Las iglesias cristianas suelen condenar de manera terminante la práctica homosexual. La consideran un acto intrínsecamente desordenado e inaceptable. El Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, por ejemplo, la califica de grave depravación, y de triste consecuencia del rechazo a Dios (nº 2357). Y algunos teólogos protestantes, como Kart Barth, la han llamado “fenómeno perverso” y “una inversión del orden natural de la creación”. A su vez, todos dicen oponerse a ella basándose en la Biblia.

Ahora bien, resulta curioso que en los Evangelios no exista ninguna frase o enseñanza de Jesús sobre el tema, algo sumamente llamativo porque la homosexualidad era un fenómeno bastante extendido en la cultura greco-romana de su tiempo. Los poetas la ensalzaban en sus obras; la sociedad la toleraba como un hecho habitual; y Palestina estaba rodeada e impregnada de esa cultura. Basta ver un mapa del país para comprobar que existían unas 30 ciudades griegas en su territorio.

¿Cómo es que Jesús no opinó o aludió nunca a esa cuestión? Un número creciente de biblistas, como T. Horner (1978), M. Gray-Fow (1986), G. Theissen (1987), D. Mader (1992), J. E. Miller (1997), T. D. Hanks (2000), T. Jennings (2004), T. Benny Liew (2004), R. Goss, y X. Pikaza (2006), sostienen que no hallamos en los Evangelios referencias a ella porque Jesús nunca condenó expresamente la homosexualidad. Y para ilustrarlo, afirman que una vez le hizo un milagro a un homosexual sin cuestionar su condición. El favorecido fue un centurión de Cafarnaúm (Mt 8,5-13).

Tierra de dos gobiernos
Este hombre es uno de los personajes más impresionantes del Evangelio. Se trata del único militar que acude a Jesús. El único que le pide un milagro a distancia. El único que le contó una parábola. Y el único al que Jesús alabó por tener la fe “más grande” de todo Israel (Mt 8,10), colocándolo así por encima de sus discípulos y de la virgen María.
El relato comienza diciendo que cierto día en que Jesús se hallaba en Cafarnaúm, se le acercó un centurión para rogarle: “Señor, mi muchacho está en casa enfermo de parálisis y sufre terriblemente” (Mt 8,6).
En aquella época, Palestina contaba con dos clases de ejércitos. Uno era el de Roma, ya que el país estaba sometido a su dominio desde hacía muchos años. El Nuevo Testamento menciona a varios de sus integrantes: el soldado (Mc 15,16), el centurión (Mc 15,39), el tribuno (Jn 18,12), la cohorte (Jn 18,3), la caballería (Hch 23,23). Todos ellos dependían del gobernador romano Poncio Pilato.
Pero Pilato sólo administraba el centro y sur del país (Samaria, Judea e Idumea), y sólo allí estaban sus tropas, mientras que el milagro de Jesús ocurrió en Cafarnaúm, es decir, al norte. Por lo tanto, este militar no pertenecía al ejército de Pilato. Formaba parte del regimiento provinciano de Galilea, que protegía esa región, y dependía del tetrarca Herodes Antipas. Aunque más modesto y reducido que el romano, estaba organizado a semejanza de éste, tanto en su estructura, como en su jerarquía y su disciplina. Sus integrantes eran en su mayoría paganos, y de cultura griega. De hecho, Mateo indica expresamente que el militar que fue a verlo no era judío (Mt 8,10).
Ni hijo ni sirviente
Este oficial tenía el grado de “centurión”. Así se llamaban los que estaban al frente de una centuria, es decir, cien soldados. Tenía, pues, una categoría alta dentro del ejército herodiano.
La presencia de un funcionario de esa jerarquía en Cafarnaúm es comprensible. La ciudad se hallaba en la frontera internacional, a sólo 5 kilómetros del límite entre Galilea y Galaunítide. Además, la atravesaba una de las rutas comerciales más importantes del país. Por eso estaba protegida por una centuria. El centurión era la máxima autoridad civil de la ciudad.
Según Mateo, el militar se presentó ante Jesús y le rogó que curara a un joven paralítico que estaba en su casa y sufría mucho. ¿Quién era el enfermo? Mateo no lo dice. Sólo lo identifica con la palabra “páis”, término griego que significa “joven”, “muchacho”. Algunas Biblias lo traducen por “sirviente”. Pero es un error, porque cuando Mateo se refiere a un sirviente usa la palabra “doúlos”. Así por ejemplo, en este mismo episodio el centurión le dice a Jesús: “cuando le pido a mi sirviente (doúlos) que haga algo, lo hace” (v.9). Evidentemente el muchacho no era un sirviente. Otras Biblias prefieren traducirlo por “hijo”. Pero tampoco es correcto, porque Mateo para hablar de un hijo emplea el término “houiós”, como se ve también en este episodio (v.12). Nunca, de las 26 veces que Mateo utiliza la palabra “páis”, se refiere a un “hijo”.
Existe además una razón histórica que impide traducirlo por “hijo”. Y es que los centuriones tenían prohibido casarse y tener hijos mientras prestaban servicio en el ejército. Sabemos que hacia el año 13 a.C. el emperador Augusto prohibió mediante una ley a los soldados que estaban por debajo del grado de oficiales senatoriales y ecuestres (incluidos los centuriones) tomar esposa y formar una familia. La prohibición fue levantada en el 197 d.C. por el emperador Septimio Severo. Por lo tanto, el muchacho paralítico no podía haber sido hijo del centurión.
Por un sueldo superior
Si el joven enfermo no era ni sirviente ni hijo del centurión, ¿qué relación tenía con él? Existe un tercer sentido de la palabra “páis” (muchacho), conocido gracias a los estudios de la literatura clásica, y es el de “amado” o “favorito” en una relación homosexual. Se lo llamaba “muchacho” afectuosamente, aun cuando fuera adulto.
En efecto, historiadores griegos como Tucídides (s.V a.C.), Jenofonte (s.IV a.C.), Calímaco (s.III a.C.), Polieno (s.II a.C.) y Plutarco (s.I), cuentan cómo ya en aquel tiempo los comandantes griegos solían tener sus jóvenes amantes (“páis”) dentro del ejército, con los cuales convivían. Algunos describen incluso las peleas que a veces se daban entre los oficiales por “algún muchacho bello en el que un soldado había puesto su corazón”. Otros autores e historiadores romanos como Plauto (s.III a.C.), Valerio Máximo (s.I), Marcial (s.I) y Tácito (s.II) narran historias de oficiales de la legión romana que tenían soldados como amantes, y dan hasta los nombres de ciertos centuriones afectos a esas prácticas.
El término “páis”, pues, en el ambiente castrense antiguo, era comúnmente utilizado para referirse al joven amante de una pareja homosexual.
Que semejante práctica se hallaba muy extendida, lo confirma un reciente estudio arqueológico realizado en un campamento romano del siglo I, en Vindolanda (Inglaterra). Los restos hallados en algunas de las habitaciones excavadas, han llevado a los arqueólogos a exclamar que éstas se asemejaban más a un burdel masculino que a un cuartel.
Esto corrobora que en el ejército romano (y sin duda también en el de Herodes) los centuriones y demás superiores convivían con jóvenes amantes; lo cual les era facilitado porque recibían una paga superior a la del resto de los soldados, y dormían en cuarteles más amplios.
Fuera de casa es mejor
Es posible, entonces, que el joven por el que viene a interceder el centurión sea su propia pareja. Si esto es así, se aclara un detalle difícil de explicar, y es por qué un militar de su rango se toma el trabajo de ir personalmente a implorar a Jesús por un simple sirviente. Pero al ser una persona afectivamente importante para él, la dificultad desaparece.
También se aclara otro punto oscuro del relato, y es la negativa del centurión a que Jesús vaya a su casa. En efecto, cuando Jesús quiere ir a curar al enfermo, sorpresivamente el centurión se lo impide y le dice: “Señor, yo no soy digno de que entres bajo mi techo; basta que digas una palabra y mi muchacho se sanará” (Mt 8,7-8).
¡Qué reacción tan insólita! Todo el mundo quería que Jesús tocara a sus enfermos y les impusiera las manos. Algunos incluso los llevaban cargando con grandes sacrificios, como los cuatro amigos que descolgaron por el techo a un paralítico (Mc 2,1-12), o el padre que llevó a su hijo en medio de convulsiones (Mc 9,14-27). Y cuando era imposible llevarlo, le pedían que Jesús fuera a su casa, como Jairo cuando se moría su niña (Mc 5,21-24), o la mujer griega con su hijita endemoniada (Mc 7,24-26). Pero que alguien se oponga a que Jesús vaya a ver a un enfermo, es algo inaudito en el Evangelio. ¿Qué razón poderosa movió al centurión a obrar de esa manera?
Según sus propias palabras, él no era digno. Pero no explica porqué. Ahora bien, sólo una razón de tipo moral puede justificar semejante indignidad. Y debió de haber sido la vergüenza de llevar a Jesús a donde convivía con su joven amante, sabiendo que los judíos rechazaban enérgicamente la práctica de la homosexualidad.
Que lo arregle una embajada
La versión de este milagro, que encontramos en el Evangelio de Lucas, reafirma en cierto modo tal interpretación (Lc 7,1-10). Este evangelista, al contar el episodio, debió hacerle algunos cambios para evitar el escándalo de sus lectores.
En primer lugar, viendo que la palabra “páis” (“joven”) tenía connotaciones sexuales, prefirió reemplazarla por el término griego “doúlos”, presentando así al joven como “sirviente” del centurión. Pero con este cambio creó un problema: ¿cómo era posible que un militar de su categoría se interesara por un simple esclavo?
Para solucionarlo, añadió que era un sirviente “muy querido” (v.2). Además agravó la enfermedad del muchacho: en vez de decir que estaba paralítico, dijo que se estaba muriendo (v.2). Con todo esto, pretendía justificar la urgencia del centurión. Pero de nuevo uno se pregunta: ¿por qué quería tanto a su sirviente, al punto de abandonar sus obligaciones militares e ir personalmente a buscar a alguien que lo curara?
Comprendiendo la nueva dificultad que había provocado, decidió hacer un segundo cambio y decir que no fue el centurión quien salió a buscar a Jesús, sino que mandó una delegación de judíos para que lo buscara en su nombre.
Atenuando la humillación
Estas modificaciones operadas por Lucas en su relato generaron un tercer inconveniente. Ahora el centurión no tiene problemas de que Jesús vaya a su casa. Pero si Jesús va, pierde fuerza el sentido del milagro, cuyo centro es la fe del centurión en el poder a distancia de Jesús. Entonces Lucas resolvió agregar una segunda embajada del centurión, para detener a Jesús y que no llegara a su casa (v.6). ¡Una evidente incoherencia, ya que dos versículos antes le había rogado que fuera!
Cuando llega la primera embajada ante Jesús, resulta curioso ver cómo en vez de pedirle que vaya a curar al joven (que era lo esperable), comienza a alabar al centurión y a decir que es un hombre “digno” (v.4). ¿Por qué? Es que Lucas, sabiendo que más adelante llegará la segunda embajada del centurión diciendo que no es digno de que vaya a su casa, lo hace alabar de antemano, con el fin de alejar cualquier sospecha de indignidad moral del militar.
De este modo, con modificaciones, incoherencias, marchas y contramarchas, Lucas pudo rescatar el episodio para sus lectores.
Ahora es otro el que no quiere
Una tercera versión de este milagro la encontramos en el Evangelio de Juan (Jn 4,46-53). Y también él debió realizar cambios para evitar la posible turbación de sus destinatarios.
Ante todo, al igual que Lucas suprimió la palabra “páis” por las connotaciones sexuales que podía tener, y en su lugar empleó el término griego “huiós”, convirtiendo así al joven en “hijo” del centurión.
Pero el evangelista sabía que eso no era posible, porque los militares no solían tener hijos ni vivir con sus familias hasta después de licenciarse. Entonces tuvo que reemplazar al centurión por un “funcionario real”, es decir, por un empleado de la corte del gobernador Herodes Antipas. Así, transformó al soldado pagano y de costumbres sospechosas en un judío (como se deduce del v.48).
Al tratarse ahora de un judío, cuya moral no encerraba escándalo alguno, el Evangelio de Juan no tiene ya motivos para que el funcionario no quisiera recibirlo en su casa. Pero si Jesús va, no podrá curarlo a distancia, que es el objetivo del relato. Entonces dice Jesús mismo se niega a ir. ¿El motivo? Porque el funcionario, como buen judío, sólo quiere ver signos maravillosos. Y le pide que regrese a su casa confiando en la sanación de su hijo. Ahora ya no es el hombre el que muestra una fe prodigiosa, sino Jesús el que le pide una fe prodigiosa.

Una terrible palabra
Mateo parece haber conservado, en su Evangelio, el recuerdo de un milagro a un homosexual, retocado más tarde por Lucas y Juan. Y llama la atención el silencio de Jesús ante su condición. No lo reprende por su forma de vida, ni lo rechaza, ni lo condena. Lo cual no significa que Jesús estuviera a favor de la homosexualidad, ni que la fomentara. Simplemente no la juzgó. No entró en cuestiones de sexualidad, seguramente por considerarlas de índole privada.
Lo mismo hizo el día que una prostituta se echó a sus pies llorando y buscando el perdón. Le dijo: “Tu fe te ha salvado, vete en paz” (Lc 7,50). No le dijo: “no peques más”, como le ordenó a la adúltera (Jn 8,11). Le otorgó el perdón sin meterse en su vida sexual, ni condicionarla a que cambiara de profesión. Quizás prudente ante la posibilidad de que aquella pobre mujer no tuviera otra forma de ganarse la vida. Muchas vivían en aquel tiempo en condiciones sociales deplorables, a veces impuestas por la sociedad, y Jesús no interfirió en lo que tal vez era su único medio de subsistencia.
Asimismo en el sermón de la montaña Jesús prohibió reírse de las minorías sexuales. Allí enseñó: “Todo el que diga a su hermano «raka» será condenado por el Sanedrín” (Mt 5,22). Las Biblias suelen traducir esa palabra por “insensato, necio”. Pero no parece ser ése el sentido. Jesús llama insensatos y necios a los fariseos (Mt 23,17), y es absurdo que después prohíba usar esa palabra. En realidad raka deriva del arameo “reqa”, que significa “suave, blando, tierno” (Gn 18,7; 29,17; 33,13), y aludía a las personas afeminadas. Lo que Jesús dijo, entonces, fue: “Todo el que le diga a su hermano «maricón» será condenado por el Sanedrín”.
Por el sol y por la lluvia
Resulta asombroso ver lo tolerante que fue Jesús con las personas y grupos marginados de su tiempo: pecadores, mujeres, cobradores de impuestos, samaritanos, prostitutas, locos, extranjeros, endemoniados, homosexuales. Hasta llegó a comer con ellos (Mc 2,15), lo que en su cultura era la forma suprema de unión con esa gente.
Su tolerancia llegó a escandalizar a muchos (Lc 15,1), porque esas personas estaban condenadas por la religión de su tiempo. Pero Jesús tenía en claro que, entre lo religioso y lo humano, sólo lo humano es intocable y fundamental. A veces por salvar los derechos de la religión hemos vulnerado los derechos humanos. Por defender un dogma hemos quemado al hereje. Por cuidar la moral hemos despreciado al homosexual. Por preservar una ética hemos apedreado a la adúltera.
Ciertamente la tolerancia entraña sus peligros, y puede hacer creer que todo vale y que todo está bien. Pero para Jesús más peligroso aún era humillar a una persona por motivos religiosos, ya que con ello se justifica un sectarismo que convierte la vida en opresiva, despótica e injusta. Y esto hace más daño que cualquier idea religiosa desviada.
Jesús enseñó que el Padre que está en los cielos no hace diferencias con sus hijos. Que “hace salir el sol sobre buenos y malos, y hace llover sobre justos e injustos” (Mt 5,45). Todos necesitan el sol de nuestro amor, y precisan la lluvia de nuestro respeto. Y si queremos parecernos al Padre del cielo, como Jesús lo ordenó, debemos aceptar a quienes son diferentes, sin humillarlos ni querer cambiarlos. Y mucho menos en nombre de Dios.
El autor es doctor en Teología bíblica.

51 Readers Commented

Join discussion
  1. Me extraño ver solo un comentario a un articulo tan interesante. Nos abre al respeto a los demás, no solo a la tolerancia. Escribo esto después de la matanza de Orlando donde un tirador mato media centena de personas homosexuales, solo por eso. Para difundirlo por el conocimiento de los idiomas originales bíblicos del autor, aunque le caerá mal a muchos.

    • La actitud de empatía ante la homosexualidad no es sólo de Jesús, sino del mismo YHVH, como lo muestra su juicio sobre Sodoma y Gomorra: no las condena por su » perversión» homosexual, sino ante todo por su falta de caridad y justicia con los hombres extranjeros. Génesis 15 se muestra en este contexto como un acto amoroso con el que sufre la condición de «diferente». Demasiada arrogancia de los que condenan a los homosexuales: no juzguéis y no seréis juzgados. Siempre he sido de la opinión que aquellos de duro corazón son más viciosos y perniciosos que los homosexuales que condenan. Pero Dios es mucho más comprensivo y también les puede ayudar a cambiar ese corazón tan duro. Me gustó esa evidente competencia que tiene el autor en griego. Muy bello el artículo y muy edificante

    • Abraham on 28 agosto, 2020

      Pretender que la destrucción de Sodoma «fue por falta de caridad,y hospitalidad es AUTOENGAÑARSE, porque no se necesita ser exegeta para comprender que lo que se condena es la homosexualidad; incluso , hasta le ofrece a su hija para que no violen a los angeles.

  2. Enmanuel g on 17 septiembre, 2016

    Que ridículo y más grande mentira, para empezar Jesús condenó el adulterio y fornicación es por eso que no podía estar de lado de un homosexual si fuera el caso. Si dice que estaba paralítico significa que desde tiempo vivía con el así que tenía que ser un hijo o familiar o alguien de su ejército y no su marido o mujer.

    • Maria on 30 junio, 2018

      Totalmente de acuerdo contigo. Y si hubiera curado a un homosexual, lo que no creo, en modo alguno implica su «tolerancia» con tal práctica ni mucho menos. Es increíble cómo nos apetece hacernos un Dios a imagen y semejanza nuestra y no a la inversa. Un saludo.

      • Adrián on 6 abril, 2020

        ¿O sea que, para curarlo, debía ser heterosexual? No soy precisamente de los que creen que todo vale, no tengo dudas de la existencia del bien como del mal, pero sigue habiendo entre nosotros una necesidad imperiosa de condenar a los diferentes. Jesús no se mete en las vidas privadas(íntimas) de las personas y, en todo caso, es El solo El quien puede juzgar.

        • Esteban on 16 abril, 2020

          ¡Tienes toda la razón! Los «argumentos’ que están dando estas personas son bastante ridículos, especialmente cuando dice: «Y si hubiera curado a un homosexual, lo que no creo…», ¡qué comentario tan burdo de coherencia y un poco de neuronas! Y sí, su amado estaba paralítico, ¿qué tiene que ver eso para no llevar tiempo viviendo juntos? Porque según quién comentó, afirma que por convivir de manera prolongada ya es su hijo y no, ¡puedes perfectamente vivir con un amado paralítico por años!
          Mejor dejen de estar pensando en cómo condenar a las personas por sus diferencias que ustedes no comparten, dejen de lanzar la piedra y esconder la mano, que algo así tan delicado no es escogido, ¡es dado! Y la Biblia oculta demasiadas cosas, así lo demuestran los mismos evangelio que entre y uno y otro modifican las palabras que utilizan. Vivan y dejen vivir, respeten como les gustaría que ustedes fueran respetados, ojalá sus hijos jamás sean homosexuales, y no, no es sarcasmo.

    • Cristian on 2 noviembre, 2018

      Exacto ademas el texto que cita no dice nada con respecto al homosexualismo

    • Lidia on 3 enero, 2019

      No es ninguna ridicules. Lee Mateo 19: 11 – 12, Donde plantea de categorias de «Eunucos». No discrimina ni juzga, simplemente dice que nacen así del vientre de su madre.

      • Ezequiel on 10 diciembre, 2019

        Un eunuco es una persona que no tiene testículos. Por lo general eran personas que por juramento de celibato se extirpaban sus genitales para no caer en la tentación.
        Lo dice Jesús mismo… «antes de que tu mano incurra en pecado es mejor que te la cortes.»

        • Rony on 25 febrero, 2020

          jesus no hablaba en sentido literal con respecto a los eunucos, los judíos no tenían la costumbre de castrarse era de pueblos paganos, ademas dice que se nacía así en tal caso seria un caso entre miles excepciones, nota que jesus dice que hay eunucos por el reino de dios, no creo que esos se extirpen para predicar. Jesús esta hablando de eunucos en el sentido que no tienen el DESEO de casarse.

    • Jo Lu on 4 febrero, 2020

      Sabes o no sabes leer?? Tu homofobia te impide la comprension lectora.

  3. carlos on 14 julio, 2017

    como se hace para que calze con lo que
    el escritor de este articulo quiere decir

    • Birlibirloque on 27 enero, 2020

      Parafraseando: al que falseara la Escritura para justificar sus propios vicios y pecados, más le valdría que le ataran una piedra al cuello y lo arrojaran al mar.

  4. David Labrín on 25 julio, 2017

    Ridiculo… considerable… analizable… discutible… pero una cosa clara… Dios hace milagros a los pecadores… pero es el hombre es quien debe hacercarse a Dios.
    Muchos pecadores recibieron milagros y hoy tambien… los cristianos deben bendecir a los pecadores como Jesús lo hacia.
    Otra cosa es el pecado.

    • Lidia on 3 enero, 2019

      Exacto. Porque tambien plantea el tema «psicológico perverso» que lo diferencia de los que por naturaleza presentan alguna «rareza»… Además, por las misiones hechas por Jesús, creo que El, por encima de todo siempre optó por lo humano…Saludos.

  5. “La tolerancia es la esencia misma del Cristianismo.
    Pues si se carece de caridad, de dulzura y de benevolencia,
    ¿cómo se atreverá uno a llamarse cristiano?
    La fe obra por la caridad, no por el hierro y el fuego”. John Locke

    «Yo solo soy infalible si hablo infaliblemente pero yo nunca haré eso,
    así que no soy infalible». El Papa Bueno Juan XXIII

  6. Javier Peña on 24 agosto, 2017

    Éste tipo de «estudios» lo que muestran es una falta total de discernimiento contextual, ya no digamos espiritual. Para empezar, el centurión descrito en el pasaje tiene una relación de alta estima, no de amor (usan el vocablo griego ἔντιμος – entimos), que en ningún contexto relaciona al amor erótico, ni siquiera al amor fileo.

    Segundo, como bien indican algunos comentaristas previos, Jesús mismoenlista (entre otros) que ni los fornicarios, ni los adulteros, ni los idólatras ni los que se echan con varones (homosexuales) heredarán el reino de los cielos.

    Tercero, la palabra de Dios se excplica a si misma, para los que creen que no habrá consecuencia para los que practican el pecado, fíjense bien que desde el inicio Dios mismo dijo que la paga del pecado es muerte. No se engañen, porque los homosexuales están pecando, y si no se arrepienten, tendrán esa paga – actuando Dios en justicia con lo que Él mismo ha dicho.

    ¿Hay solución? Sí, arrepentimiento genuino y creer en Jesucristo – por su gracia podemos ser salvos.

    • Adrián on 6 abril, 2020

      ¿Y cómo analizas la expresión «los que se echan con varones»?
      Creo habla de una dominación sobre el otro, no algo que se siente naturalmente, por así decirlo. En todo caso, solo Dios puede juzgarnos, solo El.

    • jose on 29 agosto, 2020

      ἔντιμος entimos significados , honroso , apreciado , precioso , valioso , apreciado , con alta estima , es un adjetivo altamente superlativo de un sentimiento , al cual se le otorga alto valor , y con respecto a la palabra homosexual , no existe en la biblia por la sencilla razon que no era conocida en la epoca , fue creada por el doctor Karl-Maria Kertbeny en el 1800 dc , por lo tanto jesus ni ningun evangelista uso jamas ese vocablo , porque la biblia esa en griego ,

  7. Danny Román on 15 mayo, 2018

    Esta explicacion es una justificación a la homosexualidad en un breve resumen y es cierto Jesus no vino a condenar vino a perdonar pero no significa que a aceptar la homosexualidad, porque creen que hay dos órganos sexuales ? Porque se necesita de un hombre y una mujer para crear vida? Perdónenme pero por el ano no se fecunda vida y de vagina a vagina menos se dicen las cosas tal cuales pero sin embargo vino Jesus y tuvo misericordia porque no la merecemos somos pecadores todos desde el mas «santo Cristiano » hasta el mas sucio delincuente el vino a morir por todos y perdonar a todos es decir puedes arrepentirte de llevar una vida homosexual que sabes en tu interior que esta mal aunque tu orguyo diga no te doblegues, como crees que se sientes dos homosexuales que desean hijos y saben que no pueden procrear? A claro adoptar pero saben que es una FARSA!! Es una mentira ese estilo de vida y eso no lo condena Dios en este tienpo de gracia y perdon LO ENTRISTECE!!! De la misma manera que entristece ver guerras, odio, homofobia porque este comentario no es homofobico es un comentario de verdad !! Yo amo a mi progimo Gay, Lesbiana, Bisexual, Transexual y las demas variantes porque somos hechos a imagen y semejanza de Dios somos todos su perfecta creación por lo que dicen hay soy hombre pero adentro soy mujer Dios se confundió ….Mentira !!!! Es una distorsión de satanaz que desea confundir al hombre, repito yo amo a esas personas y siento compasión como Dios la siente y se que algun Homosexual estara leyendo esto y se dara cuenta de que DIOS LO LLAMA EN ESTE MOMENTO Y LO RECIBE COMO RECIBIO AL HIJO PRODIGO… CON AMOR CON LOS BRAZOS ABIERTOS LLENOS DE AMOR LISTO PARA PERDONAR Y DAR OPORTUNIDAD, yo creo en un Dios de amor, perdon y sobre todo que no comete errores. El fin esta pronto aun sean 100 años pero el Señor pronto viene y viene por ti y por mi pero depende si tu deseas ir con el o seguir aqui. Dios los bendiga a todos espero no se ofenda nadie lo que escribi fue con temor y respeto y repito no soy homofobico soy alguien que ama a todos por raza sexo denominacion por igual porque somos hermanos humanos en espera de nuestro unico padre Dios quien nos mostró su amor por medio de Jesucristo quien es el UNICO QUE INTERCEDE por nosotros los pecadores porque su palabra dice que abogado tenemos en el cielo y es Jesus asi que no vengo a juzgar vengo a compartir la buena nueva de amor no de condenacion pero a la vez de la verdad que es Dios. Bendiciones a todos un fuerte abrazo con amor Danny

    • Lidia on 3 enero, 2019

      Nada más cerrada y discriminatoria tu postura. Yo que soy católica practicante siempre escucho la frase pronunciada por el centurión a Jesús: señor no soy digno de que entres en mi casa, una palabra tuya bastará para sanarme…

  8. carlos zambrano on 1 julio, 2018

    Es lamentable que haya en estos tiempos personas con una reflexión poco permisiva que no se de cuenta de la manipulación de los criterios de la biblia por la gente de poder económico, social, militar, religioso, etc.

  9. María on 27 agosto, 2018

    Maravilloso. Creo que Jesús curó a un homosexual y el Espíritu Santo realizó que en cada misa repitamos lo que el Centurión le dice a Jesús. SEÑOR NO SOY DIGNO DE QUE ENTRES EN MI CASA PERO UNA PALABRA TUYA BASTARÁ PARA SANARLO.

    • jose on 29 agosto, 2020

      yo cada dia de mi vida digo yo no soy digno de que entres en mi casa , y en realidad ningun ser humano en esta tierra es digno que el amado Jesus entre en su casa , pero jesus entra en nuestra casa para amarnos y sanarnos , hablar de los gays como pecadores , y sentirse libre del pecado es de un orgullo espiritual impensado para un cristiano , que desde ese lugar juzga los supuestos pecados de otro ser humano , jesus nos ama y nos salva porque lo merecemos , nos ama y nos salva porque el es amor incondicional , si señores amor incondicional

  10. Daniel Varas on 18 noviembre, 2018

    Me parece sorprendete las cantidades de precisiones que se tomó la molestia de investigar el redactor del presente articulo. Os felicito.

  11. Miguel Mateo on 24 enero, 2019

    La escencia de Jesús el Cristo es el amor, por sobre toda raza, cultura, clase social u orientación sexual; y así como sanó/perdonó a leprosos foráneos, personas probres económicamente y aún adúlteras, no veo por qué no habría de sanar a un homosexual o la pareja de tal homosexual.
    Mas la verdad es clara cuando condena la práctica homosexual con la muerte, pues aunque pudiera referirse no a una muerte física sino a una muerte espiritual, es decir, a la separación de Su presencia (tal cual murieron Adán y Eva al probar el fruto prohibido), existe la muerte de nuestro espíritu al practicar tales actos, no se puede amar a Dios y desear vivir una práctica homosexual en su presencia. Lo digo porque tengo atracción hacia personas del mismo sexo y por más que estudie y sienta el amor de Dios, Su plan es el mismo y no cambiará.

    Amo a Jesucristo, a mi familia, me amo a mí y viviré esta vida con la parte que me toca, es decir, la de aprender a AMAR A DIOS POR SOBRE TODAS LAS COSAS, aún mis propios intereses. Y eso no me hace miserable, soy un profesionista destacado y un hijo, hermano y amigo apoyado y amado por los suyos.

    • maria on 22 agosto, 2019

      Creo que Dios nos invita a ser nosotros mismos, a desarrollar todo nuestro potencial, haciendo el bien desde nuestra esencia.
      A vivir con los valores de Jesús. Amar a Dios y al prójimo, todos somos prójimo.
      No es bueno juzgar, y menos lo que NO comprendemos porque no lo vivimos.
      Confio en los caminos de Dios, mas allá de lo que yo pueda ver. Confio en el ser humano que defiende los valores para vivir con gozo y en PAZ.
      Que nadie se sienta discriminado por sentir algo que yo no siento, que nadie se sienta desvalorizado por vivir algo distinto a lo que yo vivo.
      Soltemos la piedra que tantas veces apuntamos para arrojar, y vayamos como los mas ancianos de ese pasaje a mirarnos ese corazón que tantas veces parece de piedra. Ese es nuestro desafio. Convertir en amor, nuestro corazón.

  12. Manuel Rodriguez on 28 junio, 2019

    Por Dios aqui hay comentarios estupidos, lean muy bien Romanos 3:9-31 todos somos pecadores todo pecado es igual por DIos, aqui comentan algunos como que fueran perfectos hasta mentirosos son me dan lastima

  13. J.C. on 29 junio, 2019

    Toda mi vida me han gustado los hombres y siendo hombre me sentía muy mal… siempre rechazado y siempre burlado aunque siempre fui «gay de closet», la presión de esta época en donde ser gay «es lo máximo» y ser gay es «lo peor» lo COMPLICA TODO aún más!… muchos creen conocer y entender la biblia como si la hubieran escrito o fueran testigos oculares y otros la interpretan a su manera y esto es muy difícil de entender cuando te sientes condenado… Peeeero que sencillo es entender el amor de DIOS por medio de JESÚS, cuando entendí que no se trata de mí ni de mi pecado, sentí tanta paz y me pude acercar sin miedo, porque SU AMOR es muchos más grande que cualquier cosa o persona. Entendí que Jesús vino a morir por amor a mí, SI! POR AMOR A UN GAY, HOMOSEXUAL o como lo quieran llamar, por los mentirosos, ladrones, borrachos, adictos, malhumorados, envidiosos, ETC… entendí que su amor no se condiciona por la «tolerancia e intolerancia» de muchos, entendí que es el ESPÍRITU SANTO quién me da convicción de bien y de pecado, que NADIE me va a ser cambiar a la fuerza o por miedo… entendí que no se trata de agradar a la comunidad LGBT ni de agradar a la IGLESIA ni de agradar a MI FAMILIA ni de agradarme a MÍ, se trata de aceptar y disfrutar el amor de DIOS por medio de JESÚS y llevar su mensaje de Salvación, NO DE CAMBIAR a la gente por lo que YO PIENSO, sino de llevarlos a recibir al Espíritu Santo por medio de Jesús y ÉL es quien hace la obra de cambio en TOOODAS las áreas de mi vida, que su gracia la recibí cuando acepté a JESÚS como mi SALVADOR mi ÚNICO SALVADOR, entendí que ya no hay pecado que me condene, entendí que soy una persona nueva, entendí que a diario hay muchas luchas que debo enfrentar pero que NO ESTOY SOLO. NO busco la aceptación de NADIE, NO busco agradarle a NADIE, sólo acepté quién soy, acepté que soy pecador y que mi salvación es por GRACIA y que no hay NADA que me aparte del AMOR DE DIOS, que no hay cosa que yo pueda hacer para que Dios me deje de amar o para que Dios me ame más!… Hay muchos que juzgan a los demás sólo porque pecan diferente, hay muchos que desvirtúan la gracia convirtiéndola en libertinaje, hay muchos que se creen dignos de condenar y juzgar, pero ser CRISTIANO no es cambiar a los demás, ser CRISTIANO es ser seguidor de CRISTO y seguir su ejemplo de amor, de perdón, de sacrificio y de fe!… ÉL murió y resucitó UNA VEZ y fue SUFICIENTE para que todos los pecadores que lo hemos aceptado y reconocido SEAMOS SALVOS POR MEDIO DE SU GRACIA. Amo ir a la iglesia y amo la alabanza y amo escuchar la palabra de Dios, porque lo BUSCO A ÉL, no busco calmar conciencia o creerme auto-suficiente, busco ese perfecto amor que echa fuera el temor… no busco aceptación ni rechazo porque si tengo el amor de DIOS lo tengo TODO. Es DIOS quién me ama, quien me ayuda, quien me cambia, quien me perdona, es por medio de JESÚS que todos los días puedo tener una relación cercana con DIOS PADRE, es mi amistad e intima relación con el ESPÍRITU SANTO que puedo ser consolado, guiado, exhortado y confortado!… por último entendí que en mí DEBILIDAD y en mi PECADO EL AMOR DE DIOS SE PERFECCIONA TODOS LOS DÍAS. y esto me hace amar de verdad, amar a Dios sin miedo, amar a mi familia, amar a mis amigos, amar sin juzgar y sin condenar y amarme a mí como DIOS ME AMA Y verme como ÉL ME VE.

  14. Simón robledo on 2 julio, 2019

    Que abominación, así mismo hacen con toda la biblia, la tuercen hasta sacar ideas dignas de pecadores, porque tienen que poner quitar agregar palabras a la palabra de Dios para ajustarlo a sus estilos de vida y sentirse justificados?

  15. maría inés paez on 2 septiembre, 2019

    Excelente artículo, ya lo había estudiado yo en cursos bíblicos, y que era muy común en esos tiempos que los hombres importantes tuvieran un amante varón y no se los cuestionara, era totalmente aceptado, tanto la cultura griega como en la romana está plagada la historia de estos hechos. Porqué Jesús habría de condenarlos cuando había venido a predicar el amor? La civilización tardó muchos siglos para empezar a condenarlos. De ninguna manera esto es una justificación, pues ni yo ni los míos(al menos que yo lo sepa, somos homosexuales) pero respetamos a ellos tanto como a los demás seres humanos, y defendemos su dignidad y su derechos de amar y ser amados, no hay nada malo en eso, he conocido personas de distinta elección sexual que son excelentes profesionales y mejores personas, por haber vivido tantos años, he sido testigo del desprecio y la humillación que han vivido no hace mucho tiempo atrás. Es indigno de un cristiano tratar de excluir a nadie, por ninguna causa, aquellos que pretenden hacerlo no son dignos del amor de Dios. La exclusión es la aniquilación de la persona, y ese es el pecado mas grande! María Inés Paez

  16. Donnie on 27 septiembre, 2019

    Ustedes hablan y hablan los homosexuales existieron existen y existirán siempre y los casos de pedofilia por parte de los curas? me parece que ese es un pecado estamos en 2019! si existe la homosexualidad y dios la detesta! por que existe? si yo fuera gay de que me voy arrepentir? si nací así o se ingesta los primeros años de vida, entonces un gay con 5 años o menos va a decirle a sus padres que es gay para que lo lleven a una iglesia y se arrepienta? es ridículo la verdad es que es todo un tema!!! y no creo que dios suelte tu mano por eso

  17. Pedro José on 3 noviembre, 2019

    Este tipo de comentario se basa exclusivamente en «supuestos» y no en la veracidad de las Escrituras. En todo caso si el Señor realmente impartió sanidad a un homosexual no quiere decir que excluía su pecado sino más bien fué para darle la oportunidad de reconocer a Jesús como su Salvador arrepintiendose de sus pecados abandonando toda práctica impura. Dios bendiga su palabra. Amén.

    • jose on 29 agosto, 2020

      usted tambien abandone el pecado porque todos somos pecadores ,sn u no se excluya del pecado , arrepientase , hagalo tambien no se excluya de ser pecador

  18. Roberto Gonzalez on 26 enero, 2020

    Lo que aprendimos y aceptamos ahora no son validos. Los progesistas nos tratan de cambiala para scepter las de Ellos
    Para mi demasiado tarde. 1. Amo al pecador pero no al precado. 2. Como pacandor conozco la diferncia.

  19. Renée on 26 enero, 2020

    «Jesús nunca condenó expresamente la homosexualidad».

    Tampoco condenó expresamente la contaminación ambiental ni el lavado de activos.

    ¡Oiga, sus sofismas sí que justifican al mismísimo Chapo! ¿Está usted al servicio de los deforestadores de la Amazonía y del Cártel de Sinaloa?

  20. adriana on 27 enero, 2020

    Cuál es el juego, Criterio?!
    Desagradablemente sorprendida…uf!!

  21. Frank Sinatra on 27 enero, 2020

    El que no vive como piensa termina pensando como vive. Es asombroso el poder el Lobby Gay. De nada ha servido que Freud clasifique la homosexualidad como una patología. El Lobby ha logrado sacarla de la lista de patologias de la OMS.. Ahora Teólogos y especialistas en Sagrada Escritura pretenden «Despenalizar» la homosexualidad. Como el Obispo Vicenzo Paglia (Vease la pintura Homerotica de la Asuncion en el Duomo Di Terni) o el Cardenal Marx.

  22. Pepe on 4 marzo, 2020

    Perdon pero la escritura en ningun momento se sugiere que el centurio haya sido homosexual y de ser asi Jesus siendo Dios y sabiendolo TODO se lo hubiese dicho al soldado de mal andar ademas recordemos cual fue una de las razones por las que las ciudades de sodoma y gomorra fueron exterminadas. Que en la actualidad la sociedad quiera meterle a uno hasta por los ojos lo antinatural no es justo para los que nos comprometemos diariamente a tener una sana convivencia natural con la sociedad yo quiero formar una familia y la sociedad no tiene derecho de arrebatarme ese derecho

    • Tati on 8 septiembre, 2020

      No manches Pepe. Eres muy anticuado. Me pregunto que edad tienes. Y si sentiste mucha represión por demostrar tu sensibilidad en tu niñez. Es una pena, seguro eres un hombre maravilloso, capaz de mucha compasión. Me gusta mucho leer a Ian Gibson, el sufrió mucho por su hermano gay pues ambos nacieron en Irlanda. Ian Gibson investigó mucho la vida de Federico García Lorca. Es muy interesante la manera en que Gibson relata los sentimientos de los familiares de Lorca. Así también de los temores y el sentir de los españoles y los medios de comunicación. Y cuando finalmente se publicaron Los sonetos del amor oscuro. Creo que Federico se imponía a ese chico en que se había obsesionado. Supongo que solo sabía enamorarse a lo machista. La alegría más grande que tengo es que vivo en Dinamarca. El paraíso sobre la tierra. La vida es hermosa aquí, inclusive en tiempo de pandemia. Vamos a ver que hicieron los daneses… 1. Socialismo, 2. Educación terciaria universal, 3. Seguridad social, 4. La iglesia está bien para cuando los chicos hacen su fiesta de 15 años y nada más, 5. Equidad de género, todos madres o padres recibimos dinero por cuidar de los hijos en casa. 6. Jornada laboral reducida. 7. Impuesto muy altos para que todas y todos seamos iguales ante la ley. 9. Solidaridad con los países en guerra. 8. La felicidad en la tierra donde la gente es más humana porque no les interesa la religión sino los seres humanos.

  23. Juan camilo on 15 junio, 2020

    Que ejercicio tan acomodado! Lo único bueno que rescató luego de esta cascada de barrabazadas es que Jesús respetó a todos, pero eso no quiere decir que no eran pecadores. Y la historia de Samuel y Jonatán no le veo nada de homosexual, solo unos panas que se querían mucho al punto de hacer un pacto de amistad, y si dice que superaba el amor de una mujer no quiere decir que era sexo,(sexo no es amor).

  24. Marco Antonio on 1 julio, 2020

    Tantos comentarios, tantas posturas , y tantos supuestos en torno al personaje de Jesus, cuya existencia es por lo mas generoso decirlo «dudosa». Y ni hablar de los conceptos «morales» que no son mas q creaciones de la sociedad, porq recuerden q la esclavitud es aceptada en la Biblia y tambien la sumision de la mujer , ahora nos parece absurdo , imposible, inhumano concebir la esclavitud como algo normal, pero hasta hace un par de siglos atraz era una institucion ! Y la Biblia no dice nada en contra de la esclavitud, q era un vejamiento a la integridad del ser humano ! Pero si quiere dictar amenazas cespirituales sobre la sexuakidad de las personas ! Por favor miren bien q clase de libro consideran palabra de su Dios. A proposito de eso de reinos celestiales y asuntos espirituales , siempre me hacen acordar de ese cuento del traje del rey q solo lo podian ver los inteligentes.

  25. cristina on 30 julio, 2020

    Coincido con Marco Antonio,Jesús lo dijo bien claro «NO HE VENIDO A JUZGAR » de ahí que no haya hecho mención de ese,ni de otro pecado abiertamente para avergonzar a nadie,esperó a la mujer adúltera y cuando estuvieron solos le hablo,»mujer nadie te ha condenado? -no Señor-«ni yo tampoco vete y no peques más….La homosexualidad es vieja como el mundo, tambien la avaricia,el orgullo ,…pero eso no lo convalida como lícito,Es difícil que lo entiendan los de afuera, me refiero a los heterosexuales ,pero mucho más dificil es que lo comprendamos nosotros los que estamos desde este otro lado.Solamente con la gracia de Dios uno puede entender ,aceptar y vivir otro amor un amor que invade todo tu ser y no digo que suple,pero nos llena de una paz que nunca la sentí con mis parejas.Sé que por razones hormonales para los hombres es más complicado aceptar de golpe la abstinencia,pero créamenlo es posible ser casto con el tiempo y por supuesto con la infinita ayuda del Dios que nos ama más que nosotros mismos

  26. ALBERTO on 3 agosto, 2020

    En Judea, en tiempos de Jesús, había más de 30 colonias griegas. Los Evangelios se escribieron en griego, así que el mesias y los discípulos conocían muy bien esa cultura.
    Si Cristo considerará una enfermedad la Homosexualidad, de la de miles de personas curo, incluidos inmorales como los propios endemoniados, y que está confirmado que sano, ¿como es que no curo NUNCA JAMAS a ningún homosexual de su orientación Afectivo-sexual?
    Es evidente que es, porque los consideraba ya SANOS y VIRTUOSOS.
    No hizo ningún milagro curativo con ellos, porque a ningún les hacía falta. 2+2=4. Esto es un AXIOMA.

  27. Tati on 7 septiembre, 2020

    ¡Qué excelente análisis! Es necesario más conversaciones sobre la historia y las realidades de las costumbres antiguas. Leí la biblia por 7 años, y siempre me sorprendió el amor de Jesús por Juan, el amado. Porque de manera obvia se notaba que era un gran amor. Tan grande que cuando estaba a punto de morir, Jesús le pedía a su madre que cuide de Juan y a Juan que cuide a su madre. Creo que también, es interesante considerar la manera en que Pablo el apóstol hablaba de las mujeres. Y el también fue soldado romano, y sus cartas son famosas por la manera que Pablo habla del amor. El amor es sufrido y bondadoso, no se vanagloria, no se hincha, no se porta indecentemente… Y sin embargo, se nota como Pablo tenía gran desprecio por las mujeres. Y él fue el que dijo, «prohibo que la mujer enseñe.» ¿Cómo puede prohibir que la mujer enseñe? Cuando las madres enseñan a sus hijos todo el tiempo, pero esa prohibición es la que verdaderamente afecta la manera en que se maltrata y discrimina a las mujeres en las sociedades católicas y cristianas.

  28. Carlos on 13 septiembre, 2020

    El autor se empeña es que demostrar que el enfermo era un homosexual Aun aceptando la conclusion . como hubiera podido Jesus negarse a curarlos ante la Fe del centurion? Jesus recibio al centurion y viendo su Fe curo al enfermo. El mismo dijo que vino a sanar todo lo que estaba perdido.Pero ojo no confundir Misericordia con Complicidad. Quien pasa por los brazos de Cristo no sale igual sino renovado, convertido. Como sucedio esto con el centurion y su supuesto amante no lo sabemos.Nunca Jesus justifico el pecado por respeto a la vida intima de nadie.Recordemos aquel Estas curado, vete y en adelante no peques mas por que te van a suceder cosas peores de las que has salido.

  29. Carlos on 15 septiembre, 2020

    Con referencia al comentario sobre el paraiso terrenal que seria Dinamarca segun escribe Tati? No se olvide de mencionar la imposicion escolar de la Ideologia de Genero en contra de los derecho de los padres y negando cualquier reclamo de los mismos y mas aun amenazando con encarcelarlos y quitarles la tenencia de sus hijos. Es reciente el hecho de la familia que tuvo que huir de Noruega a Rusia para evitar dicha imposicion ideologica. La Matematica y otras se imponen por si mismas porque son ciencias y nadie osaria quejarse. Las ideologias son no cientificas o se disfrazan de cientificas y son visiones subjeticas e indemostrables que se imponen mediante violencia institucional.

  30. Carlos on 19 septiembre, 2020

    Me despido de Uds. reiterando a los lectores Misericordia no es Complicidad. No es licito usar la Misericordia de Dios para seguir pecando manipulando las actitudes y el mensaje de Cristo para no intentar convertirnos de nuestros pecados con ayuda de su Gracia. El arrepentimiento es indispensable para la salvacion Puede que no logremos librarnos totalmente del pecado por la fuerza del habito o por no pedir con Fe su ayuda para que …No nos dejes caer en la tentacion…..pero al menos habrenos puesto algo de nuestra voluntad ante su Misericordia.

  31. Jorge on 21 octubre, 2020

    Dios hizo a la humanidad a su imagen y semejanza, en la humanidad existe la homosexualidad,
    Por lo tanto Dios es homosexual.

  32. José on 22 octubre, 2020

    Un artículo muy conveniente adaptado para favorecer las demandas de las minorías del momento, ahí queremos forzar hasta la misma Biblia solo para acomodarla a los deseos de ciertos grupos.

Responder a Adrián Cancelar