El Parlamento Griego aceptó a mediados de Julio las medidas propuestas por la Unión Europea. Descontamos que todos los Parlamentos miembros de la misma, también lo harán. Se le otorgará a Grecia uno préstamos de 86 billones de Euros y un préstamo puente de 7 mil millones de euros para que pueda pagar sus compromisos inmediatos, incluidos la cuota impaga al FMI.

Los hechos
Grecia es un país pequeño de 11 millones de habitantes con un producto bruto de 179 mil millones de euros, el -1,3% del PBI de la Unión Europea (casi un 40% del PBI de la Argentina), con una deuda externa de 180 % del PBI (322 mil millones de euros).
El PBI Griego cayó un 27% entre 2007 (antes de la crisis financiera internacional) y el 2014. En ese tiempo la deuda aumentó un 30% y el desempleo pasó de un 8% al 28%.
En el 2009 las nuevas autoridades se dieron cuenta que los datos del déficit reportados por Autoridad Estadística Helena, eran más bajos que los reales y el déficit alcanzaba al 14% del PBI. Esto genero desconfianza y puso en duda la capacidad de Grecia de pagar sus deudas, lo que llevó a una inmediata alza en las tasas de interés.
La situación produjo la especulación con un default Griego en el 2010, por lo cual recibió préstamos, que (según reconoció el Presidente del Banco Central Alemán del momento) fueron destinados en su mayoría a pagar las deudas con los bancos franceses y alemanes: los principales acreedores griegos.
Para justificar este préstamo el FMI (dirigido en ese momento por Strauss Kahn) impuso condiciones que iban a permitir cerrar el déficit y crecer lo suficiente para pagar a sus acreedores. Si bien el déficit se redujo, las reformas que supuestamente inducirían al crecimiento no se hicieron. En el 2010 un hubo ninguna quita de la deuda.
Es en ese año en el que aparece en escena los representantes de los prestatarios: los ministros de finanzas de los países de Europa, el banco Central Europeo y el FMI. La denominada Troika, cuyo nombre cambio al de Las Instituciones. Para ese momento los acreedores ya no eran Bancos sino los ciudadanos de los países prestatarios.
Como todo fue insuficiente para resolver el problema, en el 2012 se otorgaron nuevos préstamos con las mismas condicionalidades del anterior: una recaudación de impuestos más eficiente, reducciones del gasto y reformas que liberalizaran el mercado de trabajo.
Un hecho importante fue que el banco central Europeo comenzó a prestar plata a Gracia con garantía de bonos griegos. Fue el famoso momento en el que el Presidente del BCE, dispuesto a estabilizar los mercados financieros, pronunció su famosa frase “dentro de nuestro mandato el BCE está listo para hacer lo que sea para preservar el Euro. Y créanme, será suficiente”. Esto llevó a una baja en las tasa de interés para todos los países europeos, incluyendo Grecia.
En este período Grecia efectivamente cerró su déficit. A fines del 2014 era cero, pero la economía seguía contrayendo y el desempleo alcanzó el 25%, afectando a los jóvenes.
En este contexto los griegos (cansados de la austeridad y la decadencia permanente), eligen a un nuevo partido: SYRIZA, donde el líder de la coalición, Alexis Tsipras, les prometía volver atrás con ciertos recortes de gastos y lograr una quita de la deuda.
Las diferentes discusiones.
A partir de la asunción de SYRIZA, Grecia se convirtió en un campo para:
– Las discusiones de los economistas: imposibilidad Vs. necesidad de austeridad.
– La autoridad de Las Instituciones, pero especialmente de Alemania en la discusión Europea: de su intransigencia para que los bancos no sean afectados, pasando desde una comparación absurda con el Tratado de Versalles, hasta la ingratitud (olvidándose de haber sido ayudada por el Plan Marshall).
– Las reales o supuestas consecuencias geopolíticas. Grecia -un país de la Unión Europea, que legalmente no puede abandonar- recostándose sobre Rusia.
– El real o supuesto contagio de la actitud griega a países que habían tenido programas de austeridad similares. Ningún país hizo un planteo. Es cierto que con políticas de austeridad Irlanda, Italia, España y Portugal están estancados y con tasas de desempleo muy altas y más aún entre los jóvenes. Entre 2007 y 2014 las tasas de desempleo fueron: Irlanda 5% Vs. 12%; Italia 7% Vs. 13%; Portugal 9% Vs. 15%.
– La pertinencia o el fracaso de una unión monetaria o de una moneda común de la forma en que lo hizo la Unión Europea. La moneda común demostró en la crisis del 2008 ser un fracaso al impedir a los países miembros usar la política monetaria.
Las condiciones de Las Instituciones
Según el Euro Summit statement estos son los pre requisitos para un acuerdo, que requieren el compromiso político de Grecia:
– Solicitar al FMI una ayuda similar a la que se pide al ESM (Sistema Monetario Europeo) con su correspondiente monitoreo.
– Antes de llegar a un acuerdo las autoridades se comprometen a legislar de inmediato:
Una mejora en el IVA y una ampliación de la base de imposición.
Medidas que garanticen la mejora de la sustentabilidad del sistema de pensiones, que sean parte de un programa general de reforma del             sistema jubilatorio.

La total independencia legal del Sistema Estadístico Helénico (ELSAT)
Implementación total de las previsiones del Tratado de estabilidad y establecer cortes cuasi automáticos en caso de que haya desvíos de                     las metas de superávit.
– Reformar el Código de Procedimiento Civil, que acelere los procesos judiciales y baje sus costos.
– Adoptar las reglas del BRRD.
– Solamente después de que se implemente las primeras cuatro medidas (aprobadas por el Parlamento Griego, verificadas por Las Instituciones y el Euro grupo), se dará un mandato para que Las Instituciones negocien un Memorándum de entendimiento con el gobierno Griego.
– Reformar el sistema previsional con metas que sean cuantificables y revisables.
– Adoptar reformas de mercado. Por ejemplo, permitir el trabajo dominical, propiedad de las farmacias, etc.
– Privatizar el sistema de transmisión de energía.
– Modernizar el mercado de trabajo.
– Fortalecer el mercado financiero, garantizando la no interferencia política en los nombramientos.
– Presentar un programa significativo de privatizaciones. El producido de esas ventas serán transferidos a un fondo independiente con el cual se pagará la deuda del eventual nuevo préstamo. Del cual 25 b de Euros y reducir la relación deuda /PBI y el 50% restante para inversiones. Este fondo estará en Grecia pero supervisado por la Instituciones Europeas.
– Presentar un programa de costos de administración en línea con un esquema acordado con las Instituciones. Todas las propuestas de reformas tendrán que ser aprobadas por las Instituciones antes de ser enviadas al parlamento Griego.
Una vez que estén dadas estas condiciones, el FMI en su IMF Country Report nº 15/186, con fecha 14 de Julio del 2015, dice: La deuda Griega es insostenible.
El financiamiento que se necesitara hasta fines del 2018 será de 85 billones de euros y esta deuda alcanzará al 200% del PBI Griego en los próximos dos años. Por lo que la deuda Griega solamente es sostenible si: Europa extiende los plazos de repago de intereses y capital por un periodo “dramáticamente largo”, de por lo ejemplo 30 años, incluyendo los prestamos que ahora se otorguen o Europa transfiere fondos directamente al presupuesto griego y se hace una quita importante de la deuda.
Esta no parece una historia terminada. Es difícil de entender la actitud del Gobierno Griego. El 6 de Julio el 60% de la población Griega, vota en contra de los requerimientos de Las Instituciones y una semana después acepta condiciones para conseguir nuevos préstamos y permanecer en la zona del euro. Condiciones que implican poco menos que la pérdida de soberanía de Grecia.
La población Griega seguirá sufriendo por mucho tiempo y mientras tanto Grecia -cuya situación económica tiene un impacto menor en el resto de la economía mundial y que no implica riesgos de contagios sistémicos vía el sistema bancario como lo fue la del 2008- continuará siendo la base de experimentación económica y de teoría económica y político para el resto del mundo.

1 Readers Commented

Join discussion
  1. ho9çracio bottino on 28 agosto, 2015

    Esta es la economía que idolatra al dinero que MATA a los pueblos y al planeta y QUE NO VA MÁS.

¿ QUIERE DEJAR UN COMENTARIO ?