Revista Criterio
Cultura, Iglesia, Notas de Tapa
Nº 2361 » Junio 2010

Libro: El jesuita (Conversaciones con el cardenal Jorge Bergoglio)

por Poirier, José María · 12 Comentarios 

libro-bergoglio1Por Sergio Rubin y Francesca Ambrogetti, Vergara, Buenos Aires, 2010, 192 páginas.

Con prólogo del rabino Abraham Skorka, este libro-entrevista abunda en expresiones que podrían recordar al polémico y poco obediente jesuita Leonardo Castellani, y que por momentos evocan la prosa barrial y magnética de Leopoldo Marechal.

Jorge Mario Bergoglio –el primer hijo de Ignacio de Loyola que llega a arzobispo de Buenos Aires– y, según trascendidos, un cardenal muy votado en el pasado cónclave, cuenta de él en este texto que bien puede ser definido insólito dada su conocida y obcecada negativa a todo tipo de requerimiento periodístico. Su habitual silencio guarda similitud con el del caudillo radical Hipólito Yrigoyen, que ganaba poder dejando la interpretación de sus intenciones a los hermeneutas de sus parcos gestos. En cambio, aquí Bergoglio relata muchos aspectos de su vida, desde los estrictamente personales o familiares hasta los políticos.

Sobre el camino que decidió a los 21 años explica: “Lo que estaba claro era mi vocación religiosa. Entré a la Compañía de Jesús atraído por su condición de fuerza de avanzada de la Iglesia, hablando en lenguaje castrense, desarrollada con obediencia y disciplina. Y por estar orientada a la tarea misionera”. En sus respuestas no falta la ironía, como cuando cuenta que le hubiera gustado ir a misionar a Japón, y remata: “Unos cuántos se hubieran salvado de mí acá si me hubieran enviado allá”.

Su inclinación por la literatura argentina aparece tanto en el texto final sobre el Martín Fierro como en frases sueltas: “Siempre me impresionó lo que comenta Ricardo Güiraldes en Don Segundo Sombra, que su vida estuvo signada por el agua. Cuando era chico semejaba un arroyito saltarín entre las piedras; cuando era un hombre, un río impetuoso; y de viejo, un remanso”. Cuando estaba en Santa Fe, para estimular a los alumnos “les hacía escribir cuentos y en un viaje a Buenos Aires se los mostró nada menos que a Jorge Luis Borges”, a quien luego llevaría a dictar una conferencia al colegio de la Inmaculada Concepción.

Este sacerdote de inconfundible olfato político impresiona a veces por la seguridad de sus afirmaciones y, al mismo tiempo, desconcierta con algunas frases: “No tengo todas las respuestas. Ni tampoco todas las preguntas. Siempre me planteo más preguntas, siempre surgen preguntas nuevas. Pero las respuestas hay que ir elaborándolas frente a las distintas situaciones y también esperándolas.  Confieso que, en general, por mi temperamento, la primera respuesta que me surge es equivocada. Frente a una situación, lo primero que se me ocurre es lo que no hay que hacer. Es curioso, pero me sucede así. A raíz de ello aprendí a desconfiar de la primera reacción. Ya más tranquilo, después de pasar por el crisol de la soledad, voy acercándome a lo que hay que hacer. Pero de la soledad de las decisiones no se salva nadie”.

Acaso el testimonio más esperado por el periodismo es el que se refiere a la última dictadura militar y a las calumnias que le tocó sufrir. Habla de los sacerdotes Yorio y Jalics, secuestrados y finalmente liberados, explica: “Para responder tengo que contar que ellos estaban pergeñando una congregación religiosa, y le entregaron el primer borrador de las Reglas a los monseñores Pironio, Zazpe y Serra.

Conservo la copia que me dieron. El superior general de los jesuitas quien, por entonces, era el padre Arrupe, dijo que eligieran entre la comunidad en que vivían y la Compañía de Jesús, y ordenó que cambiaran de comunidad. Como ellos persistieron en su proyecto, y se disolvió el grupo, pidieron la salida de la Compañía. Fue un largo proceso interno que duró un año y pico. No una decisión expeditiva mía.

Cuando se le acepta la dimisión a Yorio, también al padre Luis Dourrón, que se desempeñaba con ellos –con Jalics no era posible hacerlo porque tenía hecha la profesión solemne y solamente el Sumo Pontífice puede hacer lugar a la solicitud– corría marzo de 1976, más exactamente era el día 19, o sea, faltaban cinco días para el derrocamiento del gobierno de Isabel Perón. Ante los rumores de la inminencia de un golpe, les dije que tuvieran mucho cuidado. Recuerdo que les ofrecí, por si llegaba a ser conveniente para su seguridad, que vinieran a vivir a la casa provincial de la Compañía”.

Cuando se le pregunta por el encono de Hebe de Bonafini, de las Madres de Plaza de Mayo, dice: “Hay que ponerse en el lugar de una madre a la que le secuestraron a sus hijos y nunca más supo de ellos, que eran carne de su carne; ni supo cuánto tiempo estuvieron encarcelados, ni cuántas picaneadas, cuántos latigazos con frío soportaron hasta que los mataron, ni cómo los mataron”.

El libro da pistas para conocer a una persona particularmente amada por su clero, temida por el gobierno de los Kirchner (sus silencios molestan más que sus palabras), respetada entre sus pares en el episcopado, muchas veces más admirada por intelectuales ajenos a la Iglesia y miembros de otros credos que en ambientes católicos. Esperanzado con la Iglesia y moderadamente optimista con el futuro de nuestro país, arriesga: “Es lo que siento. Puedo equivocarme. Nosotros no lo veremos, lo verán nuestros hijos. Como aquel cuento de los dos curas que están charlando sobre un futuro concilio y uno pregunta: ‘¿Un nuevo concilio va a suprimir el celibato obligatorio?’ Y el otro responde: ‘Parecería que sí’. Pero el primero concluye: ‘De todas maneras, nosotros no lo vamos a ver; lo verán nuestros hijos’”.

Comentar con mi usuario de Facebook

comentarios en Facebook

Deje su comentario en nuestro sitio Web

Escriba su comentario aquí

Comentarios

12 comentarios to “Libro: El jesuita (Conversaciones con el cardenal Jorge Bergoglio)”
  1. Reynaldo Treviño Cisneros dice:

    Me parece muy apropiado entrar en un conocimiento más profundo sobre las razones que expone el Papa Francisco y sobre el contexto real en derredor de sus experiencias existenciales. Muchos nos apresuramos a juzgar sin conocer la verdad y ello provoca confusión, incluso escándalo, entre lectores de todo el mundo. Se impone la necesidad de ser prudentes, dadas la forma y velocidad en que se transmiten prejuicios y errores.

    • marisa quintana dice:

      Totalmente de acuerdo con tu comentario Reynaldo, hay que darse tiempo para leer más sobre su persona sobre su vida y todo lo que ha vivido para hacer luego una crítica.Muchos aprovechan a difamarlo subiendo textos sobre familiares con publicaciones que realmente ofenden y apena que lo ensucien de esa manera tan cruel.Rezo por nuestro Papa Francisco que el Señor le acompañe siempre, lo ilumine y le de fortaleza para llevar adelante nuestra querida iglesia!!

  2. Gloria De Correa dice:

    los Colombianos estamos felices con la designación de su Santidad Francisco Como PAPA Representante de DIOS en la tierra. Es el mejor regalo que él nos ha dado en los momentos más dificiles que vivimos en nuestro Pais, tierra hermosa y bendecida por el todopoderoso. Ojala y con su viaje a Colombia llegue la paz el amor y prosperidad para quienes habitamos este terruño

  3. WALTER GERULA dice:

    como lo puedo comprar ?

    • Ana Dolores dice:

      Oremos por el papa Francisco, es la esperanza para los catolicos,porque necesitamos iniciar cambios en nuestra Iglesia que susciten seguidores de JESUS,mi experiencia al haber tenido un encuentro con una persona, hace que me identifique con el papa,cercano,transparente,lleno de amor por la palabra yel servicio como lo hizo Jesus,si le seguimos seremos mejores en esta tierra.

  4. Octavio Castillo dice:

    Quiero saber como adquirir el libro EL JESUITA. Gracias Octavio Castillo

  5. Desde Lima, felicito por este libro tan bien escrito y que revela múltiples facetas de la desbordante y atractiva personalidad de este argentino, jesuita, auténtico pastor según el corazón de Cristo y las necesidades de los tiempos modernos.

  6. Ana R. dice:

    Acá les dejo el libro en pdf para leerlo on line ¡¡ Que lo disfruten !! y viva el papa Francisco !!

    http://leerlibrospdf.com/book/el-jesuita-del-papa-francisco/

  7. Este libro va a ser de lectura obligatoria,
    para entender a esta Argentina,
    a esta Iglesia Argentina,
    y para purificar nuestra propia percepcion de nosotros mismos,
    no fue facil lidiar con Peron, el peronismo, la tendencia, la Teologia de la Liberacion y seguir creyendo en Dios,
    solo el humor nos salvara, y el Papa Pancho parece tenerlo,
    le sugiero al Papa una especial bendicion para los hinchas de Huracan,
    despues de tantas muestras de cercania con el Cuervo,
    abrazo,

  8. Virginia Rios dice:

    Es una mala costumbre en muchas personas, juzgar sin tener el conocimiento necesario para hacerlo.

  9. ISABEL SANCHEZ PORCAR dice:

    ME GUSTARIA LEERLO.ES BIOGRAFIA DE NUESTRO PAPA,EL QUE LE ESCANDALICE QUE NO SE INTERESE POR EL.ESTOY FELIZ POR TENER UN IGNACIANO EN EL ESTADO VATICANO.EN OTROS CICLOS HA HABIDO OTRAS PERSONAS Y LAS HEMOS RESPETADO.LA OBEDIENCIA A XTO. ES PRECISAMENTE RESPETAR LOS CICLOS.UNA IGNACIANA.

Revista Criterio