La Abadía: nuevo centro cultural

A partir de este mes comienzan las actividades artísticas y culturales en la remodelada Abadía de San Benito. Están dedicadas al arte latinoamericano, con conciertos, muestras y clases; también funciona una residencia, un auditorio y una biblioteca.

La Abadía de San Benito se encuentra en una barranca rodeada de casas bajas y edificios modernos. En la época colonial era zona de quintas, que llenaban el intersticio rural entre la ciudad y el posteriormente creado pueblo de Belgrano. Aunque oficialmente su ubicación corresponde al sector norte del barrio de Palermo, sus vecinos dicen sentirse más identificados con Belgrano. Los benedictinos llegan a Buenos Aires entre 1914 y 1915 y luego de pasar por varios barrios se instalan definitivamente en el terreno donde se construye la abadía, en 1916. El edificio del monasterio es de 1929 y fue concebido como un lugar de retiro. Allí vivieron los monjes benedictinos hasta 1971, año en que se mudaron a Luján, quedando el edificio vacío. Fue en 2009 cuando la congregación de la Familia Sodálite tomó contacto con los benedictinos (aún propietarios del predio) y comenzaron a proyectar la posibilidad de convertir el lugar en un centro cultural.

Auditorio
“La Familia Sodálite es una congregación cristiana que participa de la espiritualidad del Sodalitium Christianae Vitae. Nacemos de la Iglesia y estamos para servirla. Para nosotros el aliento de los pastores, y en particular del papa Francisco, es fundamental. Él fue quien nos invitó a venir a la Argentina hace 10 años, cuando era Arzobispo de Buenos Aires”, comenta Sebastián Blanco, director de La Abadía e integrante de la Familia Sodálite. “Los benedictinos querían darle un uso espiritual e histórico a todo este espacio del monasterio. Nos pidieron como familia espiritual y cristiana si podíamos darle continuidad a la estrecha relación que tuvo el monasterio con la comunidad y con los vecinos”, agrega.

Nuevo espacio de arte
La puesta en valor de la edificación de 5000 m2 llevó varios meses y se respetó el valioso patrimonio arquitectónico, sin perder su clima monástico. El edificio de tres plantas albergará a la comunidad religiosa de la Familia Soládite en el tercer piso. Las once celdas del primer piso fueron unidas por dentro para conformar cinco salas, donde se instalará el centro de exposiciones. En cambio las celdas de la planta baja fueron transformadas en salones de enseñanza de música. A esto se suma el auditorio y la biblioteca: “Los libros pertenecen a la biblioteca personal de monseñor Eugenio Guasta. Para nosotros es un honor tenerla. La idea es que aquí se pueda generar un espacio de investigación y dialogo. Estará abierta al público y la intensión es que sea el lugar ideal para generar contenidos culturales”, agrega Blanco.
Para comenzar su actividad como Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos, ofrecerá los siguientes programas: formación de una orquesta infantil, desarrollo del centro de estudios de cultura latinoamericana, donde desde su inicio el público en general podrá participar de seminarios cursos y talleres; el programa de exposiciones artísticas, que se inaugurará con la exposición Tierra de encuentros, cielos y colores. Arte de Sudamérica hoy y ayer; curada por Teresa Pereda, con piezas de platería mapuche, del Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti y máscaras del Perú. “Con esta muestra se busca dar un primer paso en lo que se espera sea una puesta en escena de la rica y basta tradición latinoamericana, de la que todos, unidos por un mismo suelo, podemos sentirnos parte”, comenta Guillermo Alonso, ex director del Museo Nacional de Bellas Artes y actual director de Relaciones Públicas e Institucionales de La Abadía.
En lo que respecta a las exposiciones, se ofrece un espacio para muestras artísticas de distintos rubros. Según los directivos, proyectan establecer una comisión permanente de arte, con una dinámica rotativa de distintas exposiciones que tengan que ver con el arte de nuestro continente.

Cultura con función social
El hermoso jardín de la abadía, que es el corazón del nuevo centro cultural, sirve como marco para que Sebastián Blanco comente los objetivos del lugar: “Queremos que las expresiones culturales sean accesibles a todos. Por eso el proyecto tiene en su origen un fuerte compromiso social. Darle espacio a aquellos que por su condición social no tienen un acceso fácil al mundo cultural, para que puedan tenerlo y desarrollarlo en este lugar, y que también ellos aporten sus riquezas y dones para que podamos juntos construir una cultura”.
“Nos interesa también cumplir con el compromiso de abrirnos a la comunidad. Para nosotros Buenos Aires siempre ha sido un referente cultural. Por lo tanto, desde el inicio teníamos presente que el desafío iba a ser grande. La intención es tener una apertura al barrio, a la ciudad de Buenos Aires, a sus distintas manifestaciones y expresiones culturales –explica Blanco–. Que este espacio pueda tener una respuesta a todas las iniciativas culturales y artísticas; que forme parte de la agenda cultural de Buenos Aires y que tenga proyección en Latinoamérica”.
La Abadía, Centro de Arte y Estudios Latinoamericanos
Gorostiaga 1908, CABA

Exposición artística: Tierra de encuentros cielos y colores. Arte de Latinoamérica hoy y ayer.
Orquesta Infantil: Formación musical de excelencia. El proyecto está inspirado en el mundialmente conocido Sistema Nacional de Coros y Orquestas Juveniles e infantiles de Venezuela propuesto y desarrollado por el célebre director José Antonio Abreu.
Centro de Estudios Latinoamericanos: Se busca hacer accesible la historia y cultura propias de los pueblos latinoamericanos. Para ello abre sus puertas al público en general con un ciclo de seminarios, cursos y talleres. También se desarrollará una escuela de líderes. El Centro cuenta con una nutrida biblioteca en homenaje a monseñor Eugenio Guasta, a quien pertenecieron los libros, para apoyar el estudio, la investigación y el diálogo.

4 Readers Commented

Join discussion
  1. Sara Rios on 8 octubre, 2015

    Espero conocer los talleres que se dicten

  2. Diana alicia reyes on 7 febrero, 2016

    Bendiciones,por tan bella obra ,quisiera recibir información de cursos y talleres,Que Dios los bendiga.

  3. Norma Setaro on 2 abril, 2017

    Buenas tardes: Desearía recibir programa de actividades

  4. Marcelo on 10 diciembre, 2018

    Acaba de cerrar, empezó mal y termina peor

¿ QUIERE DEJAR UN COMENTARIO ?