Recibimos una reflexión desde el Instituto de Cultura Popular respecto a la Conferencia de Partes realizada en París, que nos pareció interesante compartir.

Desde INCUPO el Instituto de Cultura Popular expresamos nuestra mirada sobre la Conferencia de Partes o COP21 que en la ciudad de París reúne a los principales líderes políticos del mundo para debatir medidas que apunten a detener el calentamiento global, que afecta y afectará a toda la humanidad, pero principalmente a los más pobres y excluidos.

El 30 de noviembre comenzó en la ciudad de París, Francia, la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 -COP21/CMP11, que se extenderá hasta al 11 de diciembre con encuentros de los que se espera surja un acuerdo internacional sobre el clima, aplicable a todos los países, con el objetivo de mantener el calentamiento global por debajo de los 2°C respecto de la era preindustrial y así evitar consecuencias que sufrirá toda la humanidad y principalmente los más pobres y excluidos.

En este sentido, es importante comprender en su profundidad el concepto de Justicia Climática, porque “todos vamos a sufrir las consecuencias, pero los más pobres son los que tienen menos posibilidades de cobertura ante esos cambios. Por ejemplo, preguntémonos que harían los que viven de la pesca si no tienen más peces y los que viven de los bosques, sin bosques, o con tierras desiertas” sostuvo desde INCUPO el Ingeniero Forestal, Roberto Larrea.

La COP 21 será clave para alcanzar acuerdos que puedan mitigar el calentamiento global y evitar que la temperatura se incremente 2°C en comparación con la era preindustrial. Aunque algunas de las claves para para una buena relación con la naturaleza la vienen dando desde hace mucho los pequeños campesinos y los pueblos indígenas.

“En INCUPO decimos que debemos relacionar lo agropecuario, la biodiversidad y el cambio climático. En los países de Latinoamérica solemos tener el Ministerio de la Producción por un lado y la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable por otro. El aporte que puede hacer la gente que vive en el medio rural como son los pequeños productores, campesinos e indígenas, es importante porque hace muchos años que ellos vinculan el modelo agropecuario, la biodiversidad y el cambio climático”, aseguró Roberto Larrea.

Al pensar en acciones que aporten al enfriamiento del planeta, el Ingeniero Forestal sostuvo que se debe realizar “una reconversión de la agricultura porque está bien que Argentina tenga que producir pero también hay que cambiar de modelo”.

“También hay que sumar prácticas agroecológicas; el control de cuencas; el cuidado de las semillas autóctonas; la rotación de cultivos; las prácticas de manejo ganadero y silvopastoril; el enfoque de género para ver qué piensan las mujeres y los varones; y como lo dice el Papa, para llevar adelante acciones primero hay que preguntar a la gente local y no pensar primero en mega proyectos. Por ejemplo, Bolivia trabaja el concepto de los derechos de la Madre Tierra al igual que muchos pueblos indígenas, es decir, reconocer que hay distintas culturas que se manejan con la naturaleza de distinta manera”, agregó.

Finalmente concluyó –“En INCUPO creemos enfáticamente que hasta que las políticas públicas y la voluntad para implementarlas no contemplen un desarrollo sustentable, rural – urbano, será difícil encontrar soluciones verdaderas en la lucha por el Cambio Climático”.

Comments

comments

No hay comentarios.

¿ QUIERE DEJAR UN COMENTARIO ?