Revista Criterio
Iglesia
Nº 2357 » Enero 2011

Cultivar la esperanza

por Casaretto, Jorge · 1 Comentario 

Pistas para vislumbrar a Dios en la vida en el libro La esperanza es un camino,

de José María Recondo.En su obra Raíz de la esperanza, el gran teólogo español Olegario González de Cardedal plantea una cuestión muy luminosa. Normalmente la virtud de la esperanza la referimos a Dios, de quien esperamos recibirlo todo. Pero ¿puede Dios esperar algo de nosotros? En su infinita bondad, Él nos hizo a su imagen y semejanza, libres, y nos dio no sólo el don de la vida sino que también nos convocó a vivirla como una misión. Por

lo tanto, espera de nosotros que la llevemos adelante.

Creo haber encontrado en el libro del padre José María Recondo pistas para vislumbrar la esperanza de Dios sobre nuestras vidas. Porque a lo largo de cada uno de sus capítulos permite descubrir la clave para “no decepcionar las esperanzas de Dios”. Paradójicamente, podemos alegrar la vida de Dios si le somos fieles, si confíamos en que nos concederá los dones necesarios para cumplir la misión que nos ha asignado. Si aprendemos a “esperarlo” todo de Él, podremos responder a las esperanzas que ha puesto en nuestro ser y en nuestra misión. La esperanza es un camino constituye una pequeña joya de la espiritualidad cristiana, un libro para quienes nos seguimos planteando los interrogantes de este mundo en cambio.

Felizmente, no es un recetario ni un manual de respuestas. Cualquier libro que intente ese camino sería un fracaso desde el vamos. Lo valioso de La esperanza… es la invitación a descubrir los “caminos de fondo”, las amplias avenidas que con la fuerza

del Espíritu debemos construir desde nuestra interioridad para enfrentar los grandes desafíos de este apasionante momento cultural. Y el desafío fundamental es el de encontrarle sentido a la vida. Al abrirnos a la trascendencia, el texto nos brinda las claves para superar la tentación de reducir nuestros horizontes a la sola respuesta del bienestar inmediato.

Recondo va transitando los procesos necesarios para acrecentar esta virtud. Aprender a cultivarla de modo tal que ella misma nos vaya trasformando en peregrinos capaces de sembrarla con el testimonio de la propia vida. Es además un sentido homenaje a la figura del recordado cardenal Eduardo Pironio, verdadero maestro y profeta de esperanza, cuyas enseñanzas siguen poniendo luz en nuestra existencia.

Se trata de un libro de lectura fácil y amena. Ideal para quienes desean aprovechar el tiempo de descanso también para el enriquecimiento interior.

Comentar con mi usuario de Facebook

comentarios en Facebook

Deje su comentario en nuestro sitio Web

Escriba su comentario aquí

Comentarios

1 comentario to “Cultivar la esperanza”
  1. Es difícil comentar los libros que presenta la revista “Criterio” cuando uno no los ha leído. En el caso de “La esperanza es un camino” de José Ma. Recondo, uno tiene la satisfacción de encontrar ideas sencillas, que transmiten un fresco aliento.

    Felizmente, dice el autor de la nota, no es un recetario, ni un manual de respuestas… Lo valioso de “La esperanza…”, e importa destacarlo, es descubrir “los caminos de fondo”.

    Es interesante que proponga superar la tentación de reducirlo todo al bienestar. Y que sea presentado como una oportunidad para “enfrentar los grandes desafíos de este apasionante momento cultural”, según palabras de Mons. Jorge Casaretto, que presenta la obra.

    Alegra saber que el libro es un homenaje al Cardenal Eduardo Pironio, que es recordado como un profeta de la esperanza. Y que represente una invitación a vivirla a pesar de algunas actitudes y conductas humanas, que parecieran constituir su negación.

    Mons. Casaretto invita a cultivarla, “de modo tal que ella misma nos vaya transformando en peregrinos capaces de sembrarla con el testimonio…”

    Gracias.

    Prof. María Teresa Rearte

Revista Criterio