Es necesaria una oposición política con posibilidades reales de controlar al oficialismo y de aspirar al poder.
botana-gil-lavedra-giudici-bullrich-pinedo-ferrariEl 14 de agosto la ciudadanía confirmó de manera contundente a Cristina Fernández de Kirchner como casi segura ganadora de las elecciones generales del próximo 23 de octubre. La abismal diferencia con sus competidores nos lleva a detenernos en esta circunstancia de cara a los años venideros.

Una república democrática sin opositores capaces de disputar el poder con chances razonables de éxito, resulta un escenario poco deseable. En este análisis se inscribe necesariamente la victoria de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires. Exponente de la nueva política nacida a la sombra de la crisis de 2001, se ha posicionado como un referente de la oposición. Aunque sus antagonistas lo asocian permanentemente con la derecha neoliberal y menemista, el líder del PRO siempre buscó despegarse de ese mote, intentando fijar posiciones ideológicamente neutras, si es que ello es posible. La gestión, la cercanía con la “gente”, eslóganes como “está bueno Buenos Aires”, el hincapié en la acción social y en las soluciones para el porteño aspiran a situarlo como eje de un nuevo espacio, difícil de asir.

Si pudiéramos dividir la política en ideologías de derecha e izquierda (con sus matices correspondientes), enmarcadas en una estructura republicana, el análisis resultaría más sencillo. Por ejemplo, en Chile, Joaquín Lavín y Sebastián Piñera nunca renegaron pertenecer a un espacio de derecha, en tanto que la Concertación puede presentarse como una constelación de partidos de centro moderados, como la Democracia Cristiana, con socios del socialismo y el comunismo democrático. Las ubicaciones ideológicas, en estos casos, facilitan el análisis así como el entendimiento de sus propuestas.

En nuestros lares, 1983 nos iluminó con una vuelta al bipartidismo, que no significó –de por sí– claridad ideológica. El año 2001 nos despertó con la eclosión violenta y salvaje de esa ilusión. La incapacidad de la Unión Cívica Radical y del Partido Justicialista –ambos con una larga historia en la República– de poner a la Nación en la senda del rogreso, rompió de la peor manera esta ilusión.

Estos partidos tradicionales tampoco eran ni son ideológicamente nítidos. Sus líderes fundadores fueron movimientistas, intentando fusionar el movimiento con el “sentir nacional”. Un ejemplo de esta “oscuridad” ideológica es la pertenencia de Carlos Menem y Cristina Fernández de Kirchner al denominado Partido Justicialista.

El presidente Luis Alberto Lacalle, en sencilla pero profunda definición, sostiene que en Uruguay los partidos “cortan” verticalmente a la sociedad; son como las varillas de hierro puestas dentro del cemento para mantener firme la estructura. El ejemplo es válido. En la Argentina pareciera que los partidos tradicionales (con sus enormes matices y en especial el justicialismo en todas sus formas) cortan horizontalmente la sociedad, pretendiendo aglutinar en su seno la totalidad de las corrientes ideológicas, y dirimir a cualquier costo quién tiene el poder.

El socialismo en Santa Fe sería la excepción. Si bien es una fuerza política hondamente arraigada en el país, su primera experiencia de gestión –aliada con la Unión Cívica Radical y otros partidos– en Santa Fe (a nivel gobernación) ocurre con posterioridad a la crisis de 2001. El socialismo, a diferencia de los partidos tradicionales, cuenta con una definición ideológica y programática más nítida, que puede verse en sus propuestas, votos en el Congreso y modos de ejercer la administración de la cosa pública.

Néstor y Cristina Kirchner, desde la plataforma del justicialismo, construyeron un Frente que se dice progresista, popular y capaz de romper las estructuras que oprimen al débil. Estas ideas fueron apoyadas de manera contundente el 14 de agosto pasado. Habría, pues, una construcción ideológica que sostiene su propuesta de poder. La oferta electoral que presentó el oficialismo para 2011, con incorporaciones de jóvenes miembros de la agrupación La Cámpora, afirma este camino.

Los cuadros justicialista más ortodoxos –si cabe la categoría– han quedado relegados en pos de estructuras ideológicas más afines a la construcción política oficialista.

La oposición peronista (no kirchneristas), a partir de esta circunstancia, se constituyó con los retazos de este justicialismo herido, dando dos candidatos de ese troo partidario que superaron la prueba de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias, aunque no generaron una adhesión relevante en la ciudadanía. El peronismo federal parece condenado a languidecer frente a la fuerza del peronismo kirchnerista.

El radicalismo, con una rotunda crisis de identidad desatada por el fracaso de la Alianza y de la que no atina a recuperarse, también tomó para sí retazos de ese peronismo maltratado para intentar concretar una propuesta competitiva en la madre de todas las batallas: la provincia de Buenos Aires.

La respuesta del electorado fue contundente, dejando a Unión para el Desarrollo sin ninguna aspiración competitiva. Propuesta Republicana, la constelación de partidos que apoya a Macri, atraviesa con vehemencia este cuadro en la ciudad de Buenos Aires, e intentará –a partir de su victoria– construir un espacio nacional. Nuevo en la arena política, con pocos años de vida, capta cuadros políticos otrora pertenecientes a los movimientos tradicionales.

De hecho, una parte de su tropa manifestó un apoyo explícito a Eduardo Duhalde, en tanto que otra acompañó al radical Oscar Aguad en su campaña cordobesa por la gobernación. Asimismo, además de amalgamar pasados opuestos, da lugar al surgimiento de nuevas y refrescantes figuras políticas, como María Eugenia Vidal o Marcos Peña, que –nos atrevemos a sostener– difícilmente hubieran podido proyectarse con similar magnitud en otros partidos políticos tradicionales de la oposición.

El triunfo de 2011 consolida el espacio de Macri –al menos en la Ciudad– dejando atrás la característica de quien irrumpe en la política de manera efímera sin poder consolidar un lugar en el futuro.

Ejemplos de esta levedad política sobran, en especial a partir de 2001. Por su parte, el socialismo también se afianza en Santa Fe, manteniendo la gobernación y la intendencia de Rosario.

Difícil dilema: para trascender como asociaciones que operan en la república democrática, los partidos políticos necesitan influir efectivamente en el mayor espacio territorial posible. Los partidos políticos tradicionales aún conservan esta característica. El oficialismo hace buen uso de las estructuras del peronismo, potenciándolas con ingentes recursos federales. El partido Radical, en tanto, aún mantiene alguna presencia territorial en varios niveles de gobierno municipal. En el Congreso Nacional el oficialismo robustecerá seguramente una sólida mayoría, en tanto que la Unión Cívica Radical será la primera minoría en ambas Cámaras.

Propuesta Republicana, con Macri a la cabeza goza del raro privilegio de ser la única fuerza política post 2001 que se ha afirmado en estos diez años, demostrando –al menos en un distrito– capacidad de gestión política y administrativa. Los votos así lo han confirmado. Le resta, como reto gigantesco, trabajar en su fundamento conceptual e ideológico, la plataforma para acometer el desafío de la territorialidad, y presentarse así como una alternativa válida en el nivel nacional.

La Unión Cívica Radical, por el contrario, goza todavía de alguna territorialidad y una base de representación en el Congreso Nacional, pero su identidad se encuentra en crisis. Haber apelado a un candidato que se dice “peronista” en la provincia de Buenos Aires, aunque en su momento pareció un paso audaz en pos de construir una coalición competitiva, no fue leído de esa manera por la ciudadanía ni por sus propios correligionarios.

Finalmente, cabe recordar algunos comentarios del fallecido jurista Julio Oyhanarte (ex miembro de la Corte Suprema de Justicia, entre otros cargos relevantes) sobre las minorías en el Congreso.

Dice en su obra Poder político y cambio estructural en Argentina: “la minoría [se refiere a la minoría legislativa] también comparece –es claro–, pero no tanto para legislar, sino más bien para hacerse oír, para debatir, criticar, disentir, denunciar, investigar, ilustrar a la opinión pública, mostrar cuál es la política de recambio y ejercer su derecho de convertirse en mayoría”. La oposición, pues, debe demostrar su capacidad de ejercer el gobierno. Caso contrario, el necesario cambio político se tornará sumamente dificultoso, máxime en contextos internacionales cuyos términos de intercambio resultan favorables a la Argentina. En esta trama, el triunfo opositor de 2009 no alcanzó a plasmar una política de recambio.

El 14 de agosto la ciudadanía dio su primer veredicto. Cualquier tarea de construcción de la “cosa común”, como gustaba decir Jacques Maritain, requiere indudablemente de partidos políticos que sepan actuar en el poder y en la oposición. Necio sería pretender volver a las estructuras políticas del pasado, pero en las aguas que toca navegar, los opositores deberán reinventarse teniendo en cuenta varios elementos: territorio, definición ideológica y capacidad real de gobierno, en caso de acceder a posiciones de poder.

32 Readers Commented

Join discussion
  1. Juan Carlos Lafosse on 5 octubre, 2011

    En realidad “una república democrática sin opositores capaces de disputar el poder con chances razonables de éxito” no resulta “un escenario poco deseable” sino la evidencia de un problema mucho más grave: la no comprensión ni aceptación de las nuevas ideas y los cambios que ocurren en el mundo entero por parte de los núcleos duros del poder en Argentina.

    Hoy ya están en el mismo centro del sistema financiero global los “indignados”, una palabra que describe bien el sentimiento que es el motor de estas protestas. Detrás de este reclamo perentorio de justicia y equidad aparece la idea fuerza que empieza a corroer el pensamiento dominante de estos últimos 35 años: “lo que hay que cambiar no son los políticos, es el sistema” como dicen las banderas en EEUU, Israel, España…. Ese sistema que lleva a la desigualdad y la vergüenza del hambre y la miseria de millones frente a las fortunas obscenas de muy pocos.

    Esto es lo que interpretaron correctamente Néstor y Cristina Kirchner que efectivamente, como dice la nota, “construyeron un Frente popular y capaz de romper las estructuras que oprimen al débil”. Ese proyecto político (o construcción ideológica) que se denomina progresismo, es lo que fue apoyado por la mayoría de los argentinos, que buscamos avanzar en ese sentido y percibimos sus resultados concretos. Hoy, hasta la oposición habla de los logros del gobierno para dejar atrás su imagen de confrontación e irrealidad.

    Para romper esas estructuras antiguas se necesita confrontar. Nadie espera que los poderosos cedan sus privilegios sin dar pelea, basta ver los ataques de la derecha norteamericana contra Warren Buffet, el archimillonario que propuso que los ricos paguen más impuestos. Peor es la reacción frente a políticos que llegaron a la Casa Rosada desde el fin del mundo y pretenden hacer algo parecido.

    La política argentina va pasando así de su eje histórico bipartidista a algo diferente, que se parece más a izquierda/derecha. Y lo extraordinario es que lo hace rechazando explícitamente toda forma de violencia, no se habla de revolución sino de justicia y equidad, de leyes, de debates y de juicios en un clima de libertad de expresión absoluta. Aunque las estructuras principales sobre las cuales se apoya sean las del peronismo, ya no son lo mismo, tal como tampoco lo son Cristina y el innombrable.

    Es natural que frente a la evidencia casi inexorable de la permanencia de la Presidenta hasta el 2015, se propongan análisis de ese futuro lejanísimo buscando comenzar a consolidar un líder opositor. En lo inmediato, también se plantean estrategias para la reducción de daños, tales como evitar la dispersión de los opositores en el poder legislativo. Esto es lo que propone esta nota.

    El obvio apoyo a Macri se comprende desde una óptica conservadora. Decir que hace “hincapié en la acción social” o hablar de “gestión” no parece nada fácil de defender, frente a los presupuestos no ejecutados en las áreas de vivienda, educación, salud y la ausencia total de obras significativas. Y la ciudad de Buenos Aires no es el país, eso ya lo sabían en 1810.

    Sin dudas sería deseable el surgimiento de fuerzas políticas con capacidad de debatir y de proponer alternativas, incluso desde las visiones conservadoras y de derecha. Pero me parece difícil que puedan llegar al poder si se encierran y no ven el mundo y su país desde cerca, si no escuchan a nadie que opine diferente.

  2. María Teresa Rearte on 6 octubre, 2011

    Coincido en la necesidad de una oposición política. Pero no entiendo cómo los ciudadanos votan masivamente por el oficialismo, sin informarse de la realidad del país, motivados al parecer por el «relato» y cierto bienestar. ¿Nada les dice la inflación, la magnitud de la corrupción, la falta de respeto por las instituciones- el estado de la justicia, etc.? Parece que no.
    En cuanto a Mauricio Macri, voy a opinar aunque no vivo en la ciudad de Bs. As. Por un lado, porque no tiene fundamentación conceptual ni ideológica. Pero tampoco tiene discurso. Es puro pragmatismo. Y está muy mal que, a dedo, impulsara a Miguel T. del Sel, sin ninguna preparación ni militancia política previa, para postularse para la gobernación de S.Fe. Por suerte para él y para la provincia no ganó; pero estuvo cerca, por aquéllo de que uno no sabe las motivaciones del voto de la ciudadanía.
    En cuanto a la UCR, tuvieron su oportunidad y no la usaron bien. Ya vimos como terminó de la Rúa. Pero por si fuera poco, postularon a Ricardo Alfonsin, que no tiene condiciones para el cargo presidencial. Y se movió detrás de los votos de F. de Narváez,. dejando de lado las ideas.Es lo mismo que hacen los radicales K, que se subordinan al gobierno en busca de fondos para sus provincias. Y los legisladores de esas provincias votan en consonancia con el gobierno, no por convicción, sino porque quedan rehenes de lo pactado. Además la UCR no ha sido capaz de la menor autocrítica. No se puede vivir del recuerdo de los líderes radicales del pasado, que los tuvo. Se necesitan liderazgos genuinos, pero ahora.
    Pienso que Hermes Binner no es un opositor sobre el cual se pueda preguntar si resurgirá. Binner es un candidato en franco proceso de crecimiento. Y con la intención de instalar su pensamiento político a nivel nacional. Binner tiene probada gestión no sólo como gobernador de S.Fe, sino antes como intendente de Rosario. Tiene un programa de gobierno, honestidad demostrada a lo largo de sus diferentes desempeños en cargos públicos. La constitución de S.Fe no permite la reelección. Pero tampoco buscó reformarla para ser reelecto. En S.,Fe se participa a través del voto; pero también quien lo desea, y la gente lo hace, a través de las asambleas ciudadanas. El gobernador se ha autolimitado en el ejercicio de sus facultades, de modo de asegurar para su provincia la división de poderes. Sé que algunos tienen reparos por su condición de socialista. Nadie trató tan bien a los docentes y manifesto tanta preocupación por la educación, como él, incluso por la educación privada católica, que es parte del sistema provincial. Incluso la Ministra de Educación es egresada de un colegio católico. Y tiene estudios terciarios y una licenciatura. Pero además el gobernador de SFe ha participado con el arzobispo local de la mesa del diálogo, va a la Catedral a los tedeums con motivo de los actos patrios. Sé que se alegará el tema del aborto. Se ha manifestado en contra por su condición de médico. Recuérdese el caso del dr.Tabaré Vázquez de Uruguay, que siendo agnóstico, vetó la despenalización del aborto impulsada por su partido, por su condición de médico. Se dirá que el matrimonio igualitario, etc. Eso es ya una ley, el senador Giustiniani, socialista, votó afirmativamente. Pero no fue el único. Y el proyecto no lo impulsó el socialismo, sino Néstor Kirchner.
    ¿Nadie se preguntó por qué la presidenta, e incluso sus ministros vienen a S.Fe, antes de las elecciones? ¿Por qué el gobernador está en la mira de la Casa Rosada? Binner ha reclamado ante la Corte Suprema de Justicia por la abultada deuda que la Nación mantiene con esta provincia, pero no se ha sometido al poder central. Y es de hecho el único candidato al que, no obstante carecer de medios y estructuras partidarias, el gobierno nacional le presta «atención», porque es el que tiene proyecto, ideología, trayectoria. Voy a dar un dato no menor. Esta provincia no pasó la Caja de Jubilaciones a la Nación, es provincial, y no obstante paga el 82% a los jubilados, sobre lo cual la presidenta no quiere tratar en el orden nacional.para los jubilados nacionales que tienen jubilaciones muy bajas.
    Soy católica, tengo convicciones y coherencia, incluso hago un poco de periodismo por vocación, de modo que sé que la fe cuenta en las decisiones de uno. Por lo cual, quiero decir que el gobierno de Binner se ocupó de que se hiciera una cuidada edición de la obra del P.Florián Paucke, desconocido posiblemente fuera de la provincia, pero fue un jesuíta que evangelizó la misma, y dejó grabados, dibujos, acerca de ésta, y no fue un libro más, sino una obra voluminosa. Llamó la atención que un gobernador socialista se preocupara por difundir la obra de un sacerdote católico, pero es una muestra del civismo del Dr. Binner tanto como de su interés por la cultura, que en S.Fe se han conjugado muy bien con la actuación del intendente radical que tiene la ciudad, un ex-rector de la universidad. Ambos conforman en el ámbito provincial, junto a otras fuerzas políticas, un frente que es el que gobierna la provincia. Algo que no se pudo concretar a nivel nacional, porque con la trayectoria y liderazgo que tiene Binner, los radicales lo querían como vice de Alfonsin e insistieron con la alianza con F.de Narváez, que el socialismo no aceptó. Personalmente tampoco la comparto.
    Pienso que Hermes Binner necesita ser conocido para ser valorado como lo que es, una real opción política en la actual situación que vive el país. Porque más allá de los resultados electorales, la situación nacional es para mí grave. Ahora todo es la euforia pre-electoral, con las visitas, inauguraciones, la campaña de la presidenta, unida a las entregas de electrodomésticos, colchones, planes, etc. El problema es qué vendrá después del 23 de octubre, progresivamente, a medida q

  3. María Teresa Rearte on 6 octubre, 2011

    Decía que el problema es que vendrá después del 23 de octubre, a medida que surjan los problemas y se vaya conociendo lo que ahora no se dice. Cada uno decidirá su voto. Por mi parte he querido dejar mi impresión de la realidad que vive el país. Gracias. Atentamente.
    María Teresa Rearte

  4. María Teresa Rearte on 6 octubre, 2011

    De nuevo con esta nota. Elisa Carrió volvió al parecer al país. Y de regreso ya empezó con las denuncias. En este caso sobre un supuesto pacto entre el gobierno y Hermes Binner, que ha sido desmentido por la diputada socialista Alicia Ciciliani. Que el gobierno esté buscando lo que E.Carrió denuncia podría ser. Que Binner tenga en su plataforma ciertas reformas también puede ser. ¿Pero por qué hablar de un pacto de Olivos II?
    He mencionado el hecho porque este tipo de cosas, como las Elisa Carrió, impiden el desenvolvimiento de un movimiento opositor. Perturban con sospechas el escenario político. Pero nótese que en ese momento no estaban presentes ni el candidato a vice el diputado Adrián Pérez. Ni la diputada Patricia Bullrich, que tiene discrepancias con Carrió justamente por este modo de conducir su partido. Cada uno tiene que sacar sus conclusiones. Pero es necesario pensar a partir de la realidad. Gracias.
    María Teresa Rearte

  5. María Teresa Rearte on 6 octubre, 2011

    Anteriormente dije que pienso que Hermes Binner no resurge, sino que surge, por eso es una esperanza. Datos concretos; denunció el reparto del gobierno heladeras, lavarropas, etc en la provincia de S.Fe entre las personas humildes, a las que confunde., con el dinero de la Anses. Mientras tanto, la inflación es del 24% anual y castiga a los pobres, pero de eso no se habla. Y hay que tener presente que el IPEC de SFe es un referente de consulta, porque es confiable. El gobernador le pidió al kirchnerismo hablar sobre los niños, los jóvenes y los derechos sociales. Estos días previos a las elecciones nacionales es para estar atentos y formar nuestro juicio acerca de quien es quien en el país. Gracias.
    María Teresa Rearte

  6. María Teresa Rearte on 7 octubre, 2011

    La intertesante nota de Diego Botana no podía haber sido publicada en mejor momento. Éste, previo a las elecciones nacionales, donde se conoce la capacidad y la fortaleza del Dr. Hermes Binner, gobernador de mi provincia y candidato presidencial por el FAP. Por eso dije que no era alguien que resurgía. Sino un político que ingresaba al escenario nacional y que merecía ser conocido y valorado. Lamentablemente en medio de la prisa pre-electoral también se descubren también las mezquindades de los opositores desesperados, como dijo la Dra. Margarita Stolbizer, refiriéndose a Elisa Carrió, que reingresó a la política con otro desatino. Y como cabe pensar de Ricardo Alfonsin, que nunca asumirá que él y sus correligionarios son los únicos responsables y culpables del fracaso radical, y que no vaciló por medio de quien los diarios llaman «su brazo derecho» en adherir a los dichos de Carrió. Qué lamentable. Los radicales deben hacer su mea culpa. Elisa Carrió no sé si resistirá esta compulsa electoral. Por lo menos debería pensar en el daño que hace a sus propios diputados, que alguna chance podrían tener. Gracias. Respetuosamente.
    Prof. María Teresa Rearte

  7. María Teresa Rearte on 9 octubre, 2011

    Con relación a esta nota, pienso que Elisa Carrió está en extinción. Entonces sólo le queda la posibilidad de hacer daño, con inventos malintencionados para confundir al electorado, como está haciendo con sus acusaciones a Binner.lEs incapaz de pensar sino en términos de grandes calamidades. Y Ricardo Alfonsin se «pegó» a ella porque ya ni siquiera tiene un discurso. Basta verlo o escucharlo por televisión en su campaña para darse cuenta lo que se sabía desde el comienzo, que no tiene condiciones, por eso lo quería a Binner como su vice, para que aportara la solvencia que él no tiene. Por eso lo buscó al LIc. González Fraga, para que aporte ideas, tenga un discurso que él no tiene, porque lo que dice en sus alocuciones no resiste el menor análisis. Y para peor, la dirigencia redical ha sumado su propia frustración pero también su soberbia, y lo siguen, porque no soportan el protagonismo que está adquiriendo el Dr. Binner. Y están haciendo ellos también daño. Es lo que está pasando ahora con los radicales en S.Fe.
    Pero quiero hacer notar que Raúl Alfonsin (padre de Ricardo) se inclinaba por el parlamentarismo que estos radicales rechazan. Pero lo hacen porque a ellos no se les pasó por la cabeza por su incapacidad, su falta de creatividad. Y les viene oportuno para atarcarlo también ellos a Binner. Y lo otro es que Raul ALfonsin incorporó, adhirió, o como quiera decirse su partido a la Internacional Socialista. Y los radcales, Ricardo ALfonsin, los de Santa Fe, etc critican con encono a los socialistas. Es el encono de los fracasados. COnclusión: los radicales sólo tienen comportamientos rutinarios, repetitivos, son incapaces de aportar ideas, proyectos, emprendimientos nuevos, reformas, que puedan hacer crecer al país. Esta oposición Carrió-Alfonsin-Duhalde- R.Saa puede que siga andando, pero no «resurgida».Quizás si a su gestió Macri le suma ideología su fuerza se pueda consolidar. Personalmente hago votos por la consolidación de Hermes Binner, pese a todos los ataques repito malintencionados de los perdedores como Carrió y Alfonsin y los radicales que espero se den cuenta que ya demasiado daño hicieron y están haciendo, los que para algunos entre los que me cuento han perdido toda significación política, con su anacronismo al que sólo le faltaba condimentarlo con maldad.
    Más allá del resultado electoral, de quien gane, la situación del país es grave, no sólo por el poder que acumulará la presidenta, sino por la inutilidad de Carrió, Alfonsin,etc. y lo espinoso que le hacen el camino aHermes Binner que creo representa una real opción política en este momento.La única fuerza opositora con relevancia política, no tanto cuantitativa, sino cualitativamente. La otra fuerza es el PRO pero no participa a nivel nacional. De modo que así están las cosas.
    María Teresa Rearte

  8. Gastón on 12 octubre, 2011

    Por ahí no hace a la esencia, pero son barras de acero, no de hierro y no «dentro del cemento», sino «dentro del hormigón». Que es una mezcla de cemento, arena y agregado grueso (canto rodado, piedra partida, etc) amasada con agua. Perdón, pero soy ingeniero civil especializado en estructuras y algunas cosas me «hieren la vista».

  9. Luis Alejandro Rizzi on 12 octubre, 2011

    El kirchnerismo logró una rara virtud, si asi se la puede llamar, es gobierno y oposición a la vez y precisamente este enigmático oximoron político no pudo ser descifrado por los demas partidos políticos que aparecen perdidos, sin identidad en este torbellino casi surrealista que es el escenario político de la Argentina.
    También debemos mirar el comportamiento de la gente. Creo que padecemos de «neurosis política» entendida como un trastorno obsesivo compulsivo de una parte de la sociedad. La misma gente que se queja por el desorden social o anomia que padece la argentina, que reclama por la baja calidad de los servicios públicos que nos llevaron al paroxismo de llamar «tren de los pueblos libres» a una formacion que demora 20 horas para recorrer 800 Km sin ningún tipo de confort, la misma gente que reclama por el crecimiento de las «villas» siente esa necesidad compulsiva de apoyar e identificarse con el Kirchnerismo.
    Estamos viviendo un momento muy grave y al carecer de verdaderas elites orientadoras el Kirchnerismo se ha convertido en una fatalidad aceptada y legitimada y ello quedará rubricado elproximo 23 de octubre.
    No estoy menoscabando o poniendo en duda a la sociedad, pero si la veo enferma y creo que hay temor a decirlo, la Argentina esta(mos) enferma(mos) y solo la política la podrá curar.
    A mi me cuesta encontrar algo rescatable en estos ocho años, estamos siendo gobernados por «hacedores de la nada» que tienen la capacidad de presentar a la «nada» como un gran logro y esta concepción fue aceptada por la sociedad o una parte mayoritaria.
    Ojo no pongo en duda la legitimidad democrática del Kirchnerismo, si la pondría en duda si intento ponderar lo que llamaria su «legitimidad política» porque ello nos llevaria a «medirla» con relación a ciertos valores que han sido cuando menos ocultados o pareceria que resultan molestos para la sociedad, ese examen de calidad no lo resiste.

  10. Hugo Roqué on 12 octubre, 2011

    Coincido mucho con María Teresa Rearte. Como ella es santafecina, uno tiende a pensar que su apoyo a Binner es por su coprovincialidad. Espero que no sea así. Yo también soy católico activo pero en la prov, de Bs As. No soy socialista ni radical ni peronista. Sólo se me ocurre apoyar a Binner como Presidente, pero como governador de mi prov. a De Narváez. y a sus candidatos parlamentarios nacionales y provinciales. Dar detalles, sería muy largo. Gracias a quien me leyó y gracias a CRITERIO. Cordialmente, Ing. Hugo Roqué

  11. Hugo Roqué on 12 octubre, 2011

    No estamos en la India ( donde trabajé), es decir que el costo de candidatearse políticamente es altísimo en nuestro país. Es una de las razones por las que elegí a F. De Narváez a quien ya le critiqué varios aspectos de su campaña, pero mal de muchos….Chau, Hugo Roqué

  12. Carlos De Nápoli on 12 octubre, 2011

    Hola Rearte, después responderé matizando sus apreciaciones políticas, no sin antes dar mi punto de vista sobre la publicidad televisiva de los liquidadores de la UCR.

    Ricardito Alfonsín o el mensaje equivocado.

    El matutino porteño La Nación publicó hoy una encuesta realizada por la empresa Poliarquía Consultores, con vistas a las próximas elecciones presidenciales del 23 de octubre de 2011. De estos pronósticos con marco académico surge que la actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner obtendría cerca de un 53% de los votos, mostrando al socialista Hermes Binner en segundo lugar, asunto que lo proyecta como primera minoría, elevándolo a su vez como líder espiritual de la oposición.
    Abandonado por propios y ajenos, Ricardito Alfonsín tiene la penosa tarea de hundir las naves del radicalismo, confundiendo este acto desesperado con una actitud de heroísmo, a todas luces inexistente para la mayoría de la población, que lo observa atónita desde la costa maniobrando como el más inútil de los principiantes.

    La encuesta antes mencionada, y otras similares, lo sitúan en un tercer o cuarto puesto, en plena caída libre a los ojos de los electores.

    Pero además de su inexperiencia, asusta mucho la ininteligible campaña política que realiza en los medios. Durante años, señaló a la “crispación presidencial” como uno de los elementos negativos del actual gobierno, mostrándose ahora, a dos semanas de las elecciones, gritando casi desaforado como conductor de los crispados, haciendo por otro lado comparaciones inadecuadas y pronósticos electorales que hubieran costado el pellejo a cualquier oráculo de la antigüedad, druida galo o brujo medieval.

    Y de leer el análisis de Poliarquía debería retirar ahora esta campaña tan equívoca y confusa. Resulta claro en la encuesta que el 95% cree firmemente que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner obtendrá la reelección, por lo que hablar de posible “segunda vuelta de ella con él” lo termina por perfilar como antipático o tremendo iluso en el mejor de los casos. Por supuesto, siempre debe haber margen para la ilusión, ya que esto hace a la esencia del ser humano, pero en política tal verdad puede llevar al soñador a caminar por la delgada línea que separa el cadalso de la hoguera.

    Si los pronósticos se cumplen, los “propios y ajenos” ya mencionados, le pasarán facturas de filoso acero.
    Por suerte para Ricardito Alfonsín, en política existe la resurrección ilimitada, y un muerto en vida, abandonado, negado y crucificado antes de comenzar a predicar por sus apóstoles, puede resucitar en un par de años dando consejo o realizando nuevas predicciones.

    En menos de dos semanas veremos como es la realidad de las cosas que muchas veces nos negamos a ver.

    Carlos De Nápoli

    Historiador- Asesor histórico en materia de nazismo de canales de televisión locales y extranjeros.

  13. Juan C. Mac Donnell on 12 octubre, 2011

    Me parecen muy interesantes, tanto el artículo de Diego Botana, como los comentarios de quienes me preceden.
    Por mi parte estimo que existen dos problemas insolubles en la actualidad.
    1.- Uno, en el ámbito local o del País, que es la inexistencia de ideas diferentes a las de la actual administración. O sea, todos los que se titulan o ubican en el rol de opositores no difieren mayormente de las ideas o gestiones que realiza o pretende realizar el kirchnerismo peronista, o cuanto menos, nunca han manifestado públicamente ( o se cuidan de hacerlo) ideas disimiles y sobretodo, formas de implementarlas diferentes a las de la actual administración. De ello existen pruebas suficientes en cuanto a la estatización de las AFJP, de Aerolíneas Argentinas – en realidad no se sabe cuál es la situación jurídica real, pero a nadie le preocupa -, inexistencia de un presupuesto para el año 2011 que ningún diputado o senador opositor pretendió discutir, proyecto de ley del aborto, etc. En síntesis, la oposición ofrece como propuesta para el indeciso o indiferente (40% aproximado del padrón electoral) un pensamiento y/o gestión futura similar a de los actuales gobernantes, si bien aduce que lo hará en forma mucho mas honesta y defendiendo las instituciones, de lo cual ninguno de los opositores, en forma individual, como quienes los rodean, a dado pruebas acabadas, salvo excepciones limitadas al ámbito local provincial, que claramente no muestra ni marca una tendencia en el ámbito nacional. Esa es la causa principal, a mi juicio, del vuelco a favor de Cristina del voto indeciso, con el cual puede obtener el 50 o más por ciento de los votos en la próximas elecciones.
    2.- El segundo problema, que trasciende el ámbito de nuestro País, se traduce en el claro desconocimiento de las dos vertientes filosóficas que han venido gobernando el pensamiento político, las cuales devienen del racionalismo Kantiano, seguido por Engels, Hegel, Marx, entre otros, y del liberalismo de Locke y Hume.
    Sin pretender realizar un desarrollo profundo y con independencia de lo que quisieron expresar o demostrar sus expositores, como de sus motivaciones, lo cierto es que el racionalismo kantiano defiende al Estado como el que debe definir el denominado bien común y que por ende debe intervenir necesariamente en todas las actividades de los ciudadanos que lo comprenden, sean éstas políticas, económicas, etc.; mientras que el liberalismo considera que el Estado no debe definir el bien común de los ciudadanos (que en general termina siendo el bien del gobernante de turno), ni intervenir en actividades propias de los ciudadanos, ni establecer quien pierde o gana en el libre intercambio de bienes o mercado como se lo denomina en general, etc. El liberalismo parte de la base que el individuo es el centro de la sociedad y tiene un rol superior al Estado, siendo el mismo quien debe definir lo que esta bien o mal para él, quedando el Estado en un rol subsidiario de esa voluntad o acción individual, debiendo intervenir únicamente para asegurar el orden, justicia y seguridad, o para evitar desvíos o para prevenir situaciones distorsivas o de abusos (por ejemplo el capitalismo in extremis), o en subsidio o ayuda de los ciudadanos que por algún motivo se encuentran en una situación de disminución o indefensión (asistencia, previsión y seguridad social).
    De allí que las expresiones «neoliberalismo», «conservador», «progresista», carecen, siempre en mi criterio, de significado alguno en la medida que no se defina a qué corriente filosófica se las pretende asimilar, ya que existen innumerables casos de situaciones a las que se enmarca ideológicamente en una determinada postura y realmente se encuentran en sus antípodas. Dos ejemplos servirán: cuando los empresarios argentinos pretenden o logran limitar las importaciones para no tener competencia y se los ubica como neoliberales o conservadores, al margen de la inconsistencia filosófica de ambas expresiones, están en las antípodas de un pensamiento liberal. A su vez, cuando un gremio defiende los derechos individuales de un trabajador para trabajar sin las trabas u obligaciones que le impone su empleador, está realizando un acto propio del pensamiento liberal.
    Es por eso que la falta de coherencia, o conocimiento, en lo que se refiere a ambas vertientes filosóficas hace que no se tenga claro hacia donde se quiere ir, como también a la comprensión y/o análisis de las continuas idas y vueltas de los políticos, y nos sorprendan supuestos cambios ideológicos, que en realidad no son tales, como es el caso de Menem, el cual nunca tuvo un pensamiento liberal ni tampoco tuvo una gestión liberal, a poco que se realice un análisis profundo de la misma, pero sin embargo se lo ubica como liberal (en realidad como neoliberal, frase que reitero no entiendo que quiere decir).
    Gracias.
    Juan C. Mac Donnell

  14. GUSTAVO LEONARDINI on 12 octubre, 2011

    MUY BUENA NOTA,SIN SER SOCIALISTA VALORO,HA BINNER PUEDE SER UN CANDIDATO
    POSIBLE PARA NUESTRA NACION,SIEMPRE QUE LOS TERRIBLES MEDIOS DE COMUNICACION
    NO LO MALTRATEN Y LE DEN UN ESPACIO INTELIGENTE PARA EXPRESAR SUS IDEAS.
    DE UNA VEZ POR TODAS, EL 70% DE LOS CIUDADANOS,DEBEMOS UNIRNOS.Y DEJAR DE SER
    MANEJADOS POR UN 30% QUE AL FIN Y AL CABO ES MAYORIA..
    BASTA DE ALFONSIN,CARRIO,DUALDE,DE NARVAES. HOMBRES NUEVOS NECESITAMOS
    Y QUE SE LE DEN ESPACIOS PARA HABLAR. NO SIEMPRE LOS MISMOS,EN TV. RADIO. DIARIOS
    BASTA DE PORTACION DE APELLIDOS. Y CADA 8 AñOS RENOVAR A TODOS QUE SURJA GENTE
    NUEVA.

  15. María Teresa Rearte on 13 octubre, 2011

    Sobre el comentario del Ing. Hugo Roqué, efectivamente soy comprovinciana del Dr. Hermes Binner.Pero mi apoyo no es por eso. Sino porque viviendo en la misma provincia, y dependiendo de su gobierno, he seguido con mucha atención su gestión. No sólo estoy conforme, sino que hay aspectos en los que me ha sorpendido para bien.
    Por otra parte, soy totalmente anti-K. Y en la oposición no hay ningún candidato que me interese. Binner tiene gestión, larga gestión si consideramos su actuación como intendente de Rosario. Tiene programa, y en este momento es el único presidenciable con un programa. Tiene una ideología, su plataforma es coherente con su ideología. Es honesto. No se le conoce ninguna denuncia por corrupción. Si leyó mis comentarios, no voy a insistir con lo que ya dije. Saludos.
    Prof. María Teresa Rearte

  16. daniel fuentes on 13 octubre, 2011

    La cosa común por los comunes. Obviamente el pro parecería encontrar el camino que debería recorrer la oposición para poder ser lo primero que reconoce es «la cercanía con la gente y el hincapié en la accion social y en las soluciones para el porteño»
    El error que comete sería intentar despegarse del mote «menemista» y esto muestra que no entiende como las «estructuras oprimen al debil». El kirchnerismo «desde la plataforma del justicialiasmo construyeron un frente que se dice progresista popular y capaz de romper las estructuras que oprimen al debil» y recibieron un apoyo «contundente» el 14 del 8- El menemismo en la decada del 90 también lo obtenía. Si asumimos que los candidatos pretendidos justicialistas llegaron cerca del 70 % de electorado, la conclusión que podemos extraer es que el gobierno y la oposición, es decir, que el mecanismo político que conduce a la gobernabilidad debería tener en el punto de partida un universo que incluya esa plataforma justicialista que tiene en cuenta a la participación y no una participación expectante sino una participación activa donde » la configuración política de esta comunidad organizada implica en creación de un sistema de instituciones politicas y sociales que garanticen la presencia del pueblo en la elaboración de las decisiones y en el cumplimiento de las mismas», y mientras no haya un mecanismo de participación asi como los sectores económicos lo tienen deambularemos desde una idea a otra conducidos por el sector que mejor haga lobby o que mejor pague.
    Daniel Temperley

  17. María Teresa Rearte on 13 octubre, 2011

    En la provincia de SFe gobernada por Hermes Binner, además de participar con el voto, los ciudadanos participan si así lo desean en las «asambleas ciudadanas.» Es algo, ¿no le parece?
    Personalmente pienso que Mauricio Macri no tiene ni idea de las estructuras que oprimen al pobre. Su mundo es otro. En cuanto al gobierno k me parecen buenas algunas medidas, como las diversas formas de ayuda. Pero eso no alcanza. E incluso el gobierno nacional con la falta de calidad institucional, la magnitud de la corrupción, los subsidios a empresas, el incremento patrimonial tan notorio, desdibujan esa pequeña ayuda dada al pobre. Y eso que me olvidé de la inflación. Hay que aprender a mirar al país desde el interior, porque son las provincias más prósperas las que apuntalan la nación. Pero también el gobierno nacional debe cumplir con ellas, no como ocurre con SFe con la cual la Nación tiene una cuantiosa deuda.Y hay que conocer la dura realidad de otras provincias argentinas, como Chaco, Formosa, etc. Atte.
    Prof. María Teresa Rearte

  18. fabiio on 13 octubre, 2011

    Sin dudas que una oposición es necesaria en cualquier momento histórico. Pero qué oposición? la panfletaria que existe actualmente que no hay medida que le venga bien, que no reconozca que su pasado es oscuro, que los errores cometidos no deben volver a cometerse?. Ese tipo de oposición es despreciada inclusive desde sus mismos entornos, entonces lo que tienen que ver ellos mismos desde adentro es, en qué están fallando. No sirve de nada, expresar oposición por oposición en sí, sin ideas, sin proyectos. En los últimos cinco años, lamentablemente, la oposición se ha visto avasallada por una serie de importantes medidas sociales, que se han venido implementando, que quizá, por omisión no se han llevado adelante durante la etapa en la cual, la actual oposición gobernaba, es decir, no se les ocurrió implementar este tipo de medidas tan importantes a nivel social, por lo tanto ahora sangran por su propia herida, quedando sometida al pasado, a la falta de ideas, a las corruptelas. Por supuesto que hoy también existen corruptelas, pero sobresale más lo que se hace, las medidas, el resurgimiento de los talleres en los barrios de distintas ciudades de nuestro país, talleres y pequeñas fábricas cuyos portones estaban cerrados. Los planes de viviendas en el interior del país son muy buenos, los de nación, si no, pregúntenle a sus habitantes y con qué ganas pagan sus cuotas, que no son regaladas. Las Cooperativas de trabajo en el interior del país, han florecido, tienen a sus asociados, la mayoría trabajando. La estabilidad lograda por el empleado estatal actualmente, es importante. El salario de un trabajador privado es bueno en la medida que el patrón cumpla con los requisitos de los convenios colectivos de trabajo, que muchas veces, no cumplen. En fin, hay otras medidas que sería bueno enumerar que podríamos dejar para otra oportunidad, pero oposición hoy en día no tenemos culpa de esa misma pretendida oposición que no propone mejores cosas que las que se están haciendo. Es cuestión de escuchar los discursos, por Ejemplo, proponiendo tantas cosas, en una propaganda política que no cambia las históricas promesas de los políticos chantas que tantas veces intentaron llegar al poder. Mauricio Macri, pobre, toda su vida trabajó de Hijo, que sabe de las miserias humanas, qué sabe de proyectos inclusivos, si nunca le interesó ver más allá de su propia avenida. Binner, puede andar, qué se yo, me parece un buen tipo porque Morandini está de su lado, una buena mujer, pero claro, es tarde, se les fue el tren. Duhalde fue un presidente que normalizó la situación a fuerza de garrotazo, luego de la hecatombe de 2001, tuvo la oportunidad pero luego se hizo del bando contrario, en fin , no hay oposición porque las cosas evidentemente se perciben bien en la gente más allá de tener todo el aparato de los medios de Comunicación en contra, que siempre han pesado tanto a los gobiernos populares, siempre han estado del lado del poder, del poder oculto obviamente. Suerte a todos un abrazo, gracias por ser pluralistas.

  19. Dario Carlos Mosso on 14 octubre, 2011

    Criterio es un revista que se dice católica. Ahora bien, en este comentario no dice nada sobre las bases programaticas «destructoras» del ser humano sobre las cuales los candidatos de uno y otro lado estan de acuerdo, o callan: no hay justicia en una sociedad abortista, en una sociedad que parece ver normal que Florencia de la Vd. «alquile vientres» (parece que no hay derechos humanos ni para los embriones, ni para los «locadoras fábricas»), donde los Binner, pero tambien los Anibal F. y otros como el propio Macri parecen dispuestos a aceptar que un señor Carlos vaya a un Registro Civil y diga que quiere (y logre), llamarse «Carlota», aunque este caso y con hijos porque»ha descubierto su verdadero género», etc., etc. Y ADEMAS, PACO, MARIHUANA Y EXTASIS LIBRES, CON FRONTERAS COMO COLADOR.
    No hemos visto que los candidatos se den cuenta de «esta demolición social» que ha traido un pseudo progresismo «a la sueca», con un país donde los «narcos» nos están construyendo «a la mexicana».
    Y me parece que Criterio tampoco se dá cuenta.

  20. daniel fuentes on 14 octubre, 2011

    sra coincido en que nada les dice la inflacion,la magnitud de la corrupcion,la falta de respeto por las instituciones-el estado de la justicia etc?

    en el diagnostico coincidimos.

    pero al parecer por cierto bienestar este gobierno pareceria que va a ser votado por las motivaciones de la ciudadania, de todos modos nosotros los justicialistas buscamos un estado superador, por lo menos es mi punto de vista en lo quie respecta al presente

    en lo que respecta al candidato socialista coincido y es mi preocupacion porque si el pro «suma ideologia su fuerza se puede consolidar» y tenemos dos candidatos y ud va a poner el grito en el cielo si digo que son iguales,
    demas esta decir que yo tambien…

    porque el problema esta en de donde «surge» o rmas preocupante de donde resurge ¿podria ser de un club de futbol?

    porque esta poniendo el bienestar que buscamos a las patas de los individuos y nosotros buscamos subir organizacion

    y para subir organizacion tenemos que encontrar un mecanismo que tenga una espina dorsal que contenga a la solidaridad
    como medula organizadora de los nervios de la sociedad asi como la empresa lo es a la sociedad economica en el armado de su andamiaje.daniel temperley

  21. Agustín Enrique Caeiro on 14 octubre, 2011

    ¿La oposición? Ese porcentaje importante de los votos válidos del padrón electoral que votó por otros candidatos distintos a los del oficialismo actual, ¿es la oposición? ¿Sólo es ‘la oposición’ la representada por los candidatos de los partidos que se oponen al gobierno actual? ¿Solamente ellos son ‘la oposición? ¿Y nosotros, los que no votamos por la actual presidente? ¿Qué papel nos cabe en ese ‘desastre’ de ‘la oposición’, como alguien lo ha dicho? Desde esos incontaminados fiscales – verdadeos inquisidores – hasta los no afiliados a partido político alguno, que no votaron por la presidente, ¿tienen alguna responsabilidad en el ‘desastre’ de la ‘oposición’? ¿Tenemos algún compromiso con los destinos del país, o somos grandes espectadores, agudos observadores?
    ¿Qué hicimos estos opositores aislados, ‘independientes’, para impedir ‘el desatre´de ‘la oposición’, en acciones que no sean sólo criticar a los demás?
    ¿No valdría la pena, con un esfuerzo de objetividad, tratar de contestarnos algunas preguntas como estas? ¿No valdría la pena, como Ricardo Balbín, a pocos días del golpe de Estado de marzo de 1976, preguntarnos -con toda sinceridad-: «Por qué somos tan torpes que no encontramos nosotros, los hombres de la civilidad, los caminos profundos del quehacer y del realizar»?
    Aclaro que estoy afiliado a la UCR de Córdoba, y que a pesar de todo, votaré por Ricardo Alfonsín, porque al hacerlo así, votaré por la defensa de los partidos políticos, arrarsados por sus enemigos.

  22. Carlos Alberto Mora on 14 octubre, 2011

    Felicito al Sr. Director de la Revista Criterio, por pemitir que sus lectores opinen, y a quienes lo han hecho, por el respetuoso y racional nivel de sus intervenciones, algo poco común si observamos cómo en otros medios, quienes opinan, confunden un espacio respetable al que se accede, con una tribuna de fútbol .
    Me gustaría que en alguno de los escritos aparecieran las olvidadas y, en Argentina, casi desconocidas palabras: «me culpa». ¿ No sería conveniente que, en nuestra condición de ciudadanos, siempre dispuestos a ejercer derechos y a exigirle a los demás, analizáramos si estamos cumpliendo bien con esa función ? Todos esos dirigentes políticos denostados son los autores de acciones que perjudican al país y los elaboradores y transmisores de mensajes dirigidos a la juventud para utiliarla en su propio beneficio, que, lejos están de ser para encausarla por el camino del esfuerzo,de la perseverancia, del estudio, de la honradez, del trabajo. Pero esos dirigentes, están ocupando los lugares que dejan vacíos los ciudadanos que no cumplen con una función esencial si lo que se pretende es corregir el rumbo del unicato partidario, de la corrupción demoledora, de la privatización político partidaria de algunos jueces, del permanente ocultamiento de la verdad ; . del meteórico enriquecimiento de funcionarios públicos, etc. Y lo que no hacen los ciudadanos «muy sueltos de lapicera», es participar. Sólo la participación masiva de los que se sienten afectados, podrán enturbiarles, aunque sea un poco, el panorama libre de obstáculos que tienen ahora. Es nuestra pasividad lo que alimenta ,con la mejor proteína, el cuerpo hambriento de los depredadores. No es todo culpa de ellos, también es de nosotros, que de tanto dejarles el camino libre ya se creen omnipotentes. Sabemos quiénes son Ellos, pero,¿ sabemos bien «quiénes somos nosotros»? Esta es una lucha política que en ese terreno se dirime. No la vamos a ganar conformándonos que tenemos razón cuando escribimos o cuando hablamos. Hace falta asumir la responsabilidad ciudadana de intervenir en política. Argentina tiene millones de ciudadanos honorables que, por su automarginación política, permite que otros, menos preparados intelectualmente y más inescrupulosos, ocupen su lugar. A medida que pasan los años, cada vez es más difícil esa intervención política, porque la putrefacción cada vez más mal oliente, aleja a los mejores y atrae a los peores, salvo exepciones. Resumiendo: 1)la cruda y negativa realidad política
    no aparece en toda su dimensión «oculta detrás de un yuyo»(soja)y de la excepcional situación internacional por lo favorable hasta hoy. 2) Es necesario, pero » como estado de necesidad», que ante lo sucedido, lo que sucede y lo que sucederá, miremos con un ojo esa realidad, y con el otro ojo, al que hay que ponerle una gran lupa, nos miremos detenidamente y con espíritu crítico,para saber qué estamos haciendo (actuando), aquellos millones de argentinos que, por obra de Dios, de nuestros padres,de nuestro esfuerzo, de la solidaridad de un pueblo que nos pagó nuestros estudios con sus impuestos y, como consecuencia, tenemos un nivel medio de capacidad y de honradez superiores,de lo que no debemos privar a un país que nos llama desesperadamente, y que, hasta ahora, la mayoría desoyó.
    Muchas gracias. Atte.
    Carlos A. Mora

  23. MARTIN on 15 octubre, 2011

    A veces se me hace difícil entender el grado de oposición a la actual gestión que convoca esta revista que por el respaldo que recibe tendría que ser más ecuánime y profesional en sus análisis por venir de una institución «madre» de un pensamiento pacífico y componedor.

  24. María Teresa Rearte on 15 octubre, 2011

    Algunos datos de interés para comprender el énfasis conque apoyo al Dr. Hermes Binner, gobernador de Santa Fe y candidato a presidente por el Frente Amplio Progresista: necesitamos contar con legisladores del Frente Amplio Progresista en el Congreso, porque la Nación le debe a Santa Fe 1.700 millones de pesos, que le corresponden a la Caja de Jubilaciones que no pasó a la Nación y paga el 82%; necesitamos seguir reclamando el 15% de la coparticipación federal que todos los meses el gobierno nacional le detrae injustamente a Santa Fe.
    Los legisladores santafesinos del Frente para la Victoria, que responden al gobierno de la presidenta, no defienden los intereses de esta provincia.
    Esperemos que se haga justicia y la Nación le pague a esta Provincia lo que le adeuda.
    Prof. María Teresa Rearte

  25. Mirka rudez on 15 octubre, 2011

    Pienso que los partidos políticos nacen conducidos por líderes de fuerte carisma, líderes que en este momento no aparecen en el mapa de la oposición. Ello no obsta que el día menos pensado surja alguno con todo el hechizo de las cosas nuevas.
    Creo que los partidos nacen, crecen y alcanzan el clímax para luego empalidecer por causa de la rutina que provoca en todos los planos el déja vu. Estamos en una etapa de efervescencia plena de promesas y esperanzas fundadas o no. El tiempo y el sosiego provocará el fenómeno que acompaña a todo imperio, con el declive ineludible que suele producir el efecto novedad, con otra racha de nuevas promesas de paz, salud, pan y buenos salarios, racha de esas que han venido siendo en el país el lei motiv durante el último cuarto de siglo. No tengo una capacidad predictiva capaz de detectar quién será aquel que suceda al presente sistema y acaso por mi edad ni lo llegue a conocer, pero que va a aparecer, eso sí, podría jurarlo.

  26. María Teresa Rearte on 20 octubre, 2011

    No voté por la Sra. Presidenta, ni la voy a votar. Tampoco estoy afiliada a ningún partido político, aunque sí ante la realidad política del país, y más ante una compulsa electoral, trato de hacer una opción. No voto en blanco, ni hago que me impugnen el voto.
    No me considero responsable del rol desempeñado por la oposición. Ellos son políticos y reciben una retribución por su desempeño. Personalmente me siento solidaria con la situación de mi país. Y hay otras personas en situación similar a la mía. Lo cual no significa que seamos indiferentes para con la situación del país, porque hay diferentes formas para canalizar la responsabilidad y la solidaridad, como las ONG. Las organizaciones intermedias son de gran valor en una democracia. La misma Iglesia tiene una obra de promoción humana y social, además de evangelizadora, en las diócesis más necesitadas, con la cual los cristianos colaboramos.
    No todos tenemos por qué integrarnos a la política partidaria. Aunque sí nos reconocemos como ciudadanos. Como seres políticos, que nos interesamos por la cosa pública. Si no fuera así, por esto de la distribución del trabajo, ¿quién haría la tarea de los docentes, los médicos, del personal sanitario, de los productores, los comerciantes, los periodistas, los artistas, los escritores, etc. etc.?
    La dirigencia política opositora, a la que muchos le atribuyen responsabilidad en su desempeño actual, debe saber asumirla.
    Prof. María Teresa Rearte

  27. Juan Carlos Lafosse on 24 octubre, 2011

    Simplifiquemos. Con los votos de Cristina Fernández de Kirchner más los de Binner, casi tres de cada cuatro argentinos quisieron decir algo fácil de entender.

    . Se piensa en términos de progresismo, de más equidad, de una sociedad donde todos crezcan. Se piensa en las personas.

    . Se rechaza el mensaje deprimente, descalificador y violento de la derecha.

    . Quedan atrás las estructuras más lamentables del peronismo. Ya nadie puede decir con seriedad que son lo mismo Duhalde, Rodríguez Saa o De Narváez que el Kirchnerismo.

    Un gobierno con mucho poder implica riesgos, es verdad, pero no hubo ningún ataque a la libertad de nadie, y menos la de la prensa. A pesar de las opiniones interesadas de algunos, acá se ha dicho de todo de cualquiera y en cualquier medio.

    Pero ese poder también es la oportunidad de lograr cosas que serían imposibles en otra situación, por ejemplo revisar la coparticipación federal, el sistema de salud o el educativo, la articulación de las regiones y las áreas de producción.

    De modo que este es el momento de quienes sean capaces de superar prejuicios y sentarse a dialogar en serio, buscando armar un país mejor, más justo y solidario, en un momento tan difícil del mundo. De tener un mejor proyecto para la sociedad. Se puede, quizás haya que tragar algunos sapos, pero valdrá la pena para no quedar al margen de la historia.

    La otra es lo que hemos visto tantas veces: esperar que las cosas vayan mal y ayudar a que así sea, deprimirnos, desalentarnos y boicotear toda iniciativa. A quienes actuaron así hasta ahora, los argentinos acaban de decirles que no los quieren.

  28. daniel fuentes on 24 octubre, 2011

    sra maria teresa

    Ud se siente solidaria con nuestro pais
    con cual : el que piensa el pro o el que piensa el socialismo

    me siento politico, opositor , no tengo retribucion y me considero responsable por mi inoperatividad y mi falta de capacidad para convencer

    nos reconocemos ciudadanos y como tal actuamos,
    podemos simplemente vivir
    podemos canalizar con responsabilidad: la solidaridad, la beneficencia, el trabajo individual, el trabajo colectivo; o no
    y
    de acuerdo a nuestra manera de proceder marcamos nuestra ideologia

    si tratamos de inculcar nuestro proceder u otro estamos haciendo politica
    politica familar, politica… sino somos ejemplo politico

    y no debemos integrarnos a la politica partidaria sin antes canalizar nuestra solidaridad con quienes pensamos el pais de una manera, tratar de pensar un pais que permita el desarrollo individual y su gratificacion, y el desarrollo comunitario con la posibilidad de quien no se encuentre a la altura de las circunstancias, tambien lo tenga .daniel temperley

  29. María Teresa Rearte on 24 octubre, 2011

    Pienso que el mapa político de las provincias, a posteriori de las elecciones del 23-10-2011, es una clara respuesta al interrogante propuesto por esta nota.
    También pienso que no me equivoqué cuando consideré que el Dr. Hermes Binner, y la fuerza política que lidera, no resurgía, sino que era un emergente a la vida política nacional, ya que en la provincia lo conocemos. Como él dijo, recién empieza.
    Pienso que su liderazgo no es fácil. Pero que debe ser acompañado por quienes, si bien no somos afiliados al socialismo, adherimos a su gestión en la provincia de SFe. Y vemos con esperanza que pueda proyectarse al ámbito nacional. Ser conocido y apoyado por otros argentinos. Su empresa no es sencilla. No cuenta con los medios de que dispone el gobierno nacional.
    Por otra parte, el poder hegemónico acumulado por la Sra. Presidenta, tanto como la «uniformidad» de las provincias en sintonía con el poder central, por cierto que impacta. Pero tengo en gran estima mi libertad personal, tanto como la libertad de expresión. Además, en todo este tiempo aprendí mucho sobre el unitarismo y el federalismo, tanto como no lo había aprendido en los libros. Hago votos para que el gobierno nacional sepa modificar sus lineamientos. Y tratar a las provincias de acuerdo a lo que legalmente corresponde, aunque no estemos alineados en su mismo signo político. Un trato que, hasta ahora, no le ha dispensado a esta provincia.
    Invoco a Dios, para que asista a nuestra Patria, a la Sra. Presidenta, y a esta querida Provincia en la que vivo. Gracias. Atte.
    Prof. María Teresa Rearte

  30. María Teresa Rearte on 26 octubre, 2011

    Sr. Daniel Fuentes:
    -No conozco el pensamiento político del PRO. Pienso que no lo tiene, por lo que no puedo decir si comparto la visión de país del PRO. No está explícitamente formulado.
    -Conozco el pensamiento político del socialismo y de otras fuerzas políticas, de hecho vivo en una provincia y una ciudad gobernada por el Frente Progresista integrado por socialistas, radicales, etc. Y adhiero a la concepción política que aquí han manifestado. Otro tanto con respecto a la gestión.
    -El FAP liderado por H.Binner a nivel nacional es una construcción política diferente al «frente» que gobierna mi provincia. Pero H.Binner ha dado a conocer su plataforma electoral, lo hizo también aquí cuando se postuló para la gobernación. Por lo tanto sé cual es su visión de país.
    -Coincido con ud. en que la conducta de cada uno deja ver cuál es la ideología que se tiene. Tampoco yo percibo retribución por cargo político, porque no lo tengo. Vivo de mi trabajo.
    -Cuando he expresado mis ideas políticas en este espacio no ha sido para convencer a nadie. Sino para ejercer mi derecho a la libertad de expresión. Pienso que es una práctica democrática.
    -Hay diferentes formas de ser solidario, como lo expresé, y cada uno lo hace de la forma que está a su alcance. Lo hacen otras personas también.
    -Lo de afiliarse a un partido es una decisión de cada persona. Yo no lo estoy. Pero como ciudadana me considero una persona política, interesada por la cosa pública, por la posibilidad de que todos podamos desenvolver nuestra vida con dignidad. Y porque haya justicia.
    -Espero haberle respondido. Y espero sobre todo que haya articulación entre las distintas fuerzas políticas, a nivel institucional. El Dr.Binner se lo había pedido a la Sra. Presidenta, que convocara a los referentes políticos del país, para analizar cuestiones de suma importancia. Incluso teniendo en cuenta la situación internacional, que ud. también conocerá. Pero no obtuvo respuesta.
    Atte.
    Prof. María Teresa Rearte

  31. María Teresa Rearte on 28 octubre, 2011

    No pasó una semana de las elecciones presidenciales y de legisladores del día 23, y la pregunta no es ya si resurgirá la oposición; sino teniendo en cuenta la derrota de varios dirigentes y espacios políticos opositores, la pregunta que se impone es: ¿quién es hoy la oposición?
    No surgió de los espacios del FAP de Hermes Binner. SIno de adherentes y simpatizantes del PRO. Y más precisamente del Ing. Mauricio Macri, que ya consideran que la oposición es el Sr. Macri. Lo curioso es que el Ing.Macri ni siquiera se presentó como candidato presidencial. Que carece de un marco ideológico y conceptual. Que su «expresión territorial» es sumamente acotada. Es limitada al territorio desde el cual se expresan sus simpatizantes y adherentes y alguna consultora.
    Y peor aún, intentan descalificar a H.Binner. ¿Qué festejaba Binner, se preguntaba un señor desde un canal de televisión de la capital? ¿QUe le había ganado a su socio Alfonsin?, etc. Reproduzco lo que escuchaba de parte de quien estaba viendo en ese programa.
    Por empezar Binner y Alfonsin no fueron socios. Esa alianza no se constituyó. Por lo menos, cuando se habla, se debe estar informado. Binner, el socialismo, como bien lo dice esta nota, tiene una ideología, una expresión programática, un comportamiento en el Congreso, una forma de administrar la cosa pública, nítida, definida. Binner festejaba el haber podido instalar su ideario político, y el de sus aliados, en el escenario nacional como un nuevo espacio político. Celebraba tener una gestión para mostrar. No tener denuncias por corrupción. El haber logrado un modesto reconocimiento de los ciudadanos, sin necesidad de asesor de imagen, que a algunos periodistas tanto les preocupa. Siendo como es, sosteniendo ideas, gestión, conducta, defendiendo el federalismo, como lo defendemos quienes adherimos a su espacio político.
    Y otra cosa, sin agredir a nadie. Más bien soportando agravios, acusaciones. ALgunos partidos como el radicalismo tienen que hacer su autocrítica, porque no lo destruyen desde afuera. Se autodestruyen. Es lo mismo que pasa con la Dra. Elisa Carrió, que podría pensar en emplear sus talentos, que los tiene, para algo mejor que sembrar sospechas y confundir al electorado, como lo hizo con Hermes Binner. Y a lo cual se plegó Ricardo Alfonsin.
    Mauricio Macri le dio la «idea» a Miguel Tores del Sel (integrante del trío Midachi) de postularse como candidato a gobernador en S.Fe. A alguien del cual nadie tiene nada que decir como persona, porque es respetable. Y que felizmente no ganó, porque según sus propios y públicos dichos no sabe nada de política. Esa es la concepción de la política que el líder del PRO nos ha dejado ver por estas latitudes santafesinas.
    Y otra cosa destacable en Hermes Binner. No hace oposición sólo por hacerla. Se lo critica porque sus legisladoras a veces han coincidido con el oficialismo en el Congreso. Y lo ha reiterado: apoyará lo que haya que apoyar. Y se van a oponer a lo que haya que oponerse. Esa es una conducta racional. Democrática.
    Vivo y pienso desde el interior del país. Con espíritu federalista. Por eso pienso que algunas personas que van a los programas televisivos, tienen que pensar un poco más antes de decir lo que dicen. Gracias.
    Prof. María Teresa Rearte

  32. daniel fuentes on 2 noviembre, 2011

    sr director de criterio: Mientras acomodo las palabras para contestarle a la sra rearte ,me surge que uno de los problemas ( la opinion de la .. ignorada… mayoria silenciosa) que se nos presenta a los ciudadanos lo podría resolver una pantalla de discusión. Los distintos medios toman los temas que le interesan y los tiran a la opinion publica y van llevandolo a su `»parecer» por ejemplo a través de la publicación antojadiza de las cartas de lectores o de la lectura tambien caprichosa de los mensajes de texto . Y viendo la oportunidad que uds dan por ejemplo con este y con todos los articulos se me ocurre y mi propuesta consiste en que el mensuario que ud dirije cordine y busque una idea de pensamiento esta visto las distinta opiniones que provoco el articulo. Es decir ampliar lo que ya estan haciendo, si lo van conduciendo podriamos llegar a un criterio de «criterio con sus lectores» Atentamente daniel temperley

Responder a Dario Carlos Mosso Cancelar