El senador Miguel Angel Pichetto publica este 10 de julio un artículo en el diario La Nación donde afirma que “la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) es una cuestión de salud pública” y que “la discusión de este proyecto no puede de ninguna manera quedar supeditada a las convicciones y sentimientos personales”.

Para el senador, entonces, la salud pública es un área donde no cuentan las convicciones personales. Pero, ¿acaso la salud pública no es una cuestión política? ¿O para el senador tampoco cuentan las convicciones personales en la política?

No sería una interpretación descabellada, ya que su artículo termina con la frase: “Quienes tenemos responsabilidades públicas no podemos permitir que las creencias sean un obstáculo a la hora de tomar decisiones”.

Desde este punto de vista, la objeción de conciencia sería un sinsentido.

Es de desear que no sean muchos los legisladores para quienes no cuenten las convicciones personales. Si en el Congreso de la Nación no contaran las convicciones personales, se asemejaría a una bolsa de comercio, donde las transacciones no están guiadas por valores sino por intereses privados.

En otras palabras, para acompañar o sobrevivir las transformaciones de la política, no sería funcional contar con convicciones personales. Bastaría con seguir la corriente. Aunque pareciera que tal cosa ocurre con alguna frecuencia, no es ese el espíritu de nuestra Constitución.

Comments

comments

11 Readers Commented

Join discussion
  1. martin lagos on 10 julio, 2018

    El presidente Macri había manifestado en varias oportunidades estar “a favor de la vida”. Si tenía esa convicción ¿por qué no ha pronuncido palabra durante el debate sobre el aborto? y ¿porque en esta cuestión ha optado por respetar el voto de una mayoría simple no usando su poder de veto, cuando no vaciló en vetar un pronunciamiento igualmente mayoritario en el tema de las tarifas? ¿Hay una convicción para cuestiones presupuestarias y otra para temas como el del aborto?
    Martín Lagos
    DNI 4.516.711

  2. lucas varela on 11 julio, 2018

    Estimados amigos,
    El señor Espeche se muestra agresivo e irracional.
    Sí, las convicciones personales cuentan en todos los actos de un hombre de bien. Y el drama de un cristiano es que las convicciones personales del prójimo, también cuentan.
    El Congreso de la nación no es una cámara de comercio. Es, lamentablemente para algunos, un imperfecto “rejunte” de representantes del pueblo. El veto presidencial, es un último recurso que debilita la vida democrática. Es una imposición que, aunque legal, violenta el normal transcurrir republicano.
    Frente al desacuerdo, la intolerancia democrática es puro instinto y nada de razón (que es acuerdo). Es pura inconciencia.

    • horacio bottino on 12 julio, 2018

      ¿drama del cristiano? es la regla del AMOR primer mandamiento,respetar la conciencia de nuestros hermanos,pero es un deber de cada persona obrar según su conciencia no en contra,en contra es un mal para sí mismo y para la sociedad

  3. felix juan borgonovo on 11 julio, 2018

    San Agustín (s. 4º) admite que sólo a partir del día 40 después de la fecundación se puede hablar de persona. Santo Tomás de Aquino (s. 13) reafirma no reconocer como humano el embrión que todavía no tiene 40 días, que es cuando le es infundida el ‘alma racional’.

    Esta posición se convirtió en doctrina oficial de la Iglesia a partir del concilio de Trento (s. 16). seria bueno una revista catolica de excelencia como criterio comentar la evolucion de la iglesia al respecto. yo soy cristiano quiero la vida pero se de la muerte de muchas chicas que sin comuniccion con sus padres recurren a una curandera ycuando estan infectadas ya es tarde se mueren. las mujeres adineradas y muchas llamadas cristinanas recurren a viajar al extanjero o a clinicas muy buenas de nuestro pais que nadie denuncia ni denuncia y se hacen la practica y no paso nada. por favor el tema es aborto legal o aborto clandestino. viva cristo rey un abrazo de amor a todos felix juan borgonovo

    • horacio bottino on 12 julio, 2018

      Lea evangelium vitae de juan pablo ii que refuta todo lo que usted afirma

    • horacio bottino on 12 julio, 2018

      en evangelium vitae también va a leer la evolución de la Iglesia que siempre estuvo en contra del aborto desde la concepción

  4. Gerardo Semenzato on 11 julio, 2018

    Excelente el comentario de V.Espeche Gil.
    Las convicciones personales son las que deben guiar nuestro accionar en todas las facetas de la vida.
    Nuestros políticos se caracterizan por imprevisibles y contradictorios cambios de acuerdo a la conveniencia del momento.
    Una total irresponsabilidad.

  5. Martín Lagos on 11 julio, 2018

    ¿Como puede ser que se opine en base a lo que se sabía de la vida de un embrión fecundado en tiempos de San Agustín o Santo Tomás? ¿Porqué se niega la evidencia constatable que nos provee la ciencia hoy? Si el embrión fecundado es un ser humano, despenalizar el aborto es despenalizar un crimen, lo haga una mujer pobre o rica. Podrá haber atenuantes o agravantes, como con cualquier crimen o delito. Pero no se puede admitir bajo ninguna consideración que el crimen se cometa a voluntad y sin consecuencia. En todo caso, los que apoyan esta ley deberían decir fuerte y claro: Apoyamos que se liquiden vidas humanas.

  6. Maria Lavalle on 11 julio, 2018

    La insistencia de la Iglesia en la necesidad de que el Presidente vete la ley sobre interrupción del embarazo si se aprueba es muy preocupante. Como dice Sartori, la democracia es un sistema en el cual los partidos pierden elecciones. Y también pierden debates en el ámbito legislativo. No reconocer esto es sencillamente debilitar o rechazar el sistema democrático. Duele que la Iglesia Católica no lo reconozca. Y que no comprenda que el nuestro no es un Estado clerical.

  7. Fernando Yunes on 11 julio, 2018

    El pensamiento del senador, que expresa la idea de muchos, contiene un avance del Estado sobre la libertad de conciencia, más propio de los regímenes totalitarios que el sistema de la democracia.

  8. Augusto Leo Mahlknecht on 18 julio, 2018

    Es aterrador el nivel de ignorancia, confusión y debilidad mental, estupidez, que manifiestan los personajes pro aborto (Lanata, Rosichner, el ministro de salud, la ministra de seguridad, Pichetto, Kovadloff y tantos otros personajes “encumbrados” ) que rebuznan cuando los interrogan sobre el tema.
    Hacen una campaña en favor de donaciones de órganos para mantener la vida y por otro lado buscan suprimirla. Quien puede entender esta contradicción
    Otro tema totalmente irracional es justificar el aborto en caso de violación. Se permitiría matar a un inocente. Es como volver caricaturescamente a la época en que se sacrificaba a una persona inocente para satisfacer a los dioses. O de los aztecas
    Me peleo con pepe y como solución matamos a Juan que pasaba en ese momento.

¿ QUIERE DEJAR UN COMENTARIO ?