Revista Criterio
Cultura, Notas de Tapa
Nº 2380 » Abril 2012

Roland Joffé: “Mi trabajo es pensar qué es la creencia”

por De Vita, Pablo · 2 Comentarios 

Con Secretos de pasión el director Roland Joffé vuelve a las pantallas locales con una gran producción que –como La misión– enmarca un momento histórico del catolicismo. La figura de Josemaría Escrivá de Balaguer es uno de los vértices sobre los que se erige el relato. En exclusiva, dialogó con Criterio sobre los alcances de su nueva obra.Su ópera prima Los gritos del silencio, sobre la experiencia de dos periodistas en Camboya en pleno régimen de Pol-Pot, le valió su primera nominación al Oscar como Mejor Director. Dos años después, y en el imponente marco de las Cataratas del Iguazú, realizaría la que se considera su obra cumbre: La misión, con los protagónicos de Robert De Niro y Jeremy Irons, sobre el fin de las misiones jesuitas durante la colonización española en América latina. La filmografía de Joffé prosigue con desniveles artísticos en Fabricantes de sombras, City of Joy, La letra escarlata y Vatel, entre otras.

A un año de su estreno en España, finalmente en los cines argentinos se conocerá su última obra There be dragons (Encontrarás dragones), rebautizada para su lanzamiento latinoamericano con el menos simbólico pero más efectista título Secretos de pasión. Curiosamente se estrenará con otra edición que el propio director realizó, restándole alrededor de veinte minutos al metraje original. “Esta versión es mejor porque se fija de forma más estricta, más económica y poderosa en aquello sobre lo que trata la película. Me enamoré de una parte de la historia: Josemaría Escrivá y la fundación del Opus Dei, que resultó muy grande para la estructura del film”, aseguró Joffé.

El film relata una historia de amor que transcurre durante la Guerra Civil Española y que es descubierta por un periodista que vive y trabaja en Londres en la década del 80. Su investigación lo lleva a conocer la juventud de su padre y cómo se involucró en el bando republicano. También indaga en su vínculo con Escrivá de Balaguer, que en esos convulsionados días conformaría la orden Opus Dei.

En su contacto con la prensa, el realizador se muestra afable y con la característica flema inglesa, natural para quien nació en Londres en 1945. Una deficiente traducción empañó los momentos más reflexivos, aunque la ayuda del diseñador de arte Eugenio Zanetti permitió sortear esas dificultades.

Es deslumbrante su labor al recrear el Madrid de las décadas del ’30 y ‘70 en la estación Constitución, los alrededores de Plaza de Mayo y Luján. Joffé afirma: “Elegimos Buenos Aires porque es mucho más barato filmar y porque es una ciudad maravillosa y que conozco desde hace mucho tiempo”.

 

–¿Qué rasgos de Escrivá de Balaguer le resultaron atractivos como para incluirlo como un personaje de la película?

–Encontré a un hombre que en una época dividida en dos bandos se preocupó ante todo por encontrar en el semejante a un ser humano, más allá de las diferencias ideológicas. Recordemos que durante la Guerra civil española aquél que no pensaba como uno no merecía vivir.

 

–¿Qué elementos modificó de su biografía para fortalecer el drama histórico?

–Intenté mantener la biografía lo más cercana posible a la información que investigué. Por ejemplo, Josemaría tuvo la idea del Opus Dei antes de la Guerra Civil pero durante ese período pudo darle forma de manera consolidada. Pienso que el elemento más importante de la película es el perdón y la idea de transformar el pasado que nos atormenta.

 

Secretos de pasión costó 25 millones de euros, muchos aportados de manera individual a través de un fondo de inversión impulsado por el productor del film, Ignacio Gómez-Sancha, ex vicepresidente de la Bolsa de Madrid. Previo a su estreno español, Joffé tuvo su premiere en el Vaticano, donde estuvo, entre otros, Joaquín Navarro Valls, ex vocerode Juan Pablo II y miembro del Opus Dei. Empero, su director se encarga en aclarar: “No se trata de una película del Opus, sino de una producción donde participan muchos inversores, algunos pertenecientes a esa institución”. Ante la pregunta específica sobre la organización, Joffé es terminante: “Siempre pensé que hay mucha incomprensión al respecto. Lo que ellos hacen para algunas personas es bueno y creo que el mundo sería peor si no lo hicieran”. A la hora de las definiciones el también director del fallido thriller gore Captivity se considera un agnóstico de izquierda.

 

–Pero algunas de sus más importantes películas se relacionen con personas de fe.

–Mi interés no pasa por la fe sino por la vida. Mi trabajo es pensar en qué es la creencia, cómo es esa cualidad y qué hacemos nosotros al respecto. La fe y la ciencia son dos modelos interesantes e indago en sus virtudes y defectos.

 

–¿Cómo se articula su mirada al mundo de la religión en La Misión y Secretos de Pasión?

–Ambas películas tratan sobre la elección, y sobre la complejidad de esa elección. Uno de los análisis más interesantes de Jean-Paul Sartre se refiere a la vida concreta y al modo de elección. La ciencia moderna no parece ser tan moderna cuando dice que somos una suerte de robots químicos, que no tenemos ninguna posibilidad de elegir. Coincido con Sartre en la fascinante experiencia que significa una vida pensada en la posibilidad de optar. Sucede en las dos películas, pero Secretos de pasión tiene mucho más que ver con las consecuencias personales y en cómo la gente es afectada en su fuero más íntimo a partir de su elección.

 

–Para ser un hombre agnóstico tiene un discurso muy metafísico.

–Estos son hechos que no se explican desde la conciencia, pero sí pueden afectar los pensamientos materiales entre el observador y lo que está observando. Eso significa que el universo es probablemente producto de la conciencia y existe una relación de la conciencia con la aprender, excepto en algunas religiones muy antiguas. Hemos olvidado el carácter mágico de nuestra vinculación con el universo.

Comentar con mi usuario de Facebook

comentarios en Facebook

Deje su comentario en nuestro sitio Web

Escriba su comentario aquí

Comentarios

2 comentarios to “Roland Joffé: “Mi trabajo es pensar qué es la creencia””
  1. sabrina dice:

    Excelente director con una filmografía de contenidos diversos y profundos.!! muy buena nota

  2. Adrian dice:

    Muy buena película

Revista Criterio