Revista Criterio
Política-Economía, Sociedad
Nº 2387 » Noviembre 2012

La moneda virtual, un punto de partida

por Laura, Guillermo · 6 Comentarios 

La historia muestra que ninguna moneda, aún la acuñada en oro, pudo cumplir la función de patrón de valor estable en períodos prolongados. El dólar, moneda estrella, tuvo en el siglo XX una inflación de 2006% y perdió el 95% de su poder adquisitivo.La Fundación Metas Siglo XXI estudia metas públicas para el desarrollo, la generación de empleo y eliminación de la pobreza. Presidida por Guillermo Laura, abogado y economista, no se limita a formularlas sino que analiza la forma de alcanzarlas.

A mi juicio, su trabajo más significativo es el proyecto de ingeniería de una red de autopistas que uniría las capitales de provincias y 1.150 ciudades donde vive el 82% de la población. Incluye la rehabilitación de los ferrocarriles y modernización del transporte en la Región Metropolitana de Buenos Aires. Confeccionaron todos los planos, estudiaron el financiamiento y su ejecución en 10 años. El proyecto, que generaría trabajo a 100.000 personas, lleva tiempo en el Parlamento sin que se lo considere. Esta inoperancia ante tan importante aporte de la sociedad civil, cuesta miles de muertes por año debido a nuestras obsoletas rutas de los años 30 y al agotado sistema ferroviario.

Otras metas de la Fundación refieren a vivienda digna para todos, red federal de aeropuertos, caminos rurales y forestación. En próximas notas las haremos conocer.

La Fundación Metas Siglo XXI acaba de editar un estudio sobre la moneda virtual. Considera que su implementación sería el punto de partida para la financiación de varias de las metas que promueve. Por ello pedimos al doctor Guillermo Laura que explique la innovadora propuesta.

Arturo Prins

Según Irving Fisher la moneda es la única unidad de medida inconstante que aún existe. Al ser denominador común del valor de los bienes, existe la percepción ptolomeica de que ella los determina: como centro del universo económico, los precios giran a su alrededor como satélites del astro moneda. La realidad copernicana es inversa: la moneda no fija el valor de los bienes sino que el precio de éstos determina el valor de la moneda, su poder adquisitivo. Así los esfuerzos por lograr una moneda estable son infructuosos. Para Poulett Scrope “un patrón de medida debe cumplir una única y suprema condición: ser invariable”. Si cambia, no sirve.

La solución es desdoblar las funciones de la moneda, ideando una nueva institución: la Unidad de Cuenta Estable. ”La verdad no se descubre; se inventa”, decía Popper. Fue lo que hicieron desde 1823 economistas con vocación copernicana: J. Lowe, G. Poulett Scrope, W. S. Jevons, A. Marshall, S. Newcomb, I. Fisher y A. Bunge. Marshall dice que, visto que la moneda corriente –currency– no puede ser estable, hay que convertir el concepto de la estabilidad (índice de precios) en una moneda (unidad de cuenta). Para ello hay que monetizar el índice, de modo que éste sea el contenido único y excluyente de la nueva institución, que nosotros denominamos moneda virtual.

La principal objeción a la indexación es su impacto inflacionario sobre la economía; un juicio de valor falso (Milton Friedman). La indexación no agrega medios de pago y por tanto no impacta sobre el primer término de la fórmula de Fisher, a favor de la inflación. En cambio, su uso universal favorece la estabilidad pues reduce la velocidad de circulación, al crear opciones de ahorro protegidas contra la inflación, en reemplazo del refugio en bienes innecesarios. A largo plazo puede actuar también sobre el segundo término de la fórmula de Fisher, en pro de la estabilidad, aumentando la oferta de bienes por la canalización del ahorro a la producción.

La Argentina es el único país que prohíbe la indexación y tiene la segunda inflación más alta del mundo. Ocurre que todas las variables macroeconómicas están indexadas: los precios por el mercado, los salarios por las convenciones colectivas y los impuestos por su propia estructura al ser porcentajes de precios o ingresos. La prohibición de indexar sólo alcanza al ahorro y a los instrumentos de crédito. Con ello se inhibe el mercado de capitales y la inversión a largo plazo, mientras se promueve la fuga de capitales: entre 2007-11 fugaron US$ 79.007 millones, o sea US$ 43 millones por día.

Chile aplica desde hace casi cinco décadas la indexación universal, por medio de la Unidad de Fomento (UF), con estos resultados:

a) Desencadenó el milagro del ahorro (saving miracle), protegido contra la inflación por la UF en los plazos fijos.

b) La UF fue más estable que el dólar. Desde 1975 su valor en dólares se cuadruplicó. Quien ahorró 100 dólares en 1975 y los colocó en el banco en UF, en 2011 obtuvo 1.362 dólares: 13 veces más.

c) Pesificó la economía y bajó la deuda externa, entre 1985-2000, a menos de la mitad, medida como porcentaje del PBI.

d) El Estado chileno se financia en pesos a 25 años, al 3% de interés anual.

e) El ahorro fue a la inversión lográndose el mayor crecimiento per cápita de América latina (1974-2009): 7 veces más que la Argentina y 3 más que Brasil.

f) Redujo la inflación del 508,1% anual (1973) al 3,3% (promedio anual entre 2000-09).

g) Solucionó el problema de la vivienda con créditos hipotecarios al alcance de todos, a 25 años y 5% de interés anual. Chile es el único país de la región que superó las villas de emergencia.

h) Logró la bancarización más alta de América latina: 79% del PBI.

El ejemplo se extendió a Uruguay, Colombia y México con resultados positivos. Uruguay pesificó el 47% de la deuda externa y sus bonos pagaderos en pesos se cotizan exitosamente en Wall Street.

La Argentina debe crear su UF. En La moneda virtual (ed. Fundación Metas), libro que escribí con Ergasto Riva y que se adquiere como e.book en www.todoebooks.com, proponemos un proyecto de ley adecuado a la legislación del país, para implementar esa moneda que permitirá el financiamiento, a largo plazo y baja tasa de interés, de viviendas y obras de infraestructura (saneamiento, transporte, energía). La Constitución establece que la responsabilidad de fijar el valor de la moneda es del Congreso. El éxito de la propuesta exige tener un índice de precios serio.

La creación de la moneda virtual o Unidad de Cuenta Estable (UCE) se complementa con un programa de bancarización inducida, que alcanzaría en 4 años la obtenida en Chile (79% del PBI). Implica expandir el crédito bancario genuino en US$ 260.000 millones, plataforma de lanzamiento para un vasto plan de desarrollo. La creación de la UCE prevé también otras medidas: derogación del impuesto al cheque, conversión automática a UCE de los plazos fijos a 90 días o más, incorporación al Código Civil de la intervención obligatoria de los bancos en los pagos relevantes, ampliación del horario bancario al público de 9 a 19 horas, universalización del acceso al sistema bancario y direccionamiento del crédito a metas de desarrollo.

Una seria advertencia: el crédito abundante no garantiza la creación de riqueza. El país tiene una pulsión irresistible a destinar crédito al crecimiento de una burocracia improductiva y no al trabajo productivo con metas claras y modelos de gestión. Esto lo explicamos en el libro Abundancia de lo indispensable para todos (ed. Fundación Metas) que escribí con Adolfo Sturzenegger.

Comentar con mi usuario de Facebook

comentarios en Facebook

Deje su comentario en nuestro sitio Web

Escriba su comentario aquí

Comentarios

6 comentarios to “La moneda virtual, un punto de partida”
  1. Hace años que el Dr. Guillermo Laura viene exponiendo proyectos de obras absolutamente indispensables, y de factible realización. No han recibido tratamiento, pese a que se han acumulado firmas en su apoyo.Pareciera que hay una vocación, muy enferma, de autovictimización en la sociedad argentina. Las pruebas y resultados están a la vista. Desconozco si esos proyectos del Dr. Laura se han editado o haya forma de compilarlos; para, siquiera, llevárselos personalmente a distintos legisladores en nuestro caracter de ciudadanos necesitados de esas obras y plantearselas como exigencia de tratamiento.

  2. Es cierto que Chile ha logrado disminuir en forma muy importante la cantidad de personas que tienen ingresos por debajo de la línea de pobreza. Y esto no es un logro menor, pero no es lo único que se debe analizar.

    La desigualdad social está en los peores niveles de América Latina, ni en su peor momento Argentina fue tan desigual como Chile en su pico de éxito. La inequidad de la distribución del ingreso es palmaria, los sectores más concentrados de la economía han ganado muchísimo más que los de menores ingresos.

    Los salarios no se actualizan con la UF y su sistema educativo es una barrera que impide la movilidad social, con universidades aranceladas y caras.

    Y, aunque se ha seguido un modelo económico donde lo privado es protagónico, tampoco hay que olvidar que el 50% de las exportaciones de Chile provienen de la minería y que ni siquiera el corrupto Pinochet pudo privatizar el cobre.

  3. Martín Lagos dice:

    SABEMOS QUE LAS UNIDADES DE MEDIDA DE VALOR NO PUEDEN SER ABSOLUTAMENTE ESTABLES. PERO EN LOS CASOS DEL DOLAR, EL MARCO Y EL FRANCO SUIZO, POR EJEMPLO, HAN SIDO LO SUFICIENTEMENTE ESTABLES COMO PARA PERMITIR CONTRATAR CON UNA INCERTIDUMBRE ACOTADA. ES IMPACTANTE PONER CIFRAS DE 100 AÑOS, PERO LOS CONTRATOS SE HACEN POR LAPSOS MUCHOS MÁS CORTOS. CUANDO UNO DESCOMPONE ESTAS CIFRAS SALE QUE ALEMANIA TUVO EN 48 AÑOS UNA INFLACIÓN DE 2,7% POR AÑO, EE.UU. 4% Y FRANCIA, INGLATERRA E ITALIA, CERCA DEL 6%. LA UF CHILENA, INDEXADA, HA SIDO EXITOSA PORQUE CHILE HA CUIDADO DE TENER UNA INFLACIÓN BAJA.

    • Martín,
      La pregunta sigue siempre siendo ¿Que es un sistema económico social “exitoso”?

      Chile indudablemente ha mejorado los ingresos de los niveles más bajos y al mismo tiempo ha multiplicado muchísimo más los del 1% de la población más rica.

      Además ha cerrado con candados enormes la movilidad social, bloqueando por ejemplo el acceso a la educación de calidad, en un país donde la desigualdad económica es más comparable a la de Haití que a la Argentina.

      Si tus expectativas de vida, tu capacidad de imaginar y soñar, está limitada desde el instante mismo de tu nacimiento, para mi el sistema no es exitoso sino injusto.

      La inflación sin duda es un problema que debe ser atendido y es verdad que en Chile es baja, pero usarla como medida de éxito no es correcto. Sobre todo teniendo en cuenta que centrar los objetivos de la economía en la lucha contra la inflación produce la inequidad social. Y según Stiglitz, por ejemplo, también un menor desarrollo económico.

      Cordialmente,
      jc

  4. GUILLERMO LAURA dice:

    Sería conveniente que Martín Lagos antes de opinar lea el libro La Moneda Virtual para no dar una opinión tan frívola e infundada.
    Las monedas reputadas “estables” como las que él cita, tuvieron esta inflación en apenas 48 años:
    Alemania : 1950-1948 : 269% Usted considera que una moneda que tiene 269% de inflacion es estable?
    Gran Bretaña tuvo 1717 % de inflacion; Francia: 1269%; e Italia 2400%. En página 65 del libro tiene tratados todos estos casos.
    La UF fue exitosa en Chile para blindar el ahorro contra la inflación en todo momento especialmente en épocas de alta inflación. La UF no persigue como finalidad frenar la inflación (que depende de la política monetaria del Banco Central).Sólo procura que los efectos mas perniciosos de la inflación no recaigan sobre los acreedores de renta fija como lo afirma F.Hayek.
    Recomendamos calurosamente a Martín Lagos que lea el libro para que pueda dar una opinión seria y fundada que será bienvenida y muy valorada. Tenemos un ejemplar a su disposición en la FUNDACION METAS SIGLO XXI 4-311-2274 o 4-311-6888

  5. jorge montendgro dice:

    Lamentablemente “la moneda virtual”omite la unica y principal causa de envelecimidnto la moneda y bienes:La USURA.Nuevos nombres,angiguos problenas.Contador Publico-Abogado-Catedrarico.”no basta decir los males,sino sus causas”Aristoteles

Revista Criterio