinar con menos fanatismo y más objetividad.

    Prof. María Teresa Rearte

  17. jose buceta on 7 diciembre, 2011

    Criterio siempre invita a la reflexión y la discusión de los temas que aborda, así fue y afortunadamente sigue siendo, el título del artículo es una invitacion a la reflexión, yo tengo la edad del peronismo y la fortuna de poder expresarme sin fuentes de información, pues he vivido la historia argentina con el peronismo en el escenario, pues casi nunca se bajó del escenario quizas en algunas epocas se escondió en el foso de la orquesta o detrás del telón pero siempre estuvo y obviamente está
    Y aquí surge el primer interrogante, como puede mantenerse y tan rozagante a lo largo de estos casi 70 años un partido político? He viajado bastante y cuando tuve oportunidad del diálogo político he sido interrogado sobre la esencia del peronismo y debo confesar que en el mundo no lo entienden, los parámetros que hacen y definen un partido político para el resto del mundo no encajan en el peronismo NO es de derecha, NO es de izquierda, NO es clasista, NO es de centro, NO es democrático aunque gana todas las elecciones. Muchos partidos políticos se definen por las conductas prácticas implementadas en sus gobiernos, el peronismo nacionalizó industrias y ferrocarriles, luego los privatizó y ahora los está reestatizando, Tambien puede definirse un partido político por sus líderes, el peronismo tuvo a Peron, Eva Peron, Rucci, Vandor, Casildo Herrera, Campora, Lopez Rega, Cafiero, Herminio Iglesias, Menem, Kirchner y Cristina Fernandez puede alguien encontrar alguna línea que unifique estos personajes?
    Defensores acérrimos y perseverantes de las cualidades republicanas? Mas bien no, siempre han puesto sus jueces en la Corte Suprema y en otras instancias judiciales sin ningun tipo de reparo, siempre orgullosos de sus mayorías electorales nunca han estimulado al Poder Legislativo, mas bien lo han usado en aras de los sagrados principios del justicialismo Y cuando se vió necesario y para mantener el poder hubo de reformarse la Constitucion, se hizo y en 2 oportunidades.
    Todo lo descrito es real e indiscutible, quizás parcial como todo análisis hecho por un aficcionado, pero cierto, como puede entender entonces un recien llegado que un partido político adornado por estas virtudes tenga no solo perdurabilidad sino éxito, inexplicable…y mas aún si se mide en términos prácticos, ha crecido la Argentina en estos 70 años de manera sustancial economica, cultural, socialmente? Creo que no aunque muchos defiendan que con la bandera de la justicia social ha mejorado la situacion de mucho postergado, yo tengo mis reparos pues sin el peronismo estas mejorías ocurren en muchos lugares del mundo, sin ir mas lejos y en el mismo lapso de tiempo veamos a Canada, Australia, Nueva Zelanda, Brasil, Chile etc.
    Pero hay una anécdota ya famosa atribuida al propio Perón que al preguntarle sobre la composición política del pueblo argentino respondió que hay un 30 % de radicales, 28% de conservadores, 20 % de socialistas, 10 % de comunistas, 10 % de anarquistas, y cuantos peronistas le preguntan, ah!! peronistas somos todos. Esta boutade creo que da la punta del ovillo que puede desentrañar al peronismo Quizas Peron quiso y quizás lo logró juntar la mayoría de las cualidades y calidades de la sociedad argentina con sus virtudes y defectos y simplemente haciendo lo que esas mayorías quieran hacer, logró el éxito hoy descomunal en manos de sus sucesores, pues creo que la elección de Octubre es bastante mentirosa, si se analizan con cuidado propuestas y candidatos, los únicos realmente opositores eran Altamira y Carríó, entre ambos no se llega al 5 %.
    Para pensarlo, y ojalá se demuestre lo contrario pues una sociedad uniforme y sin matices no augura buen futuro.

  18. Blue on 13 diciembre, 2011

    Vox Populi, Vox Dei.
    Algo bueno ha traido este gobierno, con sus defectos.
    Algunos lo ven y otros no lo quieren ver.

Responder a fabiio Cancelar